Close Button
Compartir

WhatsApp es, sin lugar a dudas, una de las aplicaciones más utilizadas en el mundo, y por eso, muchos desarrolladores han buscado hacer una alternativa a la aplicación oficial, añadiendo más personalización o un nuevo diseño. Este es el caso de WhatsApp MD o WhatsApp+, aplicaciones de terceros que no tuvieron un buen final porque usaban la aplicación oficial y la modificaban, algo que no se puede hacer dado que la API de WhatsApp no es pública, y según el cofundador de WhatsApp, no está planeado que lo sea. Nada de clientes alternativos de WhatsApp.

El cofundador de WhatsApp no quiere aplicaciones de terceros

Tal y como informan desde Mashable, el pasado miercoles, en la F8 Developer Conference, una conferencia orientada a desarrolladores, se sentaron en la misma mesa Mike Krieger –cofundador de Instagram–, David Marcus –vicepresidente de Facebook– y Brian Acton –cofundador de WhatsApp–. Tras una larga entrevista surgió, entre el público, una reflexión de un empresario de una empresa de ingeniería para el cofundador de WhatsApp, que decía lo siguiente:

“Nos hemos comunicado mucho tiempo usando los e-mails y SMS tradicionales y, recientemente, nos hemos movido al mercado internacional. Estamos desesperados por comunicarnos con nuestros miembros y clientes, y para ello WhatsApp sería una excelente plataforma. Somos buenos desarrolladores”.

A lo que el cofundador de WhatsApp respondió:

“No queremos inundar a los usuarios con mensajes que no les interesan. Empatizo mucho con tu causa. Recibo e-mails regularmente de personas que quieren crear su propio negocio usando WhatsApp como la piedra angular de su comunicación, pero debemos tener en cuenta la experiencia de usuario”.

WhatsApp+

Aunque para el ingeniero tuvo un significado muy particular, lo que el cofundador de WhatsApp quiso decir es que no habrá una API pública ya que eso permitirá que el cliente de WhatsApp pueda ser modificado y empleado para otras cosas como mandar SPAM a los clientes directamente a su móvil o crear aplicaciones alternativas para hacer una red de comunicación privada usando WhatsApp como base, algo que parece no terminar de gustarlo a Brian Acton.

¿Y en qué nos afecta esto a nosotros, los usuarios normales? Nos afecta en el sentido de que, si queremos seguir utilizando WhatsApp, estamos condenados a utilizar la aplicación oficial, ya que todo lo que se salga de eso es ilegal y hará que nuestros datos y nuestra cuenta de WhatsApp estén comprometidos. Esperemos que WhatsApp recapacite y cambie su postura tomando como ejemplo a Telegram, cuya API es totalmente pública y permite a los desarrolladores crear su propia aplicación.

¿Qué os parece esto? ¿Qué creéis que debería hacer WhatsApp?

Temas relacionados: WhatsApp

Compartir
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!