Close Button

Por fin ya tenemos entre nosotros el esperado Samsung Galaxy S5 ,presentado ayer en el Mobile World Congress de Barcelona. Tras un análisis sobre el terreno son muy gratas las impresiones que ha dejado y mucho al parecer todo lo que parece puede ofrecer. Y como se suele decir, y como las comparaciones son odiosas llega el momento de comprar lo ofrecido por al ahora mismo terminal bandera de Android con el omnipresente iPhone 5s. Veamos quién sale victorioso punto por punto

Comparativa-iPhone-5s-Samsung-Galaxy-S5

Pantalla

No solo vamos a hablar del tamaño, donde la comparativa no ofrece duda alguna, sino además de la calidad. Muy lejos queda ya la marca Retina de ser un estandarte en lo que a pantallas se refiere y aunque ofrece una gran calidad de imagen desde hace dos generaciones se ha visto superada por las pantallas que monta la competencia, quedando aún más de manifiesto con la pantalla que introduce el nuevo Samsung Galaxy S5 que si bien nos asciende a la resolución qHD si sigue representando una mejoría respecto a la marca de la manzana. Pese a ser una pantalla Super AMOLED y no ofrecer la misma calidad que algunos paneles IPS como los usados en el HTC One o el LG G2, el rendimiento es notablemente superior al ofrecido por la pantalla del iPhone 5s.

Diseño

No hay color y aunque el diseño es algo muy personal, los acabados ofrecidos por el iPhone 5s, al igual que los que podemos encontrar en otros productos de la marca, siguen rayando a una altura sin igual, siendo inalcanzables para el resto de las marcas. Cierto es que la calidad y el diseño en este modelo de Samsung, ha mejorado mucho con respecto al modelo anterior, pero hay que reconocer, y no duelen prendas por ello, que sigue un escalón por debajo en cuanto a materiales y acabados.

Cámara

Trasera del Samsung Galaxy S5

En este sentido ambos terminales cuentan con magníficas cámaras que nos hablan del empeño de ambas marcas por hacer de la fotografía un distintivo de sus terminales. Encontramos así dos cámaras, en el caso del iPhone 5s de 8 megapíxeles con apertura de la cámara ƒ/2.2 y grabación de vídeo a 1080p y grabación a cámara lenta en 120 fps. En el Samsung Galaxy S5 la cámara ha crecido hasta ofrecer una resolución de 16 megapíxeles, con grabación de vídeo a 1080p y 4K, mejorando en la grabación de vídeo a cámara lenta pero sobre todo en las fotos, gracias al nuevo estabilizador de imagen.

Software

Llegamos a uno de los apartados más destacados de cualquier terminal que se precie y en el caso del Samsung Galaxy S5 este supera con claridad al iPhone 5s, no por el hecho de ser un Galaxy, sino por ser Android.

Samsung opta esta vez una versión actualizada de TouchWiz con una versión Android 4.4.2 KitKat, una combinación ante la que nada puede hacer iOS7. Bien es cierto que queda aún lejos del binomio de calidad Android y Nexus, pero sigue siendo una elección más razonable para todo aquel usuario que no le guste estar limitado por las paredes de un sistema operativo cerrado.

Resistencia al agua

Trasera del Samsung Galaxy S5

No hay color y esta característica que ahora estrena el nuevo terminal de los coreanos barre por completo a su rival, mucho más delicado y con un acabado que lo hace poco amigo del agua y demás inclemencias ambientales.

Ahora el Samsung Galaxy S5 cuenta con un índice IP76, que lo hace resistente a agua y polvo, significando esto que puede ser sumergido hasta un metro y 30 minutos a la vez.

Batería

El nuevo Samsung Galaxy S5 hace gala de una batería de 2800 mAh, que aunque esperamos sea suficiente para cumplir con el día a día, algunos soñábamos con un salto en este aspecto un tanto descuidado por algunos fabricantes. En este sentido el iPhone 5s logra una mejor combinación entre software y hardware pero el lastre que supone iOS 7 hace que no sobresalga todo lo que debiese.

Opinión

En resumen, dos excelentes terminales librando una batalla en la que no hay un claro vencedor y en la que personalmente me esperaba mucho más del nuevo terminal de Samsung. Es de esperar que con la próxima iteracción de su terminal, los chicos de la manzana mordida por fin lleven a cabo la revolución que muchos de sus usuarios están pidiendo desde hace ya dos años. Mayor tamaño de pantalla, un diseño renovado y un software a la altura. Por ahora solo nos queda dejar constancia de algunas señas de identidad que sitúan al modelo de Samsung por encima de un iPhone que destaca en otros aspectos.

Una buena forma este rato leyendo el artículo con el que a buen seguro muchos habrán echados unas risas y otros lectores habrán experimentado un cierto grado de enfado.

Temas relacionados: iPhone, Samsung Galaxy

Comentarios
Facebook
Twitter
Whatsapp
Pinterest
Telegram
COMPARTIR