Samsung hará cambios sustanciales en sus próximos teléfonos

Última actualización el 31/10/2014 a las 08:15

Los resultados económicos del tercer trimestre de este año están provocando auténticos terremotos en todas las compañías.

Aunque día a día el mercado se está ampliando y más gente se pasa a los teléfonos inteligentes, lo cierto es que es un hecho que va totalmente ligado al incremento de compañías que se crean a lo largo del mundo. Así pues, lo que antes tocaba para uno, ahora debe repartirse entre 10 y esto está dejando tocadas algunas empresas importantes.

Caída en ventas samsung

Uno de los primeros ejemplos es el de Sony, compañía que prevé destituir a su presidente de la sección de comunicaciones móviles para intentar tapar las inmensas pérdidas que ha ido generando en los últimos dos años.

Por el contrario, LG y Xiaomi siguen subiendo como la espuma, consiguiendo ambas crecimientos de más del 15% y con la particularidad de situar a la joven compañía china como el segundo fabricante de teléfonos Android del mundo.

Y si hay otro caso que es interesante analizar, este es sin lugar a dudas el del mayor fabricante de terminales del mundo, Samsung. En los últimos años ha estado creciendo de forma imparable, consiguiendo récords de ventas en muchos dispositivos y generando unos beneficios muy importantes.

Pero como dice la física, “todo lo que sube tiene que bajar”, y esto es lo que le está ocurriendo a la compañía coreana (en parte).

En los últimos datos económicos hechos públicos, la compañía ha cedido un 60% en el resultado de explotación, lo que le ha supuesto una reducción del 20% en los beneficios respecto al año pasado.

Foto de un androide hecho en china

En primer lugar, el factor de la diversificación de compañías es un punto muy importante. Xiaomi en dos años ya vende 20 millones de terminales en tres meses y está claro que lo que suma uno a a alguien se le tendrá que restar.

Por otro lado, un hecho que ya hemos comentado muchas veces y es el estancamiento que está teniendo Samsung en los últimos dos años. No voy a decir que sus terminales sean malos, ni mucho menos, pero ya no tienen ese factor sorpresa que tenían antaño y además, los acabados de sus competidores están siendo mucho más cuidados que los de terminales como el Samsung Galaxy S5, Samsung Galaxy Note 4 e incluso del supuesto premium Samsung Galaxy Alpha.

Conscientes de esta situación, desde la propia compañía han visto que es hora de tomar cartas en el asunto y en un comunicado que podemos leer en Android Authority, el vicepresidente senior Kim Hyun-joon ha afirmado que quieren poder competir en todos los rangos de precios, además de mencionar que las ventas del Samsung Galaxy Note 4 estaban siendo “marginalmente” exitosas y que las del Samsung Galaxy S5 habían sido “tibias”.

samsung-galaxy-note-4-diseno

“La venta de teléfonos de gama alta ha resultado un poco débil” ha dicho el propio vicepresidente. “Reformaremos nuestro portafolio de productos”.

Así pues, parece que no están demasiado contentos con estos resultados por Corea, situación que abre la puerta a que a principios de marzo, durante el Mobile World Congress, podamos ver nuevamente alguna novedad realmente interesante por parte de Samsung.

Estaremos a la espera.

¿Cómo veis la situación actual de Samsung? ¿Creéis que mejorará o se tendrá que conformar con compartir el pastel con las decenas de empresas que existen hoy en día?