¿Cuál es la forma más segura de bloquear tu Android?

¿Cuál es la forma más segura de bloquear tu Android?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Método de bloqueo más seguro

Si has entrado a leer este artículo, probablemente te preocupe tu seguridad. Y si te preocupa tu seguridad, estoy convencido de que tu smartphone Android cuenta con algún tipo de método de bloqueo seguro como un PIN, contraseña, patrón o, si tienes un dispositivo relativamente reciente, una huella dactilar –o varias– configurada para acceder al sistema.

Pero, ¿alguna vez te has preguntado cuál es el sistema de bloqueo más seguro? Probablemente sí, y hoy venimos para ayudarte a salir de dudas analizando todos y cada uno de los diferentes tipos de métodos de seguridad disponibles en Android.

Contraseña, el clásico entre los clásicos

Crear contraseñas seguras

Llevamos años utilizando contraseñas para todo. Desde nuestra cuenta de correo electrónico hasta la cuenta que utilizamos para comprar cosas en Amazon, todo está protegido mediante una contraseña formada por diferentes números, letras y símbolos.

Android, por supuesto, también nos ofrece la posibilidad de bloquear nuestro dispositivo mediante una contraseña. Como es lógico, la seguridad dependerá de si se trata de una buena contraseña formada siguiendo los trucos que traíamos hace un tiempo, o si hemos cometido alguno de los errores imperdonables más comunes a la hora de crear una clave de este tipo.

Una de las desventajas de las contraseñas con respecto a otros métodos, es que suelen tomar bastante tiempo en ser escritas, algo muy poco práctico teniendo en cuenta los cientos de veces que desbloqueamos el smartphone al cabo del día. Sin embargo, una buena contraseña puede verse traducida en un dispositivo prácticamente impenetrable, que, al fin y al cabo, es lo que buscamos.

PIN numérico, rápido y seguro a partes iguales

7 consejos para crear contraseñas seguras

Otro de los métodos más utilizados, siguiendo muy de cerca a las contraseñas, es el PIN numérico. Como todos sabemos, este sistema se basa en una serie de caracteres numéricos que, en el caso de Android, requiere un mínimo de 4 caracteres.

Con solamente 4 dígitos, es posible conseguir hasta 10.000 combinaciones completamente diferentes. Esto asegura un nivel de seguridad bastante avanzado para la mayoría de usuarios, a la vez que se ofrece una mayor rapidez a la hora de desbloquear el móvil. Un win-win en toda regla.

Patrón de desbloqueo, el viejo conocido en Android

seguridad patron puntos android

Prácticamente desde sus inicios, Android cuenta con un método de seguridad exclusivo que con el paso del tiempo se ha convertido en uno de los más famosos: el patrón de desbloqueo.

Se trata de una rejilla formada por 9 puntos –aunque en algunos casos es posible añadir más–, que los usuarios tendrán que unir realizando una combinación secreta, con un mínimo de 4 puntos y un máximo de 9.

Este es otro de los métodos que, según su número de probabilidades –1.624 combinaciones con 4 puntos y 140.704 con 9– parece ser de los más seguros. Sin embargo, expertos han demostrado en más de una ocasión la falta de seguridad de este sistema debido al rastro que los usuarios dejamos en la pantalla a la hora de “dibujar” el patrón, que podría servir a los amigos de lo ajeno para quebrantar el bloqueo de forma extremadamente sencilla. Es cierto que esta misma táctica podría ser utilizada igualmente para traspasar el bloqueo mediante PIN o contraseña, pero al no tener que “arrastrar” el dedo por la pantalla, dificultaríamos este trabajo.

Lector de huellas, ¿tan seguro como lo pintan?

Huella-Xiaomi-RN3

Desde hace unos años, los smartphones, ya sean de gama alta, media o baja, han comenzado a incluir lectores de huellas dactilares. A día de hoy, esta es la forma más rápida de desbloquear nuestro dispositivo –sobre todo si nos topamos con sensores como los del OnePlus 5 o del Huawei P10–. Pero, ¿es tan seguro como dicen?

Pues no, lo cierto es que no. Tal y como se recoge en el diario The Telegraph, un grupo de investigadores de las universidades de Nueva York y Michigan, fueron capaces de crear una “huella maestra” capaz de atravesar este tipo de bloqueo bihométrico hasta en el 65% de las ocasiones. ¿A qué se debe esta falta de seguridad?

Según los expertos, ya que los lectores de huellas dactilares de los teléfonos inteligentes de hoy en día son relativamente pequeños, solamente se escanean diferentes partes de una huella para asegurarse de que una sola pulsación bastará para activar el sensor. De esta forma, y ya que los usuarios suelen registrar varias huellas diferentes, es más probable que pudieran existir coincidencias en otras huellas que pudieran permitir el desbloqueo del terminal. Esto se agrava aún más debido a que los smartphones ofrecen la posibilidad de realizar varios intentos en caso de fallo.

Reconocimiento facial y de iris, los últimos en llegar

Samsung Galaxy S8, lector de iris

Por último, encontramos dos de los últimos en llegar, y los más publicitados por Samsung junto a sus Galaxy S8 y S8+: los sistemas de reconocimiento facial y de iris.

Comenzando por el reconocimiento facial, nos encontramos con que se trata de un método de protección extremadamente inseguro. Tal y como afirman en Business Insider, incluso Samsung avisa a los usuarios de la falta de seguridad de este método con respecto al resto a la hora de configurarlo, y ya ha sido demostrada su falta de precisión en alguna que otra ocasión.

De hecho, no debemos olvidar que, desde Android 4.0 Ice Cream Sandwich, el sistema operativo de Google incluye un método de desbloqueo mediante reconocimiento facial. Sin embargo, muchos fabricantes han optado por eliminarlo de sus ROMs por completo, pues su seguridad deja bastante que desear.

Y lo mismo sucede con el lector de iris. Un grupo de expertos alemanes demostraron que el sensor incluido en el Samsung Galaxy S8 –sí, otra vez el S8–, podría ser fácilmente hackeado debido a que, normalmente, exponemos el iris en nuestro día a día en más ocasiones que, por ejemplo, nuestras huellas dactilares, y con una simple foto colgada en Facebook en alta resolución y unas lentillas bastaría para desbloquear el móvil.

Conclusiones

En definitiva, podríamos concluir que el método clásico es el más seguro: una buena contraseña formada por números, letras en mayúscula y minúscula y símbolos, con una longitud de tan solo 4 caracteres, podría llegar a tener hasta 80 millones de combinaciones. Sin embargo, este método también nos toma más tiempo que el resto de sistemas, además de ser más bastante difícil de recordar.

En segundo lugar, un PIN numérico con un mínimo de 4 caracteres puede ser un muy buen método de seguridad siempre y cuando no utilicemos secuencias predecibles. Además, dependiendo del número de caracteres, puede ser una de las opciones con mejor relación seguridad-rapidez a la hora de desbloquear. Algo similar podríamos decir del patrón de desbloqueo, aunque ya hemos comentado las desventajas de este método con respecto al PIN y la contraseña.

Y por último, cualquier método de seguridad biométrico que requiera identificar una parte de nuestra anatomía, como el lector de huellas o facial y de iris, puede poner en entredicho la seguridad del dispositivo debido a la supuesta facilidad a la hora de “engañar” a los sensores dedicados.

Y tú, ¿qué método de bloqueo usas?

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal.

Archivado en Contraseña, Lector de huellas dactilares, Patrón de desbloqueo, Seguridad Android
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs