Close Button
×

HTC One Max: análisis en vídeo del grandullón de la familia

Última actualización el 29/03/2014 a las 14:42

Análisis del HTC One Max

Como reza el dicho, más vale tarde que nunca, y por fin, después de llevar unos meses en el mercado, y después de haberlo visto en acción en el pasado MWC 2014, ha llegado el momento de descubrir todas las interioridades del HTC One Max, ese dispositivo que solamente con su nombre impresiona.

Sin más esperas, os dejamos ya con nuestro análisis.

Primeras impresiones

Nada más ver el HTC One Max, se nos vienen a la mente automáticamente dos palabras: grande y calidad. Grande porque, a la vista está, es uno de los phablets más grandes que podemos encontrar, superado por el Sony Xperia Z Ultra y pocos más. Pero no solamente es grande por sus generosas 5,9 pulgadas, sino por el tamaño total del dispositivo, y es que junto a esos dos altavoces frontales forman un conjunto no apto para todos los bolsillos.

Por otra parte, destacamos la calidad, y es que como hermano mayor del HTC One, comparte el mismo diseño y el mismo material metálico para su chasis, algo que sin duda denota un cuidado trabajo en este aspecto. Además, con los mencionados altavoces y el gran panel, impresionará si estamos acostumbrados a cosas más “normales”.

Especificaciones técnicas

EspecificacionesHTC One Max
Sistema operativoAndroid 4.3 Jelly Bean con HTC Sense 5.5 (actualizando a Android 4.4.2 KitKat
PantallaSuper LCD3 de 5,9 pulgadas
ResoluciónFull HD 1920 x 1080 píxeles (373 ppi)
SoCQualcomm Snapdragon 600 APQ8064T
CPU4 núcleos Krait 300 a 1,7 GHz
GPUAdreno 320 a 400 MHz
Memoria RAM2 GB
Almacenamiento16/32 GB internos ampliables mediante tarjetas microSD de hasta 64 GB
CámaraPrincipal UltraPixel de 4 megapíxeles y secundaria de 2,1 megapíxeles
Redes3G HSPA+, LTE Cat.3
ConectividadWi-Fi, Wi-Fi Direct, Wi-Fi Hotspot, DLNA, Bluetooth 4.0, NFC, Micro-USB 2.0, Radio FM, GPG con A-GPS y GLONASS, infrarrojos
Batería3300 mAh
Dimensiones164,5 x 82,5 x 10,3 mm
Peso217 gramos

Disponibilidad y precios

El terminal empezaba su andadura en el último trimestre del pasado año, y actualmente se puede adquirir en España en Amena, la OMV de la operadora Orange, por un pago único de 620 euros. Si nos damos un paseo por Amazon, también lo encontraremos rondado ese precio.

Diseño

Evidentemente, el diseño del HTC One Max nos recuerda inevitablemente al del penúltimo buque insignia de la compañía, y podemos decir que se trata del mismo móvil, pero más grande. Así, volvemos a disfrutar de esos acabados premium que otorga el aluminio, pero además, podremos retirar la tapa trasera, necesario para introducir la tarjeta micro-SIM y la microSD.

HTC One Max con la tapa trasera retirada

Si lo miramos detenidamente, en la parte frontal destacan esos dos altavoces estéreo que sobresalen desde ambos extremos de la pantalla, y en la zona superior veremos los sensores junto a la cámara delantera. En la inferior, justo entre el altavoz y la pantalla, se encuentra la banda negra que contiene los botones capacitivos de atrás y home, además del logotipo de HTC en el centro.

En un lateral, botones de volumen y desbloqueo, en el borde superior, el jack de 3,5 mm y el emisor infrarrojos y si le damos la vuelta por completo, veremos el objetivo de la cámara, y justo debajo, el lector de huellas dactilares. También cuenta con conexión para bases de carga.

Pantalla

Como es lógico, lo primero que destaca en la pantalla del HTC One Max es su imponente tamaño, alcanzando nada más y nada menos que las 5,9 pulgadas. Sin embargo, no solamente por esto podemos decir que su panel es de los mejores que podemos encontrar en el mercado, y es que la tecnología Super LCD3 hace su trabajo a la perfección, ofreciendo una calidad solo a la altura de los mejores.

HTC One Max sobre sofá

La resolución Full HD hace el resto, por lo que estamos ante un panel increíble con el que disfrutaremos al 100% a la hora de ver vídeo multimedia, jugar, navegar, o hacer cualquier otra cosa. Además, goza de unos amplios ángulos de visión, y se comporta muy bien ante la exposición a luz directa.

Batería

En esta ocasión, HTC no ha escatimado a la hora de cargar con una buena cantidad de mAh la batería. En total suman 3300 mAh, lo que se traduce en una gran autonomía, que cuando hablamos de phablets, se convierte en un apartado aún más importante si cabe.

Así, no tendremos problemas para aguantar la jornada entera con un uso normal, y seguramente todavía nos sobre para un uso más intenso o para mantenerlo alejado del cargador unas cuantas horas más.

Cámara

Detalle de la cámara y el lector de huellas del HTC One Max

Como no podía ser de otra forma, el phablet también hereda la tecnología UltraPixel de la casa, aquella que ha recibido tantas críticas negativas como positivas. Así, el conjunto de la cámara, de 4 megapíxeles, entrega resultados bastante buenos en condiciones de poca luminosidad, sin duda aspecto en el que más destaca, y tampoco lo hace nada mal a plena luz del día.

Fotografía de mobiliario con el HTC One Max

Fotografía de obra de arte con el HTC One Max

Eso sí, esa escasa resolución trae consigo el problema de la exagerada “pixelación”, y es que a poco que hagamos zoom antes de tomar la foto, o después al verla en la pantalla, nos daremos cuenta del porqué de esos comentarios en su contra. Además, se ha recortado en algo tan positivo como el estabilizador óptico, uno de los elementos más interesantes del sistema de cámara del HTC One, y que en esta ocasión no está presente.

Por su parte, la cámara frontal cuenta con 2,1 megapíxeles y es capaz de grabar a 1080p, suficiente para realizar videollamadas o selfies de muy buena calidad.

Rendimiento

Como ya casi todo el mundo sabe a estas alturas, la combinación Qualcomm Snapdragon 600 apoyado sobre 2 GB de memoria RAM ofrece un rendimiento muy bueno. Con cuatro núcleos Krait 300 y una GPU Adreno 320, el HTC One Max tendrá un comportamiento óptimo en cualquier situación. Tanto a la hora de navegar por internet, utilizar apps pesadas o consumir multimedia, el equipo actúa sin problema alguno, con tiempos de carga rápidos.

HTC One Max reproduciendo vídeo

Pero no todo iba a ser bueno, por lo que debemos destacar algún pequeño y puntual lag en ciertos videojuegos, algo nada importante y solamente molesto para los más exigentes. Probablemente sea más falta de optimización por parte de los desarrolladores que un problema relacionado con el smartphone, pero está ahí.

Sistema operativo

Sin duda, uno de los puntos fundamentales para que un dispositivo rinda igual de bien que lo hace este HTC One Max, es la optimización del software del mismo. Y aquí tenemos que aplaudir a HTC y su capa de personalización Sense, que cada año va mejorando, y que ha llegado a un punto de madurez muy alto. Así, corriendo sobre Android 4.3 Jelly Bean, la fluidez que vemos en la interfaz es exquisita. Es, desde luego, una de las mejores experiencias después de Android nativo.

Por supuesto, tendremos acceso a todas las posibilidades que ofrece HTC Sense 5.5 como la pantalla HTC BlinkFeed, HTC Sense TV, o la gran herramienta HTC Zoe, que permite crear bonitos vídeos en cuestión de segundos.

Primer plano del HTC One Max sostenido en una mano

Tan solo falta conocer algo tan importante como las actualizaciones que recibirá el equipo, y si está más cerca de quedarse en el olvido que de continuar a la última. Por el momento, el equipo ha comenzado a recibir progresivamente a nivel internacional la última versión del sistema Android 4.4.2 KitKat, cosa que ha empezado hace escasos dos días, y es que como veis, incluso hemos hecho la review con la versión anterior. Esperemos pues que sigan por este camino.

Videoreview

Conclusiones

Lógicamente, el HTC One Max es un dispositivo única y exclusivamente orientado a los amantes de las pantallas grandes. Esto es lo que ofrece la firma con el gigante, una diagonal más grande manteniendo casi la totalidad de los puntos fuertes del HTC One, por lo que si te gustó éste, y no te importa cargar con más peso, el phablet taiwanés es una de tus mejores opciones. Claro está, si estás dispuesto a desembolsar un buen pico.

¡Conozcamos ya todos los aspectos positivos y negativos del HTC One Max!

Puntos positivos

Google Play abierto en el HTC One Max

  • La pantalla, ya que su tamaño, unido a una resolución Full HD y a una de las mejores tecnologías que se pueden utilizar, hacer de la misma una de las mejores que hemos visto.
  • La optimización, y es que un muy buen hardware junto a una de las últimas versiones de la capa de personalización HTC Sense, es sinónimo de fluidez exquisita. Esta vez no iba a ser menos.
  • La conectividad, porque cuenta con todas las posibilidades que se le pueden pedir a un tope de gama, además de ofrecer capacidades extra que no todos ofrecen, como la radio FM o los infrarrojos.

Puntos negativos

Usando el sensor de huellas dactilares en el HTC One Max

  • El peso, que a decir verdad, es exagerado. Lógicamente, es la penalización que supone el tener una pantalla enorme, unos materiales de construcción óptimos y una calidad de audio muy superior a la de sus rivales.
  • El precio, ya que tenemos la sensación de que se ha quedado un tanto desfasado para moverse en los más de 600 euros que cuesta. Debería bajar de precio.
  • El lector de huellas, que a pesar de ser una interesante implementación, falla en la situación del mismo, por lo que a veces resulta demasiado incómodo.

Hasta aquí llega el repaso a fondo del gran HTC One Max. Por supuesto, esperamos ahora tu opinión acerca del mismo, ¡así que no dudes en comentar!

Temas relacionados: Análisis de móviles, HTC, Móviles

VER COMENTARIOS