Descubre por qué no deberías comprar un Android de gama alta

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Samsung-Galaxy-S6-vs-LG-G4

El teléfono, cuanto más caro, más bueno. No son pocas las personas que a día de hoy tienen esta creencia y que no consideran la compra de ningún teléfono que no sea tope de gama por miedo a que no sea suficientemente bueno.

Comprar un flagship suele ser garantía de que tendremos un teléfono con una gran vida útil, de calidad y fiable. Sin embargo, comprar gama alta en Android no siempre es la mejor opción, ya que conlleva una serie de desventajas que vamos a enseñarte a continuación.

La archiconocida depreciación

Uno de los principales problemas que encontramos en la gama alta Android es la velocidad a la que pierden valor de mercado, cosa que no pasa con algunos terminales de la competencia. Uno de los casos más conocidos es el de la firma coreana Samsung. Su buque insignia, el Samsung Galaxy S6 – del que tenemos análisis en Andro4all – salió al mercado por unos 699 euros y, a día de hoy, podemos estrenarlo por algo menos de 500 euros.

Son bastantes los usuarios que cambian a menudo de terminal, y perder unos 200/300 euros es algo que no le sienta bien a nadie. Hay marcas que sufren esto con menor intensidad, como puede ser el caso de HTC.

Seguramente te interese la review de Andro4all del último terminal de HTC, el A9

La batería, ese gran olvidado

android-battery-charging

Cómo nos duele ver un terminal con un procesador, cámara y acabado inmejorables acompañado de una batería que a duras penas aguanta el día de uso. Evidentemente hay excepciones, como puede serlo el Sony Xperia Z5 – del cual también tenemos review en Andro4all –, pero la mayoría de flagships del mercado montan unas baterías muy pobres.

Desde aquí deseamos que los fabricantes se pongan las pilas y nos permitan disfrutar nuestro teléfono durante un par de días, es lo mínimo que se le puede exigir a las marcas cuando depositamos nuestra confianza en su mejor modelo.

La potencia sin control no sirve de nada

Qualcomm-Snapdragon-800

Muchos gigas de RAM DDR4, mucha frecuencia de reloj y mucho hardware para acabar moviendo las aplicaciones básicas de siempre. Antes de hacer un desembolso exagerado en un terminal, debemos analizar el uso que le vamos a dar y si realmente vamos a aprovecharlo. Quizás por algo más de la mitad de lo que tenemos pensado gastarnos podamos encontrar un terminal que se adapte incluso mejor a nuestras necesidades.

En muchas ocasiones, las especificaciones técnicas acaban siendo sólo números y no reflejan realmente la experiencia de usuario que vamos a tener. El exceso de potencia puede ser incluso contraproducente, como en el caso del famoso Snapdragon 810, del cual también analizamos sus problemas.

La gama media aprieta con fuerza

Evidentemente no podemos comparar un tope de gama con un gama media, pero estos últimos son cada vez más solventes y, en algunos casos, ofrecen más por menos. La batería suele ser más duradera, el aluminio está empezando a emplearse como material principal de construcción y el rendimiento empieza a ser algo más que notable.

No podemos decir que en todos los casos comprarse un gama media sea una mejor opción, pero muchísimos usuarios tienen un uso común del teléfono y tendrían de sobra con un terminal más económico. Caso aparte es que el usuario desee darse un caprichito.

Desde aquí recomendamos la compra de un terminal Android en cualquiera de sus gamas, aunque en bastantes ocasiones quizás deberíamos fijarnos más en qué terminal se adapta más a nuestro uso antes de pasar por caja.

Y tú, ¿crees qué es necesario un terminal de gama alta para tu uso diario?

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en Smartphones Android
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs