Close Button

La reciente compra de WhatsApp por parte de Facebook está levantando ríos de tinta y cientos, miles de artículos donde se opina y discute sobre los motivos y razones, consecuencias y posibilidades provoca dicha acción. Pero vamos a detenernos en este caso en cuales pueden ser los motivos que han llevado a la empresa de Mark Zuckerberg ha realizar este inesperado movimiento.

Telegram y WhatsApp

Actores inesperados

Cuando todo el panorama en lo que a clientes para mensajería parecía estable, con anteriores alternativas como Line, desaparecidas en combate, surge una nueva aplicación llamada Telegram. Dejando a un lado si es o no tan segura como afirma ser, algo que ya se pone en entredicho, lo cierto es que su crecimiento ha sido notable en estas primeras semanas de vida. Aún está muy lejos de la cantidad de usuarios que tiene el rey, WhatsApp, pero esta inesperada aparición y su crecimiento ha hecho quizás peligrar la posición que ostentaban otras alternativas menos jugosas.

Una de ellas podía ser Facebook Messenger, que aunque con aplicación propia en las principales tiendas de aplicaciones, y a pesar del enorme, tremendo, mercado de usuarios de Facebook, no terminaba de despegar como alternativa viable a WhatsApp, siendo en vano los intentos por la empresa creadora de la red social por dotarla de personalidad propia y funciones más o menos atractivas.

Que WhatsApp estuviese en el punto de mira de Facebook es algo que casi nadie duda pero de la misma manera era poco probable que la empresa de “Mark” se hubiese dignado a dar este paso si antes no hubiese recibido un pequeño empujón.

Consecuencias

Tras la compra Facebook puede optar por dos caminos:

Por un lado permitir el que WhatsApp siga siendo independiente, potenciando o al menos intentándolo, su crecimiento gracias a la experiencia y capacidad de Facebook, buscando una mayor integración con todos los servicios de la conocida red social.

Por otro lado, se puede tomar el camino opuesto y que consiste ni más ni menos en que Facebook y por ende Facebook Messenger absorberían todo lo bueno que tiene WhatsApp para poder beneficiar a su aplicación nativa de forma que esta pasase a ser la aplicación dominante en cuanto a mensajería se refiere. Facebook tendría un control más que destacable tanto sobre nuestras comunicaciones como sobre nuestra vida, debido a la cantidad de información almacenada en los “muros”.

El miedo o recelo de muchos usuarios radica ahora en las discutibles políticas de Facebook en cuanto a privacidad y tratamiento de nuestros datos, los cuales ya habían resultado comprometidos en WhatsApp debido a los problemas que más o menos frecuente mente la aplicación había presentado. Se juntan ahora dos empresas con una fama un tanto oscura que provocan miradas esquivas, sobre todo frente a una aplicación como Telegram, que aunque anuncia transparencia, aún tiene mucho que demostrar y un largo camino que recorrer.

Como puede terminar esta situación es algo que por ahora nadie se atreve a vaticinar, pero es de esperar que en los meses venideros a corto plazo, empecemos a apreciar movimientos en uno u otro sentido.

Temas relacionados: Facebook, Telegram, WhatsApp

Comentarios
Facebook
Twitter
Whatsapp
Pinterest
Telegram
COMPARTIR