¿Se está convirtiendo Android en un sistema operativo cerrado?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Android O, novedades en vídeo

Android está en constante transformación. Durante el Google I/O 2017, la compañía anunciaba una gran cantidad de novedades diferentes que llegarán con la próxima versión del sistema operativo, Android O.

Además, el pasado jueves tuvimos que informar sobre una noticia que no alegraba precisamente a un gran número de usuarios de Android. Y es que, a partir de ahora, los desarrolladores podrían elegir si sus aplicaciones serán compatibles, o no, con dispositivos que cuenten con permisos de superusuario o root.

Esta, sumada al resto de medidas impuestas por Google en los últimos años, nos hacen dudar del futuro de Android. Y es que, poco a poco, el sistema operativo se está convirtiendo en un ecosistema cada vez más cerrado y con menos libertad de cara a los usuarios. Por ello, hoy nos preguntamos, ¿acabará Android siendo un sistema operativo cerrado?

Android cada vez es menos abierto, pero no hay de qué preocuparse

Google Pixel XL vs iPhone 7 Plus, comparativa de pantallas, diseño y especificaciones

A día de hoy, contestar la pregunta de si Android es un sistema operativo abierto es sencilla: sí, lo es. Todo aquel que así lo desee puede acceder al código del sistema operativo de forma totalmente gratuita y modificarlo a su antojo.

Sin embargo, con el paso del tiempo, Google ha ido introduciendo nuevas normas que reducen la libertad de los usuarios a la hora de modificar parámetros avanzados del sistema. Puede que la intención sea buena, pues uno de los principales objetivos de estas medidas es mantener a salvo la integridad de los usuarios ante posibles amenazas. Aún así, de lo que no hay duda es de que Android ya no es lo que era.

El plan de Google para acabar con el root en Android

root-android-peligro

Por ejemplo, tras el lanzamiento de los Google Pixel, la gran G introducía un nuevo sistema de verificación en el arranque del dispositivo, que detectaba si el terminal contaba con permisos de superusuario, e incluso podía llegar a impedir el inicio. Por supuesto, la comunidad fue capaz de saltarse estas restricciones, aunque no fue un proceso sencillo, precisamente.

Y más tarde fueron las aplicaciones que impedían su ejecución en terminales desbloqueados o con root. Pokémon GO y Android Pay fueron algunas de las primeras en llevar a cabo esta restricción, aunque era fácilmente salvable con módulos externos.

Pero ahora todo está a punto de cambiar, pues los desarrolladores ya tienen la posibilidad de elegir si sus apps son compatibles con terminales que dispongan de estos permisos, forzando así a los usuarios a descargar las aplicaciones de fuentes externas, con los peligros que conlleva este proceso. No dudamos que la comunidad sea capaz, una vez más, de saltarse estas restricciones, como tampoco dudamos que Google, a su vez, contraatacará con nuevas medidas cada vez más estrictas.

Fuchsia y el adiós al kernel de Linux

Interfaz de Fuchsia

Por otra parte, aún tenemos pendiente conocer más detalles sobre Fuchsia, el sistema operativo que supuestamente llegaría para suceder a Android, y que aportaría una enorme cantidad de cambio tanto en la superficie, como a nivel interno.

Y sin duda, uno de los cambios más sonados es el del abandono del kernel de Linux, para dar paso a Magenta, un microkernel avanzado, desarrollado íntegramente por Google, que permitirá a la compañía tener un mayor control sobre el funcionamiento interno del software.

Sin embargo, a día de hoy el código fuente de Fuchsia permanece abierto, y se encuentra disponible para todo el mundo. Desconocemos si Google decidirá “cerrarlo” antes de su aparición oficial, o si por el contrario se mantendrá como open source durante toda su vida.

Conclusiones

Sí, Android sigue siendo un sistema operativo abierto y libre. A pesar de ello, son tantas las medidas y restricciones impuestas por Google durante todos estos años, que la libertad ha dejado de ser una ventaja del sistema con respecto a su competencia, como acostumbraba a serlo en un principio.

Y lo cierto es que, a pesar de estas medidas, Android se encuentra en su mejor momento. El funcionamiento del sistema operativo no tiene nada que envidiar al de la competencia, y gracias a la inclusión de nuevas funciones y características, el root es cada vez menos necesario. Así que sí, Android está cambiando, pero, por ahora, va por el buen camino.

Y tú, ¿crees que Android acabará siendo un sistema operativo cerrado?

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en Actualizaciones Android, Opinión, Sistemas operativos, Software Libre
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion