HTC One (M8): análisis en vídeo del más “guapo” de los smartphones

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Primer plano del HTC One (M8) en manos

Hoy pasa revisión uno de los equipos más esperados del año, que llega con el listón muy alto si miramos a su antecesor, el cual se llevó el galardón al mejor smartphone de 2013 por motivos que todos sabemos. Bajo esta victoria por puntos, que pese a lo buena que pueda parecer, no se ha traducido en los beneficios que a la compañía taiwanesa le hubiesen gustado, nace el HTC One (M8), con la intención de conseguir lo que se ha quedado a medias.

La firma necesita una muy buena acogida de su nuevo tope de gama para seguir luchando por la supervivencia, batalla que cada día está más complicada de ganar en este sector tan competente. Así, solo nos queda analizarlo a fondo para saber si tiene todo lo que debe tener un buen buque insignia que se precie. ¡Vamos allá!

Primeras impresiones

Las primeras impresiones del terminal son muy positivas. El acabado es lo mejor que se ha visto y que veremos en mucho tiempo en un smartphone, y es que el uso del aluminio en hasta un 90% de su cuerpo lo dotan del aspecto más premium que hay en el mercado.

Por contra, podemos achacarle un par de inconvenientes, como son el excesivo tamaño para las pulgadas que tiene, especialmente en cuanto a altura, que hace un tanto incómodo en ocasiones el llegar a la parte más alta de la pantalla, y el agarre, ya que este material puede dar la sensación de que se nos escapa de las manos.

Especificaciones técnicas

euro
Especificaciones HTC One (M8)
Sistema operativo Android 4.4.2 KitKat con HTC Sense 6
Pantalla Super LCD3 de 5 pulgadas con Corning Gorilla Glass 3
Resolución Full HD 1920 x 1080 píxeles (441 ppi)
SoC Qualcomm Snapdragon 801 MSM8974AB
CPU 4 núcleos Krait 400 a 2,3 GHz
GPU Adreno 330 a 587 MHz
Memoria RAM 2 GB
Almacenamiento 16/32 GB internos ampliables mediante tarjetas microSD de hasta 128 GB (50 GB Google Drive)
CámaraPrincipal dual Ultrapixel de 4 megapíxeles y secundaria de 5 megapíxeles
Redes 3G HSDPA, LTE Cat.4
Conectividad Wi-Fi, Wi-Fi Direct, DLNA, Bluetooth 4.0, NFC, GPS con A-GPS y GLONASS, Micro-USB 2.0, Radio FM, infrarrojo
Batería 2600 mAh
Dimensiones 146,4 x 70,6 x 9,4 mm
Peso 160 gramos

Disponibilidad y precios

El precio oficial del terminal es de 729 euros, aunque se puede adquirir a un precio inferior en operadoras. Por el momento, Orange lo tiene en su catálogo a un precio de 649 euros, y también lo ofrece a través de su OMV Amena por 585 euros. En todos los casos hablamos del modelo de 16 GB.

Diseño

Sin duda, el apartado más exclusivo de la nueva joya de HTC. Además del material utilizado que ya hemos comentado, el equipo, de chasis unibody, se constituye por los dos altavoces frontales característicos desde el pasado año, situándose a un lado del superior los sensores y la cámara secundaria, y dentro del mismo el led de notificaciones. Si atendemos a la parte inferior, entre dicho altavoz y la pantalla veremos la famosa y criticada franja negra con el logo de HTC, y en esta ocasión los botones de navegación se trasladan al interior de la pantalla, añadiendo además uno específico para la multitarea, del que carecía el HTC One M7.

Detalle de la franja negra con el logotipo en el HTC One (M8)

En el lateral derecho encontramos el control de volumen y el espacio para la tarjeta nano-SIM, y al otro lado vemos una importante novedad, como es el slot para tarjetas microSD de hasta 128 GB. En el borde inferior, el conector Micro-USB junto al Jack de 3,5 mm, y en el superior, el botón power que hace las veces de botón de bloqueo y desbloqueo de pantalla. En la parte trasera, veremos la curiosa cámara dual con flash led también doble, y más abajo, el grabado con el logotipo de la firma. Por supuesto, no podremos retirar la tapa para extraer la batería.

Es obligatorio destacar, y lo haremos las veces que sean necesarias, que la última creación de la firma taiwanesa es sublime en su aspecto exterior. Es bonito, es elegante, es sobrio, y además, se vende en tres colores diferentes.

Primer plano del HTC One (M8) con pantalla apagada

Pantalla

Lógicamente, mejorar algo que ya de por sí es muy bueno, resulta una tarea cuanto menos complicada. Por este motivo, en el HTC One (M8) encontraremos una pantalla de calidad muy similar a la anterior, que contaba y cuenta con uno de los mejores paneles en terreno smartphone. La tecnología Super LCD3 vuelve a hacer su trabajo, y al lado de una resolución Full HD, disfrutaremos de unos colores muy reales, además de una muy buena visión en exteriores gracias en parte a sus 490 nits de brillo. Además, se pasa de las 4,7 pulgadas a las 5 pulgadas.

Como nota curiosa, su pantalla tiene la respuesta de pantalla más rápida entre las analizadas hasta la fecha, superando a los anteriores líderes en esta clasificación, el iPhone 5s y el Samsung Galaxy Note 3. En definitiva, una de las mejores experiencias que podemos tener con un teléfono móvil.

Primer plano del HTC One (M8) en el exterior

Sonido

Pese a que no solemos hacer mucho hincapié en este apartado en el resto de terminales por motivos obvios, el HTC One (M8) se merece nuevamente nuestra enhorabuena. Si el sonido del HTC One original ya era espectacular, el del nuevo modelo nos ha dejado sin palabras.

Con una vuelta de tuerca más, HTC ha conseguido ofrecer un volumen todavía más alto, y todo ello sin comprometer la calidad, sino todo lo contrario. HTC BoomSound vuelve a hacer de las suyas.

Batería

Quizás uno de los puntos más débiles respecto a sus rivales. Con 2600 mAh, se queda un poco atrás de Samsung Galaxy S5 o Sony Xperia Z2, pero servirá para llegar al final de la jornada con un uso normal y constante.

Además, contamos con un modo de ahorro de energía extremo, que “transforma” el smartphone en un teléfono normal y corriente, dejando activas solamente las funciones básicas como llamadas o mensajes. Puede estar bien para esos momentos en los que esperamos una llamada urgente y vamos mal de batería, pero desde luego no es una solución definitiva para una mejor autonomía, sino una solución momentánea.

Cámara

Detalle de la cámara dual del HTC One (M8)

Una vez más, la empresa vuelve a apostar por su tecnología Ultrapixel, que estrenaban en el primer HTC One, y a la que han decidido dar continuidad, a pesar del sinfín de notas negativas que ha llegado a recibir. Sin embargo, también hay usuarios a los que HTC sí ha convencido con ese mayor tamaño de sus píxeles, por lo que es más que probable que volveremos a vivir un debate que parece eterno.

Lo mejor de la cámara dual, sin duda, la multitud de efectos que podremos aplicar tanto antes como después de la toma fotográfica. En combinación, los dos objetivos permiten hacer cosas muy interesantes gracias a la mayor recogida de información en cada captura. Podremos, por ejemplo, enfocar y desenfocar a nuestro gusto y de forma selectiva en la zona que queramos de la imagen, lo que han denominado Ufocus, o movernos limitadamente por el entorno de la captura con Dimension Plus, que aprovecha la “profundidad extra” para crear un curioso y divertido efecto 3D.

Lo peor, de nuevo esos 4 megapíxeles que nos resultan escasos. Como sabéis, empezaremos a sufrir los efectos de esta escasez a medida que hacemos uso del zoom, llegando a apreciar una bajada de calidad muy importante frente a los sistemas de sus rivales, con 16 e incluso 20,7 megapíxeles, como en el Sony Xperia Z2.

Respecto a la cámara delantera, 5 megapíxeles que nos permitirán hacer selfies, o llevar a cabo reuniones con gran calidad, así como grabar vídeo Full HD a 30 fps.

Rendimiento

Con un Qualcomm Snapdragon 801 y 2 GB de memoria RAM, evidentemente solo cabe esperar un rendimiento óptimo. Y desde luego, el HTC One (M8) no cojea en este aspecto, por lo que navegaremos, abriremos apps, o consultaremos nuestras redes sociales a una velocidad sin precedentes. Los tiempos de carga son instantáneos prácticamente en cualquier situación.

A la hora de jugar, más de los mismo. Por supuesto no tendremos ningún problema a la hora de disfrutar con los títulos más potentes que existen en Android. A este smartphone no se le resiste nada.

Detalle del altavoz superior en el HTC One (M8)

Sistema operativo

Como broche final, la compañía ha conseguido otra vez una perfecta armonía entre hardware y software gracias a la gran optimización de la que disfruta su capa de personalización HTC Sense, que ya alcanza su versión número 6, y que corre sobre Android 4.4.2 KitKat. La interfaz se mueve de auténtico lujo, y evidentemente, es imposible encontrar lag o cualquier otro inconveniente de este tipo.

HTC BlinkFeed, así como otras apps de HTC, han sido renovadas para ofrecer una mejor experiencia, más rápida y con mejores contenidos, y además, se han añadido gestos con los que controlar algunos aspectos, como los de acceder a diferentes pantallas directamente desde la de bloqueo.

Videoreview

Conclusiones

86

El HTC One (M8) es un terminal que sigue explotando los apartados que llevaron al HTC One lo más alto, pero al mismo tiempo, sigue pecando en otros puntos heredados, como los pocos megapíxeles de su cámara principal. Por estos y otros motivos, se lleva una nota de notable alto sin llegar al sobresaliente, ya que es muy bueno en los puntos en los que destaca, pero aún existe bastante margen de mejora.

Parte trasera del HTC One (M8)

Puntos positivos

  • Aspecto físico: el terminal más bonito de todos cuantos han pasado por nuestro banco de pruebas. Su diseño es “la creme de la creme”, y con diferencia. En este apartado, HTC gana la partida de lejos a sus competidores.

  • Rendimiento: la potencia de su hardware unido a una optimización perfecta del sistema, y más concretamente de HTC Sense 6, hacen que el terminal vuele, literalmente.

  • Audio: como hemos comentado, es espectacular. Más alto y de más calidad que en el anterior, y desde luego, mucho mejor que el de cualquier rival.

Puntos negativos

  • Dimensiones: es el precio a pagar por contar con los mejores materiales, pero sobretodo, por un sonido de infarto, como comentamos anteriormente. La inclusión de los dos altavoces frontales evidentemente lo va a hacer más largo, y en esta ocasión, esa franja negra comentada tampoco ayuda.

  • Evolución: un aspecto en el que quizás podamos criticar negativamente a todas las empresas que han presentado sus novedades recientemente. Se nos queda un sabor agridulce, ya que podíamos esperar algo más como más megapíxeles, manteniendo la tecnología Ultrapixel.

  • Resolución de cámara: unido al tema de la evolución, HTC realmente se queda muy atrás respecto a sus rivales en este apartado. Nos gusta la tecnología, nos gustan las novedades, pero un aumento de resolución ya es necesario.

Hasta aquí llega nuestro particular repaso al HTC One (M8), nuevo candidato a smartphone del año. Ahora, como siempre, queremos conocer tu opinión. ¿Qué te parece la nueva perla de HTC? ¿Tienes en mente su adquisición?

¡Síguenos en Telegram para enterarte de lo más destacado del día y de las mejores ofertas Android!

Archivado en Análisis, Análisis terminales, Gama alta Android, HTC One, HTC One (M8), Smartphones Android
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (16)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs