Tu próxima powerbank podría estar hecha de la fruta que peor huele del mundo

Última actualización el 07/03/2020 a las 17:02

Además de contar con el mejor procesador del mercado o con un apartado fotográfico que pueda rivalizar con una reflex, lo que buscamos los usuarios a la hora de comprar un nuevo smartphone es un dispositivo que tenga una batería que no nos deje tirado a mitad del día.

fruta durian

Porque es frustrante que a la hora de la comida tengamos que ir buscando con cable en mano, enchufes donde conectar nuestro teléfono móvil.

Sin embargo hay ocasiones en las que es inevitable que la batería de nuestro terminal se agote y no será la primera vez que no encontremos un enchufe cerca donde poder cargarlo.

Para ello existen las powerbanks, “pequeños” dispositivos rectangulares con los que poder rellenar de vitalidad nuestro ya teléfono sin apenas energía.

Por lo general, un accesorio como este poco o nada puede ser mejorado más allá de lanzar al mercado modelos con un mayor número de mAh, pero una investigación de la Universidad de Sidney podría revolucionar el mercado de las powerbanks.

¿Cómo? Gracias a la fruta más apestosa del mundo.

Tápate la nariz porque tu próxima powerbank podría estar hecha con la fruta más apestosa del mundo

Xiaomi

Tal y como leemos en Android Authority, el profesor Vicent Gomes y su equipo de investigación quieren utilizar la fruta que peor huele del mundo para fabricar powerbanks.

El durián, que así se llama la fruta, más allá de​ tener un gusto intenso y agradable, con una textura cremosa (como el aguacate), se le ha llegado a nombrar como la fruta más apestosa del mundo.

Ahora bien, estos investigadores creen que utilizando los desperdicios del durián, podrán fabricar supercapacitores o supercondensadores con los poder almacenar y liberar energía sin problema alguno, así como también cargar cualquier dispositivo electrónico.

Gomez así mismo piensa que estas “baterías” naturales son una magnífica alternativa de bajo coste y que serían un sustituto perfecto de las powebanks de plástico actuales.

A pesar de todo ello, el uso de esta fruta para crear este tipo de dispositivos llevará tiempo. Los seres humanos nos tomamos este tipo de innovaciones ecológicas con bastante calma y escepticismo y a pesar de que este grupo de investigadores ha demostrado que se pueden crear “powerbanks” con materiales biológicos y naturales, no tengáis duda de que tenemos plástico para años.

Nos encanta generar residuos que no degradan con el paso de los años y poco reciclables, que le vamos a hacer.

Recordad que las powerbanks son uno de los accesorios más demandados y que comprarlas por internet tiene sus riesgos. Existen muchísimas falsificaciones de mala calidad de este tipo de productos que pueden poner en peligro la vida de nuestro teléfono móvil.

Xiaomi ya avisó de estos peligros y creó una serie de vídeos en su canal de YouTube para saber diferenciar un producto verdadero de uno falso.

Nosotros y a falta de una mejor alternativa, seguiremos comprando powerbanks de plástico. Solo esperamos que cuando llegue el día en el que las powerbanks hechas con durián lleguen al mercado, no huelan tan mal como la fruta.

Esperemos.