Motivos por los que no vale la pena cambiar de ROM, kernel y rootear

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Nuevo TWRP 3

Hace unos años, yo era uno de esos usuarios que no era capaz de aguantar con la misma ROM una sola semana. Siempre había nuevas cosas para instalar, y me gustaba estar al día. Por lo general, el cambio de ROM, kernel y el root me proporcionaban grandes ventajas.

Sin embargo, a día de hoy no veo ninguna de estas ventajas, por más oportunidades que trato de darle al mundo de la cocina para Android. Es por esto que quiero contarte mis motivos para no cambiarle ni la ROM, ni el kernel ni rootear tu dispositivo personal.

Si tienes Android Nougat, no toques lo que ya funciona bien

android-7.0-nougat-fragmentacion-3-700x500

Si tu dispositivo es antiguo, y tiene Android KitKat o Lollipop olvida todo lo que voy a decir y corre a instalar Lineage 7.1.1, de lo contrario presta atención a los problemas de toquetear algo que ya funciona bien. Android Nougat es la versión de Android más estable que he podido probar en mucho tiempo.

Un cambio de ROM puede servir para litear el dispositivo, en caso de que tengas una ROM pesada, de lo contrario, es poco probable que encuentres una ROM más optimizada. Las mejoras en rendimiento al cambiarla no son tan notorias, y puede que te encuentres con más inestabilidades que de costumbre.

Cambiar de kernel, ¿todavía se lleva?

Hace unos años, Android tenía una optimización pésima, por lo que los desarrolladores hacían mejoras en el kernel para, sobre todo, ahorrar batería. Con la llegada de Doze en Android 6.0, el consumo en reposo es prácticamente inmejorable, por lo que no vale la pena cambiar el kernel salvo que quieras potencia extra en caso de que permita overclock.

En mi caso, tras instalar un kernel de el que probablemente sea el desarrollador de kernels más conocido de Android, he encontrado una prácticamente impercetible mejora, que puede incluso deberse al efecto placebo. En uso real no hay diferencia.

Root, más problemas que ventajas

Hace unos años necesitábamos root para que los dispositivos funcionasen de forma digna, pero a día de hoy esto no es así. El root provoca incompatibilidades con ciertas aplicaciones, y la pérdida automática de los servicios de pago por NFC.

En concreto esto último es lo que me hace descartar el root por completo, ya que muchos usuarios pagan a diario por NFC y con root esto es algo imposible.

Y tú, ¿eres de los que sigue cambiando la ROM, el kernel y rooteando su terminal?

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en Kernel, Opinión, Root y ROMs Android
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs