Close Button

Cambiar la ROM de nuestro móvil se convierte en algo cotidiano cuando nos metemos en el mundo de Android avanzado. La comunidad que hay detrás de cada dispositivo es increíble y hay desarrolladores que, por puro hobby, modifican las versiones stock de Android para crear una mejor y más optimizada. Aunque las ventajas son muy cuantiosas, hay algunas cosas que podemos hacer para que el proceso sea seguro y la experiencia lo más satisfactoria posible, por eso os vamos a dar tres consejos para que todo salga bien al cambiar de ROM.

LG G3 con CyanogenMod 12

Haz siempre una copia de seguridad

Esto puede parecer una tontería, pero es lo más importante de todo. Nuestros datos son importantes para nosotros y estoy seguro de que a nadie le hará gracia que, por un fallo en el proceso, se pierdan todos. Antes de hacer nada, haz una copia de seguridad, tanto en el ordenador (sacar tus fotos y tus cosas) como en el móvil. A esto último se le llama un nandroid, que es una copia de nuestro sistema.

Mi recomendación es que ambas cosas, tanto los datos como la copia de seguridad del sistema, las paséis al ordenador. Puede ser que a la hora de hacer los wipes se nos vaya el dedo y borremos todo sin querer. Es en ese momento en el que os acordaréis de que tenéis una copia en el ordenador y que podéis recurrir a ella, y ojo, os lo dice la voz de la experiencia.

Root Explorer Android

Haz todos los wipes tres veces

Cuando digo todos son todos. Siempre que voy a cambiar de ROM paso toda mi información a la tarjeta SD externa, que es la única parte que no formateo. A la hora de hacer este proceso paso todas mis fotos y vídeos a la SD, al igual que mis documentos y archivos, y dejo la memoria interna vacía para que no pase nada a la hora de formatearla. Mejor prevenir que curar.

Cuando hayamos hecho eso y toque hacer los wipes, lo mejor es hacerlos todos menos el de la tarjeta SD. Y no lo hagas una vez, sino que mejor hazlos tres veces cada uno. No pierdes absolutamente nada y te aseguras de que ha salido todo bien. Puede parecer algo que no tiene importancia, pero conque un solo archivo cree incompatibilidades ya podemos tener fallos en nuestro dispositivo.

Haz un hard reset cuando se instale la ROM

Cuando instalamos la ROM tendremos el sistema operativo recién instalado, pero no podemos estar completamente seguros de que no haya archivos residuales de la anterior ROM en nuestro terminal. Precisamente, como acabamos de instalar la ROM y no tenemos ningún dato, lo mejor es que nada más instalarla hagamos un reseteo de fábrica para dejar el móvil limpio por dentro.

Recovery TWRP

Esto nos quitará de problemas y de posibles incompatibilidades. Puede que suene a efecto placebo, pero es lo que yo hago cuando cambio de ROM y ya os digo que va a ser un cambio que vais a notar para bien. Estos tres consejos os ayudarán a que podáis sacarle todo el juego a vuestro dispositivo con todas las garantías de que, si algo sale mal, lo podréis arreglar. Como siempre, si tenéis algún truco o hacéis algo especial para asegurar el proceso, no dudéis en contárnoslo en los comentarios.

Temas relacionados: Otros Android, Otros Sistemas Operativos

Comentarios
Facebook
Twitter
Whatsapp
Pinterest
Telegram
COMPARTIR