Los tres principales problemas a la hora de usar una pantalla AMOLED

COMPARTIR 0 TWITTEAR

S7 edge Android Nougat

Durante años, hemos visto cómo las pantallas de nuestros teléfonos han ido mejorando poco a poco. Principalmente, encontramos dos tecnologías, IPS o AMOLED, dos tipos de pantalla bastante distintos. Las IPS iluminan la pantalla por completo, mientras que las AMOLED cuentan con píxeles independientes, por lo que las zonas negras quedan sin iluminar.

Esto hace que tengamos unos negros puros en las pantallas AMOLED y una interpretación del color mucho más viva. Esto, a priori, no tiene por qué ser un problema. Sin embargo, a la hora de usar estas pantallas en el día a día, encontramos ciertos problemas.

Problemas al utilizar pantallas AMOLED

Imagen comparativa entre la tecnología AMOLED y la LCD

Interpretación del color

En primer lugar, decir que mi teléfono cuenta con una pantalla AMOLED de la que estoy enamorado, aunque con el paso del tiempo me he dado cuenta de estos pequeños problemas. En primer lugar, el color de las pantallas AMOLED está bastante más saturado que el de un panel IPS.

Esto para mi, es más una ventaja que un inconveniente, ya que todo se ve espectacular. Sin embargo, los únicos que lo vemos todo así de espectacular somos los usuarios de AMOLED, pero la mayoría de usuarios de teléfonos llevan paneles IPS.

Esto quiere decir que cuando hagas una fotografía, la veas increíble en tu pantalla y decidas subirla a tu red social favorita, te encontrarás con que el resto de usuarios no la ven tan y como tú la ves. Esta sobresaturación del color es cosa de nuestra pantalla, así que puede que realmente estemos compartiendo una imagen con colores planos, creyendo que son super vivos.

Negros puros

Por otro lado, pasa algo parecido con los negros puros. Es una gozada ver cómo se apagan los píxeles cuando la pantalla está en negro. Puedes hacer la prueba de poner una imagen negra en la pantalla, subir el brillo a tope, meterte en una habitación con la luz apagada y comprobar que la pantalla parece estar apagada.

Sin embargo esto tiene un pequeño problema, orientado de nuevo a la fotografía. Al ser tan puros los negros, llega un punto en el que no podemos percibir la saturación del negro. En una pantalla IPS, cuando algo está demasiado negro parece una mancha, ya que en esa zona no hay información.

En mi caso, me he encontrado con fotografías que he realizado en blanco y negro que, en el teléfono, se ven perfectas, pero a la hora de compartirlas y verlas en un panel no AMOLED me he dado cuenta de que realmente me había pasado con los negros, y se veían manchas en la imagen.

Psicósis con la batería

Esto no tiene por qué pasarle a todo el mundo, pero conozco casos extremos de usuarios que utilizan todas las aplicaciones con temas negros, tienen todos los wallpapers en negro y tienen todos los temas del teléfono en negro para ahorrar…¿20 minutos de batería?

Es cierto que, al no iluminar los píxeles de las zonas negras, se ahorra algo de batería, pero no vale la pena obsesionarse con este tema, ya que la diferencia es mínima.

Y tú, ¿has notado estos problemas con las pantallas AMOLED?

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en Hardware, Opinión, Super AMOLED
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion