Por qué WhatsApp es el peor y a la vez el mejor invento de la historia de la humanidad

Por qué WhatsApp es el peor y a la vez el mejor invento de la historia de la humanidad

COMPARTIR 0 TWITTEAR

enlace-grupos-whatsapp-2

WhtatsApp llegaba a nuestras vidas en el año 2010. Se presentaba como una app de mensajería instantánea, algo bastante novedoso en aquella época. No porque no tuviésemos ya medios para contactar rápidamente con la gente, pues ya lo hacíamos a través de servicios como Google Talk, Facebook, y sí, también por SMS.

Sin embargo, la simplicidad de WhatsApp y el boca a boca, hizo que pronto se convirtiese en una aplicación indispensable en nuestros teléfonos. Años después, este es el resultado: más de 1000 millones de usuarios activos en todo el mundo.

WhatsApp ha llegado a considerarse como uno de los mejores inventos del siglo. Quizás es algo exagerado, pero no cabe duda de que gracias a él, las comunicaciones a distancia han cambiado, aunque no siempre para bien. A continuación, veremos al doctor Jekyll y al señor Hyde en versión WhatsApp.

Es el peor porque…

La gente está todo el día con el móvil en la mano

Y gran parte de culpa de que esto ocurra la tiene WhatsApp. Conversaciones que nunca terminan en las que llega una notificación cada cinco palabras, y el típico grupo que se creó para algo que ya no recuerdas, y que se acaba convirtiendo en un centro de difusión de contenido chorra que se traga toda la memoria de tu teléfono, son el pan de cada día en WhatsApp.

Por suerte, tenemos otros cuatro millones de grupos en los que podemos seguir malgastando horas y horas de nuestro tiempo y evitar así que nadie se pierda ese valioso contenido que hemos ido recogiendo a lo largo del día.

Todo esto hace que para muchas personas sea prácticamente imposible no estar 24/7 conectado WhatsApp. Y por el camino, ¿cuántas cosas realmente importantes en la vida se habrán perdido?

Puede significar la diferencia entre la vida y la muerte

WhatsApp, unido a la imprudencia de la gente, ha sido la causa de accidentes, entre ellos, muchos de tráfico. Atender al WhatsApp mientras se conduce, además de no estar permitido, es altamente peligroso, no solo para el que conduce, sino para todos los demás.

Pero también los peatones que van más pendientes de los mensajes que de ver por dónde andan son un riesgo, sobre todo para ellos mismos. Cuántos no habrán cruzado en rojo o por donde no debían, al ir despistados mirando el WhatsApp. Eso por no hablar de todas las farolas que han caído a cabezazos. Un minuto de silencio por ellas…

Ha cambiado nuestra forma de relacionarnos con los demás

Whatsapp puede acabar con tu relación

Pensándolo fríamente, es curioso que una simple aplicación pueda influir y hasta modificar la forma en la que nos relacionamos con los demás. El componente social de WhatsApp es clave, y ha hecho que todo cambie.

De repente, un día aparece WhatsApp y ya no necesitamos hacer tantas llamadas. ¿Para qué, si hablar por WhatsApp es gratis? De repente, ya no necesitamos quedar tanto con la gente. ¿Para qué, si podemos hablar por WhatsApp en cualquier momento y desde cualquier lugar? De repente, ya no tenemos tantas ansias por volver a ver a esa persona que regresa tras un tiempo fuera. Total, hemos hablado todos los días por WhatsApp, ¿no?

Ha hecho que compartamos más

Cadenas, bulos, spam.

Es un nido de delincuentes

Algunos delincuentes han encontrado un buen filón en WhatsApp para cometer sus fechorías. Los intentos de estafa no son casos extraños en la popular app de mensajería, y por desgracia, en más de una ocasión han conseguido su objetivo, engañando a muchos usuarios. Sin ir más lejos, el pasado mes de enero nos hacíamos eco de una de las estafas más peligrosas que se han visto por WhatsApp.

Te recomendamos: Lo que le tienes que contar a tus padres para que no los estafen por WhatsApp

Es el mejor porque…

Es un nido de delincuentes

WhatsApp es, en muchas investigaciones, una prueba fundamental a la hora de seguir la pista a delincuentes e incluso puede llegar a ser definitivo para llegar a ellos. No solo sirve para seguir el rastro de estafadores, sino que los mensajes enviados y recibidos por los sospechosos o incluso por las víctimas también pueden suponer un antes y un después en casos más complicados, desde secuestros hasta asesinatos.

whatsapp archivos maliciosos

Ha hecho que compartamos más

WhatsApp es una potente vía por la que compartir con nuestros amigos y familiares. En cuestión de segundos podemos sacar una foto y compartirla con quien queramos, podemos darle la ubicación a cualquiera de nuestros contactos y ni tan siquiera es necesario que nosotros sepamos dónde estamos, podemos compartir un vídeo que nos ha gustado, podemos enviar un documento,…

En definitiva, ha logrado que compartamos más sobre nosotros.

Ha cambiado nuestra forma de relacionarnos con los demás

Pensándolo fríamente, es curioso que una simple aplicación pueda influir y hasta modificar la forma en la que nos relacionamos con los demás. El componente social de WhatsApp es su razón de ser, pero esto ha hecho que todo cambie.

De repente, un día aparece WhatsApp y ya no necesitamos hacer tantas llamadas. ¿Para qué, si hablar por WhatsApp es gratis? De repente, ya no necesitamos quedar tanto con la gente. ¿Para qué, si podemos hablar por WhatsApp en cualquier momento y desde cualquier lugar? De repente, ya no tenemos tantas ansias por volver a ver a esa persona que regresa tras un tiempo fuera. Total, hemos hablado todos los días por WhatsApp, ¿no?

Puede significar la diferencia entre la vida y la muerte

A veces, WhatsApp también puede salvar vidas. Y si no, que se lo digan a muchos montañeros en problemas que han podido ser localizados y rescatados con vida gracias a que pudieron compartir su ubicación a través de la app.

O al joven que en 2015 tuvo un accidente con su coche en una autopista de Galicia, cayendo por un terraplén y acabando en una zona sin apenas tránsito, y que también pudo ser localizado gracias a WhatsApp.

Como vemos, WhatsApp puede llegar a ser una herramienta clave en casos en los que la vida está en juego. Y es una suerte poder contar con él.

La gente está todo el día con el móvil en la mano

whatsapp-envio-imagen-falsa

¿Qué tiene de positivo que la gente esté todo el tiempo atenta al móvil? Que está siempre localizable. La dependencia, o adicción, que tenemos de WhatsApp y también de otras aplicaciones, como Facebook, ha hecho que sea mucho más rápido localizar a alguien.

En muchas ocasiones, acabamos antes enviando un WhatsApp que haciendo una llamada. Y es que los hay que ya no atienden llamadas, pues prefieren hablar por WhatsApp, sea el asunto que sea.

Incluso en casos en los que la cobertura escasea, puede ser más factible enviar un WhatsApp y que el destinatario lo reciba, que no intentar hacer una llamada que, en el caso de que consigamos hacerla, posiblemente se va a escuchar muy mal.

En definitiva:

WhatsApp es lo peor porque la gente está todo el día con el móvil en la mano, puede significar la diferencia entre la vida y la muerte, ha cambiado nuestra forma de relacionarnos con los demás, ha hecho que compartamos más, y es un nido de delincuentes.

WhatsApp es lo mejor porque es un nido de delincuentes, ha hecho que compartamos más, ha cambiado nuestra forma de relacionarnos con los demás, puede significar la diferencia entre la vida y la muerte, y la gente está todo el día con el móvil en la mano.

Bueno. Ahora que he soltado toda esta parrafada, ¡me voy, que llevo una hora sin atender el WhatsApp!

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal.

Archivado en Aplicaciones Android, Aplicaciones Android de mensajería instantánea, WhatsApp
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs