Todos mis amigos rootean su teléfono, ¿debería rootearlo yo?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

LG-G3-Root

Cada día nos preocupamos más por la tecnología, sobre todo en lo que a smartphones se refiere; y esto hace que nos interesemos más por todo el mundo que gira en torno a ellos y es inevitable que de vez en cuando escuchemos las palabras “root” o “rootear”. Incluso seguro que conocéis a gente que dicen que han rooteado su teléfono. Pero, ¿en qué consiste exactamente rootear nuestro teléfono? ¿Cuáles son las mejoras? ¿Hay riesgos? ¿Puedo hacer algo mal y quedarme sin teléfono? ¿Es legal?

Qué es y cuáles son sus ventajas

El primer paso sería saber qué significa exactamente tener el teléfono rooteado. La definición más exacta que puedo aportar es: rootear un teléfono es conseguir control absoluto sobre tu smartphone, vamos, tener permisos de administrador –como si de Windows se tratara–. Tener control total sobre tu teléfono suena muy bien, pero ¿para qué puedo utilizar ese poder? Pues para muchas cosas:

  • Podemos eliminar aplicaciones del sistema que vienen integradas por el fabricante o por la propia operadora de teléfono.

  • Podemos modificar la configuración de elementos de hardware, como la CPU, el chip del GPS, la GPU, etc. Y así mejorar el rendimiento del teléfono.

  • También podemos desactivar cualquier aplicación para que no trabaje en segundo plano consumiendo recursos y así nuestro teléfono tenga un mejor rendimiento.

  • Podemos instalar aplicaciones con funciones especiales que no podrían realizar si nuestro teléfono no estuviera rooteado.

  • Y la mayor ventaja –para mí–, actualizar o cambiar nuestro sistema operativo. Con los permisos root podremos cambiar nuestro sistema operativo instalando cualquier ROM que sea compatible con nuestro teléfono. Pudiendo personalizar nuestro smartphone completamente.

Estas son solo algunas de las utilidades de tener permisos de administrador, ya que con permisos de administrador podemos hacer casi cualquier cosa, en lo que a software se refiere. Pero si queréis saber más pros sobre el rooteo de nuestro teléfono hay una recopilación de 10 de motivos para hacerlo en uno de nuestros artículos.

Root-destornillador

¿Cuáles son sus riesgos?

Pero no todo es luz y color. Como ya le dijeron a Peter Parker una vez: un gran poder conlleva una gran responsabilidad, y con él podemos hacer el bien o transformar nuestro smartphone en un bonito pisapapeles –aunque en otro articulo explicamos una posible solución si tras instalar un módulo nuestro teléfono no enciende–. Los posibles contras más notorios contra el root pueden ser:

  • El root elimina la garantía. Es cierto que podemos volver atrás y dejarlo como nuevo, pero eso es un proceso más complicado.

  • El root disminuye la seguridad de nuestros datos, tanto datos multimedia como personales, ya que los privilegios que tenemos también los tienen las aplicaciones que instalamos.

  • El root puede darnos problemas para recibir actualizaciones vía OTA. Cada caso es un mundo, pero por norma general lo más probable es que no podamos actualizarlo.

  • El root puede hacer que nuestro teléfono sea menos estable. Si no sabemos muy bien lo que hacemos podemos configurar apartados dentro del teléfono que hagan que el teléfono se vuelva más pesado y empeoraría la estabilidad de este.

  • Rootear un teléfono es un proceso delicado, y si en el intento cometemos algún fallo podemos inutilizar nuestro teléfono, y reanimarlo es una operación más complicada, que quizás nunca sepamos cómo realizar.

Estas son solo algunos de los riesgos de rootear o tener rooteado nuestro smartphone, aunque si queréis saber más contras sobre el rooteo de nuestro teléfono hace tiempo hicimos una recopilación de 8 motivos para no hacerlo.

Como es evidente, los teléfonos Android no vienen rooteados de fábrica por motivos de seguridad, ya que un usuario normal no debería necesitar derechos de administrador, y si tocara algo que no debiera podría inutilizar su teléfono. Solo se debe rootear un teléfono cuando se tienen conocimientos avanzados. Y no, no hay ningún problema de legalidad al respecto, aunque por los motivos citados anteriormente los fabricantes no lo aconsejan.

ser-o-no-root

¿Debería rootear mi teléfono?

Ahora que sabemos qué es rootear un teléfono y cuáles son algunos de sus pros y contras está en cada uno el rootear su dispositivo o no, pensando en qué tipo de usuario es y si realmente le sacaría partido o no a esos privilegios. En mi opinión yo creo que no deberíamos hacerlo todos, ni mucho menos; solo deberían hacerlo aquellas personas que realmente tengan conocimientos avanzados y puedan superar cualquier situación en la que su teléfono pueda ponerle, y que en el peor de los casos no acaben con un pisapapeles con parte trasera de cristal y borde de aluminio.

¿Y vosotros? ¿Os atreveríais a rootear vuestro smartphone? ¿Creéis que le sacaríais partido o realmente tenéis suficiente con las funcionalidades que vuestro teléfono trae de fábrica?

Archivado en Personalización Android, ROMs Android, Root Android, Superusuario
COMPARTIR 0 TWITTEAR

También te puede interesar

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs