Samsung Gear S3, análisis al smartwatch redondo por fuera y por dentro

Samsung Gear S3, análisis al smartwatch redondo por fuera y por dentro

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Nuevo smartwatch de Samsung

El segmento de los smartwatch es un mercado que no termina de despegar. Encontrar su utilidad, teniendo en cuenta su precio, dificulta sin duda que eso suceda. A pesar de ello, los principales fabricantes no cejan en su empeño de liderar un mercado que no tiene aún un líder claro. Samsung es una de ellas, ya que aprovechó el pasado IFA 2016 para presentar el Samsung Gear S3, una renovada versión de su anterior modelo, eso sí, manteniendo su propio sistema Tizen.

De la misma manera que anteriores Gear vino en dos versiones, Gear S3 Frontier, el modelo casual o deportivo, y Gear S3 Classic, un reloj inteligente con un diseño más tradicional. Éste último es el que será objeto de este análisis, aunque ambos mantienen las mismas funciones y opciones para el usuario, siendo su única diferencia la del diseño. ¿Es el mejor smartwatch a día de hoy? No te pierdas su correspondiente análisis.

Análisis en vídeo

Diseño y pantalla

Lo más destacado de ambos modelos del Samsung Gear S3 es que dan la sensación de estar delante de un reloj. Esto favorece a que aquellos usuarios más reacios a este tipo de dispositivos lo vean como algo más atractivo, sobre todo los que suelen utilizar relojes tradicionales.

El modelo de este análisis es la versión inspirada en los relojes clásicos de caballero, con una caja de acero y una correa de cuero, la cual es verdad que no es la de mejor calidad del mercado. Lo positivo es que es compatible con cualquier correa estándar de 22 milímetros.

De la misma manera que cualquier otro smartwatch, hay que tener en cuenta qué muñeca tenemos. En mi caso que la tengo relativamente pequeña este Gear S3 Classic me queda grande, aunque es verdad que también lo es. Su caja de acero tiene un tamaño de 49 x 46 milímetros, así como un grosor de 13 milímetros y un preso de 60 gramos. En este sentido se encuentra por encima de los de la competencia.

Correa

Tan importante es el diseño en un smartwatch como su pantalla. La del Gear S3 ha crecido ligeramente hasta la 1,3 pulgadas, manteniendo tanto el panel Super AMOLED, con respuesta táctil, como su resolución, 360 x 360 píxeles. La calidad es innegable.

Las esferas virtuales y las imágenes se ven nítidas y coloridas, que es lo que más llama la atención, así como unos negros muy profundos, que son de agradecer en un dispositivo así. Respecto al brillo cumple sin problemas en exteriores, incluso sin necesidad de ajustar al nivel más alto.

Rendimiento

Lo que mueve un smartwatch es otro aspecto relevante. Samsung ha incorporado un procesador de la casa, Exynos 7270 de doble núcleo a 1 GHz, acompañado de 768 MB de memoria RAM. El rendimiento es fantástico, aunque en esto tiene mucho que ver el sistema que le da vida, Tizen, también propio de Samsung. Tras estos días de prueba está sin duda a la altura de otras plataformas como Android Wear o watchOS, aunque las diferencias son evidentes.

La interfaz sí que me recuerda a la de Google, ya que si nos desplazamos hacia la izquierda encontraremos los widgets, los cuales podremos ajustar como deseemos. Hacia la izquierda las notificaciones, que se eliminan deslizando el dedo de abajo arriba. Si lo hacemos de arriba abajo en la esfera principal se desplegará un menú con los ajustes principales, tales como el volúmen, brillo y modo no molestar, entre otras.

Pantalla Gear S3

Me preocupaba la falta de aplicaciones, ya que a pesar de que la tienda de Samsung ofrece muchas, es complicado llegar al nivel de Android Wear. A pesar de ello, no eché en falta ninguna, tanto por las que ya vienen preinstaladas, como por las disponibles en la tienda. Dispone de reconocimiento de voz, que además es posible activar diciendo Hola Gear, sin embargo, no funciona tan bien como me gustaría.

Funciones

El Samsung Gear S3 incorpora micrófono y altavoz, y esto permite llamar y recibir llamadas. Dejando a un lado la manera de hacerlo, funciona sin problemas. Para ello es necesario que el mismo esté unido a nuestro smartphone. En este sentido, en cuanto a conectividad, viene con Bluetooth 4.2, Wi-Fi, NFC, GPS y sensores como giroscopio, acelerómetro, altímetro, barómetro y medidor de frecuencia cardíaca.

Gear S3 Classic

Gracias a este último podemos monitorizarlo para que lo haga automaticamente a lo largo del día. Y de la misma manera a los distintos sensores, puede registrar nuestra actividad física diaria, tales como pisos subidos, pasos, calorías quemadas e incluso monitorizar el sueño. La precisión de los datos recogidos ha sido irregular, aunque es algo que irá solucionándose en futuras actualizaciones. Si bien este modelo no es propiamente el deportivo, sí que ofrece las mismas opciones que el Gear S3 Frontier.

Por este motivo lo utilicé a la hora de ir a correr e incluso en el gimnasio. La experiencia ha sido positiva, primero porque permite almacenar música, gracias a los 4 GB de almacenamiento interno con los que cuenta, así como por el GPS, que permitió monitorizar mi ruta. Todo sin necesidad de estar emparejado con mi smartphone. Aunque, tal como he comentado, no recoge los datos de una manera tan precisa como otros dispositivos que he podido analizar.

Donde Samsung ha hecho un gran avance con respecto al modelo anterior es en la batería. Ha pasado de los 250 mAh del Gear S3 a 380 mAh, que incorporan los nuevos Gear S3. Con esto ha sido capaz de llegar en mi caso a los tres días de autonomía. Es cierto que no es mucho si lo comparamos con un pulsera de actividad, pero con respecto a sus inmediatos competidores está sin duda por encima.

Smartwatch Samsung

Opiniones finales

85

El Samsung Gear S3 es sin duda uno de los mejores smartwatches a día a día de hoy, tanto por diseño, pantalla, autonomía, así como por los sensores que integra, para ofrecer más funciones y opciones a los que lo llevan en su muñeca. Es por esto más útil a la hora de hacer deporte, aunque si tenemos en cuenta su precio, 400 euros, quizá tiene más sentido optar por una pulsera de actividad, también porque la precisión en la medición no es su fuerte. ¿Recomendaría el Gear S3 Classic? Sin duda, si tienes claro que todas sus funciones pueden satisfacer tus necesidades del día a día.

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal.

Archivado en Análisis, Samsung Gear S3
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs