Por qué es tan difícil para los fabricantes mantener tu móvil actualizado

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Android O, novedades en vídeo

A estas alturas, los problemas de fragmentación que Android arrastra desde, prácticamente, sus inicios, no son un secreto para nadie. Cada vez que presenciamos la llegada de una nueva versión, como Android O, presentada hace solo unos meses, sabemos que, a no ser que tengamos un dispositivo relativamente reciente y bien soportado, es prácticamente imposible que vayamos a poder disfrutar de las novedades de esa versión en nuestro móvil de forma oficial, y si lo hacemos, pasarán unos cuantos meses desde que la actualización sea liberada al mundo por primera vez.

Y ya que en su momento llegábamos a la conclusión de que Google no es el único culpable de esta falta de actualizaciones, sino que influyen varios factores más, entre los que encontramos, por supuesto, al propio fabricante del smartphone en cuestión.

Por ello, hoy queremos arrojar algo de luz sobre el asunto, y ver con más detalle por qué es tan difícil para los fabricantes mantener nuestro móvil siempre actualizado a la última versión del sistema.

Los fabricantes no son ONGs

Android 7.1.1 Nougat en OnePlus 3 y 3T

Y esto es lo primero que debe quedarnos claro: un fabricante es una empresa, y su principal objetivo es la de obtener beneficios mediante la venta de nuevos dispositivos.

Por tanto, lo más lógico es que las compañías dejen de lado los terminales que ya han sido lanzados al mercado hace 1 o 2 años, y que ya no les reportarán beneficios, con el fin de centrarse en lanzar y vender nuevos terminales. Esto, sin duda, afecta a los usuarios, que se ven en la necesidad de tener que cambiar de móvil cada poco tiempo para estar siempre actualizados.

Actualizar tu móvil cuesta dinero

Android 7.0 Nougat analisis-4

Detrás de cada actualización, por pequeña que sea, existe un grupo de desarrolladores, con sus respectivos salarios y su necesidad de recursos para trabajar, que por supuesto, la compañía debe mantener con su dinero.

Además, los fabricantes de mayor relevancia en el mercado móvil, como Huawei, Samsung o LG, entre otras, cuentan con una gran cantidad de dispositivos disponibles en el mercado. Y ya que desafortunadamente no existe una versión de Android “universal” que sirva para todos los terminales, la empresa se ve obligada a crear varios equipos destinados a crear las respectivas versiones para cada dispositivo, aumentando así los gastos que, con el paso del tiempo, se volverían insostenibles debido a la llegada de nuevos terminales que también necesitan sus propios equipos de desarrollo.

Y algo similar sucede con las compañías de menor tamaño. Uno de los casos más sonados en las últimas semanas ha sido la decisión de OnePlus de abandonar por completo el OnePlus 2 –una decisión más que criticada, y con razón, ya que el fabricante ha incumplido sus promesas–, mientras se justificaban diciendo que son “una empresa pequeña” que no cuenta con los recursos necesarios para poder continuar soportando terminales antiguos.

Las capas de personalización, el gran enemigo de las actualizaciones

Samsung Galaxy S8

Android significa diversidad, tanto a nivel de dispositivos, como a nivel de software. Esto, a pesar de ser una ventaja a la hora de elegir un terminal que se adapte por completo a los gustos de cada usuario, puede convertirse en un gran obstáculo a la hora de obtener nuevas versiones del sistema operativo.

Una buena prueba de ello la tenemos en Samsung. Nadie duda que la surcoreana tenga la cantidad de recursos necesaria para ofrecer actualizaciones de forma rápida, sin embargo, la firma necesita adaptar su capa de personalización propia a todas y cada una de las actualizaciones proporcionadas por la gran G, alargando el proceso de actualización hasta varios meses, y causando, por supuesto, la frustración de los usuarios, que ven como dispositivos de otras firmas se actualizan mucho antes que su flamante Samsung Galaxy.

¿Cuál es la solución?

Tal como hemos visto, uno de los principales aspectos que más influyen a la hora de dejar de soportar dispositivos es el dinero. Es muy poco probable que los usuarios tengamos que acabar pagando a los fabricantes para obtener actualizaciones, aunque no sería nada descabellado pensar que Google pudiera incentivar económicamente a aquellos que cumplen con las fechas de soporte y actualización previstas.

De lo contrario, la única solución que vemos a largo plazo, es que Google continúe introduciendo herramientas que ayuden a los fabricantes a ahorrar tiempo y dinero a la hora de ofrecer actualizaciones, tal y como ya hicieron con Project Treble hace solo unas semanas, además de seguir realzando por encima del resto a las compañías que sí actualizan sus terminales, a la vez que se penaliza a aquellas que no lo hacen.

Y tú, ¿cuál crees que la solución a la fragmentación en Android?

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en Actualizaciones Android, Fabricante, Opinión, Sistemas operativos
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion