¿Es necesario cerrar el código de Android para combatir el bloatware?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Primer plano Google Nexus 6

La batalla contra el bloatware no es nueva. Durante años, los smartphones y tablets Android han luchado bajo el peso de tremendas cantidades de software inflado que ha mermado y perjudicado sus capacidades de una forma o de otra. Tanto si se trata de aplicaciones de fabricante, como si son aplicaciones de operadoras, se encajan casi con calzador en los dispositivos.

Es una lacra que lleva mucho más tiempo entre nosotros del que queremos admitir, y es un problema que no es exclusivo de la industria móvil. Los ordenadores personales suelen venir con bloatware para parar un tren añadido a su instalación de Windows particular. En algunos casos se trata de un trato con el desarrollador de dicho software, que ha alcanzado algún tipo de acuerdo con el fabricante de la máquina.

En otros casos incluso se llega a incluir malware, como ha sido el caso de los ordenadores Lenovo, que nuestros compañeros de Rootear ya documentaron en un artículo y en el que también dijeron cómo eliminar dicho malware. Sí, en los ordenadores personales es un gran problema, y todo el que piense que esto no ocurre en los smartphones y las tablets está muy equivocado.

Los fabricantes deberían centrarse en el hardware

Opera Mini Andro4all Samsung Galaxy S6 Edge

No hay que remontarse muy atrás en el tiempo para ver razones de por qué los fabricantes se deberían limitar al hardware en lugar de andar tonteando con el software, o de ir añadiéndole cosas. Sólo hay que pensar en la reciente noticia que hablaba de un importante agujero de seguridad en el teclado táctil de Samsung, que afectaba a 600 millones de dispositivos Samsung de la familia Galaxy S, como se puede ver en este vídeo:

Para entender cómo se ha podido producir este agujero hay que pensar en cómo se desmontó el núcleo de la app de los coreanos, que en el caso del teclado de Samsung no es otro que SwiftKey, y luego cómo volvió a montarse todo con el código del fabricante encima. Esto ya debería dejar claro por qué los fabricantes de maquinaria no deberían enredar con el software.

Los coreanos intentaron echar la culpa a SwiftKey, pero en este caso el desarrollador de aplicaciones tenía las espaldas cubiertas: La versión que se puede conseguir en la Google Play Store está libre de la vulnerabilidad que afecta a los dispositivos Samsung. Los únicos que retocaron a conveniencia el código de la aplicación por razones desconocidas al usuario fueron los coreanos.

¿Se solucionaría el problema cerrando Android?

sdk-android-5-0-lollipop-nexus

En estos momentos uno no puede sino preguntarse si no se acabarían estos problemas cerrando Android. Ya no sólo el tema del bloatware preinstalado o de los agujeros de seguridad resultantes de que los fabricantes se quieran poner a jugar con el código, sino por lo que puede suponer para los usuarios.

Si recapitulamos lo expuesto por nuestros compañeros de WinPhone Metro hace unos días relativo a la seguridad de Windows Phone, quizá usando versiones puras de Android como las de los últimos Google Nexus 6 se podría controlar mucho mejor el bloatware y lograr que toda la industria avanzase a un ritmo más o menos similar, sin tener que depender de que los fabricantes terminen de jugar con el código de Android antes de recibir las últimas mejoras.

Una de las cosas que más se ha defendido siempre de Android ha sido que se trate de un sistema móvil abierto en el que todo el mundo puede colaborar. Eso, para bien o para mal, tiene sus contrapartidas, entre ellas tener agujeros de seguridad provocados por los fabricantes. Con Android Wear en Google han tomado una decisión correcta y han decidido que todo el mundo use la misma versión del sistema. Quizá en los smartphones sería hora de plantear lo mismo.

Más software preinstalado = Más ingresos para el fabricante

Galaxy S6 Edge

El bloatware existe por una razón, y es para ayudar al fabricante a conseguir financiación extra llegando a acuerdos con terceros para incluir sus aplicaciones preinstaladas en el terminal. Esto permite, en teoría, abaratar el coste final del dispositivo de cara al usuario, pero nos lleva a otra pregunta: ¿Cuánto costaría un Samsung Galaxy S6 si no incluyese bloatware, entonces?

En cualquier caso, en mi humilde opinión quizá sí haría falta más control por parte de Google de lo que hacen los fabricantes con su código. Es un debate eterno que se ha abierto muchas veces, y al que nunca se llega a un consenso, pero es necesario resolverlo cuanto antes.

Vivimos en un momento en el que la privacidad y la seguridad están a la orden del día, y los usuarios llevan muchos datos sensibles en su bolsillo. Agujeros de seguridad como los de Samsung, o quizá otro tipo de software que se pueda conceder permisos a sí mismo para mostrar publicidad al usuario, acaben por provocar un problema muy serio. Bastantes problemas de malware tiene Android ya.

El bloatware tiene que acabarse cuanto antes, y quizá la única forma de asegurar una intervención de Google que les obligue a tomar cartas en el asunto sería cerrar el sistema.

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en Android Stock, Opinión
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (18)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion