Close Button
Compartir

¿Por qué las cámaras de los Nokia eran tan buenas?

Aunque a día de hoy marcas como Samsung, Apple o Xiaomi son las firmas de tecnología móvil más importantes, hace años era otra marca la que dominaba el mercado sin prácticamente competencia.

Nokia tenía los mejores móviles y a pesar de que a día de hoy sigue bastante viva, su popularidad nada tiene que ver.

Nokia Zeiss

Nokia siempre se ha caracterizado por su apartado fotográfico

Porque los dispositivos de Nokia no solo solo eran un referente en cuanto a calidad, diseño y materiales, si no que su apartado fotográfico era de lo mejor. ¿Qué es lo que hacía tan especial a la cámara de los dispositivos de Nokia hace 10 años? Descubrámoslo.

Por qué las cámaras de los dispositivos Nokia eran tan buenas

NokiaMob ha compartido un interesante vídeo donde explica cuáles fueron las razones por las que los dispositivos de Nokia tenían un apartado fotográfico tan sobresaliente.

En primer lugar los dispositivos Nokia tenían sensores personalizados para cada uno de sus buque insignia, mientras que la mayoría de los teléfonos Android de hoy en día comparten sensores.

Por otro lado, la firma solía poner mucha atención a los detalles y eso se notaba en sus sensores. Nokia usaba ópticas Zeiss que por aquel entonces, eran los mejores en lo que hacían.

En otro orden de cosas y Google con sus Pixel es experto en ello, de nada sirve tener un buen hardware de cámara si luego el software un desastre. Las cámaras de Nokia contaban con reducción de ruido o HDR, priorizando el procesamiento de fotos para ser las número uno.

En cuarto lugar, Nokia supo hacer una interfaz de cámara con muchas opciones para los expertos pero fácil de entender para los más inexpertos. Sus controles predefinidos eran suficientes para hacer fotografías de gran calidad y si alguien quería sacar el máximo provecho de estos controles, solo tenía que activar los ajustes avanzados.

Por último y no por ello menos importante, Nokia apostó mucho por el apartado fotográfico en sus terminales para diferenciarse de su competencia, siendo la marca que más innovaba en este aspecto. ¿El resultado? Que un teléfono de 2013 le plante cara a topes de gama actuales.

Por desgracia Nokia apostó por el sistema operativo equivocado y es que en el caso de haberse situado en el lado de Android desde un principio, seguramente la situación actual sería otra muy distinta. Una pena.

Temas relacionados: Móviles, Nokia

Compartir
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!