10 cosas estúpidas que haces desde que tienes WhatsApp

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Estos días nuestros móviles están que echan humo, en especial, una app de mensajería –o por lo menos lo era– que usamos la gran parte de los mortales de este mundo. WhatsApp ha revolucionado a los usuarios, para bien o para mal, con su actualización de los Estados, la cuál ya os explicamos en Andro4all.

Esta aplicación tiene una gran parte de adeptos y detractores, sobre todo frente a su rival, Telegram, la cuál hemos recomendado más de una vez. Pero lejos de ello, nuestra vida ha cambiado bastante desde que la mensajería instantánea llegó a nuestros móviles para quedarse. Y entre tanto debate y entre tanto lío –porque no veas la que se ha montado– creemos que molaría bastante quitarle hierro al asunto repasando 10 tonterías que antes de WhatsApp no hacías. Por lo menos, para unas risas tenemos, y así, mirando atrás, nos daremos cuenta de algunas cositas que a lo mejor deberíamos ir rectificando. ¿No?

Mirar el móvil cada 2 segundos

WhatsApp 2

Esto es algo de lo que pecamos los españoles, y casi todo el mundo. Nos hemos enganchado tanto al móvil y al WhatsApp que no paramos de mirar cada dos segundos nuestros mensajes. Y no sólo en la intimidad: hemos llegado al punto de estar mirándolo en cualquier lugar, en cualquier momento, y con cualquiera. Hasta tal extremo ha llegado la cosa, que esto último tiene nombre: “Phubbing.” Qué bellos tiempos cuando nuestro móvil solo servía para llamar y existían las conversaciones, la intimidad, el silencio de no tener notificaciones…

Cotillear los estados de la gente

WhatsApp 3

Bueno, bueno, esto quizás ha cambiado algo estos días, pero creo que merece su mención en esta lista. Sí, cotilleamos bastante los estados de nuestros amigos o por lo menos, ahora nos lo ponen en la cara. A muchos nos encanta saber qué piensan los demás, y más si por azares del destino eso te involucra a ti. Antes, sin WhatsApp, lo más parecido a esto era cotillear el Facebook o el Tuenti de alguien, y ya era difícil. La privacidad aún era real.

Quizás te interese: Estados de WhatsApp, guía completa con vídeo

Crear grupos para cualquier estupidez

WhatsApp 4

Esto es algo que me enerva especialmente. ¿Cuantos de vosotros tenéis 100 grupos para el cole de tu hij@, para una quedada, para la familia, etc? Y más aún. ¿Cuántos grupos de esos tienes abandonados al fondo de tu lista de chats? Ya hacemos grupos para cualquier mínima tontería de manera que ya tenemos chorrocientos grupos que, o no cumplen con su cometido, o generan más problemas que otra cosa. Esto, antes, no era así. Una llamada al “anfitrión” de la quedada era suficiente. Incluso un cumpleaños era fácil haciéndolo de esta guisa. Cómo nos complicamos…

Emojis en cantidades industriales

WhatsApp 5

Primero fue el recortar palabras por el costo de los SMS, y ahora, los emoticonos han sustituido el lenguaje lógico y escrito. Fulminados, más bien. Ahora, prácticamente usamos emojis para absolutamente todo y muchas veces, para que quede más claro lo que sentimos en ese momento. Antes, como mucho, mandábamos uno y con el miedo en el cuerpo de que ese emoticono fuera a reventarnos la factura o el saldo. Vivíamos con miedo, pero éramos más serios.

Llamar de forma normal

WhatsApp 6

Tiempo otrora, una llamada significaba que a la otra persona, le importabas. Si decías que mañana le –o la– llamabas, y le llamabas, te lo cogía con una sonrisa. Después de las llamadas en WhatsApp, no pasamos o de toques cortísimos o de ya olvidarnos de las llamadas normales, y de estar todo el rato llamando por la app. Lo gracioso que es ver como hoy en día la gente se hace un lío por intentar llamar bien con WhatsApp dependiendo de internet cuando hace años era lo más simple del mundo. Lo dicho, complicación tras complicación.

El doble tick azul…

WhatsApp 7

Creo, firmemente, que este es de los peores inventos que la humanidad se ha atrevido a crear. Seguro que lo sabéis, pero esto ha destruido parejas, amistades y vínculos entre personas cual desinfectante contra las bacterias. Antes de esto, incluso aún con WhatsApp, aunque era algo un poco chungo esperar la respuesta, vivías tranquilo sin pensar si lo había leído o no. Ya te respondería, y si no, bastaba con mandar otro mensaje, ya fuera SMS o WhatsApp. Se le ha dado tanta importancia que el día que se pudo desactivar esto, fue un gran día para la raza humana.

Compartir todo lo que veas a tus allegados

WhatsApp 8

No voy a mencionar aquí a cierto personaje viral con una buena anatomía pero seguro que os vendrán a la cabeza cientos, miles de imágenes, audios, o vídeos de cualquier cosa que hayas visto en internet, o te haya pasado, o hayas vivido. Estamos obsesionados con que nuestros amigos vean lo que tú ves, ese perro bailarín o ese audio de 4 minutos explicando por qué te ha dejado tu pareja. Sin WhatsApp, las conversaciones volaban entre tus amigos, en persona, vamos. Ahora, sabiendo todo lo que acontece en tu vida, es difícil entablar una buena charla con alguien que no conoces mucho.

No fijarnos en lo importante

WhatsApp 9

Viajamos a otro país, y se lo comentamos a nuestros amigos. Estamos viendo un monumento famoso, y le pasamos una foto a nuestra pareja. Sí, está bien enorgullecerte de ello, pero desde que tenemos WhatsApp nos preocupamos más por exponer nuestro día a día que a disfrutar realmente de lo que nos rodea. Es triste, puesto que hace años, si querías inmortalizar ese viaje o ese cumpleaños, tenías una cámara con la que hacer la foto, y despreocuparte. Ahora, la gran parte de la gente que usa esta app, si no hace saber a sus seres queridos dicho logro ya no merece la pena. Priorizar es importante, y creo que estamos confundidos en este aspecto.

Darle importancia a WhatsApp en una relación

WhatsApp 10

El número de parejas que WhatsApp ha destruido es casi incalculable. Lejos de la culpa o los motivos que hayan motivado la ruptura, es cierto que esta app ha sido determinantes para muchas de estas personas. “No me ha respondido, apenas hablamos, le manda mensajitos a alguien…” Y la lista sigue. Como en casos anteriores, una llamada era suficiente para dejarlo todo claro. Sí, la comunicación era menor. Y sí, el riesgo a no saber ciertas cosas era mayor. Pero sin duda, la confianza en la otra persona era la clave y no ahora, que la clave es ver si tu pareja está mandándole mensajitos a algún ex suyo. Y sobre eso, tenemos que reflexionar.

¿Haces alguna de estas cosas con WhatsApp? ¿Era así antes de esta aplicación?

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en WhatsApp
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion