Cuando Facebook construyó un móvil que solo podía ser usado por personas diestras y otras historias absurdas

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Mark Zuckerberg

Facebook es una de las empresas de tecnología más importantes del mundo. No solo cuentan con la propia red social de Facebook, utilizada por millones de personas a lo largo y ancho de todo el mundo, sino de otras plataformas no menos conocidas como WhatsApp o Instagram. Casi nada.

Pero la historia de Facebook no está llena de grandes operaciones y éxitos inmediatos. Como toda empresa también tiene problemas y sobre todo, también toma malas ideas y decisiones. Ni siquiera los millonarios como Zuckerberg son perfectos y si no que se lo digan al propietario de Amazon.

No todo en Facebook es perfecto

El conocido medio digital The Verge acaba de publicar una entrevista con el periodista Steven Levy con motivo de la reciente publicación del libro Facebook: The Inside Story. Como otros muchos libros dedicados a grandes empresas tecnológicas, este cuenta los origines de la empresa así como un repasado de sus 16 primeros años de vida.

En la entrevista, Levy cuenta algunas anécdotas interesantes de los primeros años de Facebook, como cuando por ejemplo el bueno de Zuckerberg hackeó correos electrónicos de algunos periodistas para saber en qué estaban trabajando o cuando se acusó a su creador de haber robado la idea de Facebook de otros estudiantes.

El libro también hace mención a importantes hecho como la compra de WhatsApp, sin ninguna duda una de las grandes noticias del año 2014, no solo por el hecho en sí mismo sino también por todo lo que significaba que una empresa como Facebook siempre criticada por su falta de privacidad y seguridad, obtuviera acceso de inmediato a millones de números de teléfonos de todas las partes del mundo.

Pero sin duda alguna, la anécdota más curiosa fue la construcción de un teléfono por parte de Facebook. El dispositivo contaba con un procesador Intel y disponía de un innovador sensor táctil que permitía desbloquear el terminal. Lo mejor es que dicho sensor solo funcionaba con las personas diestras y Facebook ni siquiera intentó solucionarlo. “A Facebook no le importaban las personas zurdas” – llegó a manifestar un trabajador anónimo de la red social al autor del libro.

De momento el libro está en ingles por lo que esperamos que al final se traduzca al castellano. Conocer la historia de una compañía como Facebook siempre es bastante divertido y en especial si tiene anécdotas tan curiosas como las anteriores.

Entérate siempre de la última hora de Android en nuestro canal oficial de Telegram, ¡únete!

Sigue a Andro4all

Archivado en Facebook
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

Otras webs de Difoosion