Por qué la Xiaomi Mi Band sigue siendo la reina de las pulsera inteligentes: todo lo que necesita su competencia para superarla

Última actualización el 11/04/2020 a las 12:01

No son pocas las preguntas que nos hacen acerca de los wearables día tras día. ¿Cuál es el mejor wearable del mercado? ¿Qué wearable se adapta a mis necesidades? ¿Merece la pena un wearable a día de hoy? Si bien se trata de unas preguntas bastante personales y su respuesta depende de los gustos y necesidades de cada uno, hay algunas cuestiones que no podemos evadir.

mi band

Los relojes inteligentes Android no han podido con el potencial del Apple Watch. Así de claro. Si bien es cierto que algunos dispositivos de Samsung y Huawei tienen bastantes adeptos –curiosamente ninguno de ellos apuesta por un sistema operativo basado en Android–, el reloj de Apple sigue siendo el número uno.

Ahora bien, si bien pocas marcas pueden competir con el Apple Watch en cuanto a relojes, este sigue sin ser el mejor wearable, y os lo digo yo que estoy escribiendo este artículo con uno en la muñeca.

La Xiaomi Mi Band 4, como así lo dijimos en un artículo, es el mejor wearable del mercado.

En pocas palabras, a pesar de ser un dispositivo mucho más simple que un Apple Watch, no solo cuesta 10 veces menos sino que ha conseguido que un mercado nicho como era el de los wearables, se convierte en algo popular y masificado.

En base a todo lo anterior, ¿es la Xiaomi Mi Band un producto perfecto? Para nada. ¿Puede la competencia superarlo? Efectivamente.

Así que debatamos

¿Cómo puede la competencia superar a la Xiaomi Mi Band?

Xiaomi Mi Band 4

¿Por qué la Xiaomi Mi Band es tan popular? Desde que la marca china lanzara su primer modelo allá por el año 2015, ha ido poco a poco evolucionando para cumplir las necesidades más básicas del consumidor.

Primero empezó como una simple pulsera para medir sueño y ejercicio hasta acabar convirtiéndose en una mezcla de reloj, pulsera de actividad y para estar al tanto de las notificaciones que recibimos en el smartphone.

Todo ello a un precio para todos los bolsillos.

Al contrario que sucede con un Apple Watch, los usos de la pulsera de Xiaomi están mucho más limitados. No podemos contestar mensajes, ni realizar llamadas de teléfono.

Por supuesto no podemos pagar en establecimientos porque la Mi Band todavía no tiene compatibilidad con NFC.

No estamos pidiendo que la Mi Band se convierta en un reloj inteligente como puede ser el Apple Watch, porque esto supondría un coste mucho más elevado, pero sí que nos gustaría encontrarnos con alguna pulsera de actividad con algunas funciones digamos… mas avanzadas.

Es hora de que alguna marca apueste por una pulsera de actividad que cogiendo lo ya hecho por Xiaomi, le añada funciones necesarias.

Lo principal sería: NFC para pagos en establecimientos y la posibilidad de tener una mayor interacción con las notificaciones que recibimos en el smartphone (contestar correos o WhatsApp), todo ello a un precio de no más de 50 dólares.

Con la llegada de realme al mercado, Xiaomi por fin ha encontrado un rival digno a su altura. Las dos firmas se han alzado como las principales defensoras de la tecnología a precios contenidos –a pesar de que el último Mi 10 tenga un precio de 1.000 euros– y cuando realme anunció que estaba trabajando en una pulsera de actividad, no pudimos hacer otra cosa que aplaudir.

¿Desbancaría a la Mi Band como la mejor pulsera del mercado?

realme Band en tres colores

Por desgracia no ha sido así. La realme Band es un producto poco arriesgado y se nota que la firma ha seleccionado todo lo bueno que tenían las Mi Band pero sin ir más allá.

Resultado, un producto de apenas 20 dólares para todos aquellos consumidores que busquen una pulsera de actividad buena, bonita y barata.

Que no es poco.

En definitiva, todavía no hay wearable –con perdón de Apple– que pueda superar a Xiaomi y su pulsera. La firma china tiene la oportunidad gracias a la Mi Band 5, de volver a dar un puñetazo sobre la mesa y seguir siendo la líder indiscutible.

Para ello tan solo necesita añadir esos pequeños detalles que hemos hecho referencia párrafos más arriba.

Por otro lado habrá que seguir esperando para que alguien le haga competencia real, ¿será realme con la Band 2? ¿O será otra la compañía que haga nuestra pulsera de actividad soñada? Ya lo veremos.