Por qué ya no tienen sentido las réplicas de smartphones conocidos

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Samsung Galaxy S5 Lollipop

Echa la vista atrás unos años, a la época donde los Samsung Galaxy S4, los Galaxy S5, los Sony Xperia Z2, los Xperia Z3 o los HTC One M8 eran los dueños y señores del mercado, y los referentes absolutos del diseño en la gama alta. Eran grandes móviles para la época, y estas compañías a día de hoy siguen siendo de los mejores fabricantes que podemos encontrar.

Sin embargo, estos terminales ni hacían lo mismo que hacen hoy sus sucesores, ni los usuarios los usábamos para tantas cosas, esto es un hecho. Y esto, parece que no, hacía que muchos usuarios valoraran más el hecho de contar con un smartphone más exclusivo, de alguna marca concreta, tal como pasa hoy –en menor medida– con terminales de Samsung o de Apple.

Por ello, había mucha gente que optaba por comprar réplicas chinas y ahorrarse algo de dinero, en lugar de comprar el móvil original, ¿curioso no? Hoy te vamos a explicar por qué ya no tienen sentido las réplicas de los smartphones conocidos, y por qué ya no ves tantas de estas por la calle.

Por qué ya no tienen sentido las réplicas de los smartphones conocidos

Seguro que tu también tenías un amigo o familiar que tenía un clon del Galaxy Note 3, o del Xperia Z2, era bastante habitual en esos tiempos. La gama media por debajo de los 300 euros no era gran cosa, y por menos de ese precio, casi era mejor tener una réplica con un diseño bonito y con especificaciones medianamente decentes, que un gama media que, podría ser más estable y contar con el mismo tipo de materiales –aunque de más calidad–, pero también más feo.

Además, estos clones tenían las mismas pegas que algunos gamas media de la época, como la escasa longevidad, o la inestabilidad. Así que, ya puestos que al menos lo salve el diseño, ¿no? Pero, si te fijas, a día de hoy cuesta ver gente con una réplica de un Galaxy S8, o de un LG G6, y te vamos a explicar por qué.

La gama media actual, la principal culpable

Vamos a repetirlo otra vez, aunque ya lo sepas de sobra: la gama media actual es realmente válida para casi todo para lo que quieres un smartphone. Hazte esta pregunta, ¿comprarías una réplica de un S8, o un Samsung Galaxy A5 (2017)? Nosotros, desde luego, nos quedaríamos con el Galaxy A5 (2017).

Y esta es la principal diferencia respecto a hace unos años. La gama media de hace tres o cuatro años no rendía –a excepción del venerado Moto G de primera generación–. Pero, la gama media actual es capaz de hacerle frente a la gama alta en algún apartado puntual, y esto hace que, en muchos casos, esa diferencia de 300 euros entre un gama media y un gama alta, no merezca la pena.

Y, si por menos de 200 euros puedes tener un BQ, un Xiaomi, o incluso un Samsung decente, ¿para qué te vas a gastar más dinero en un terminal que imita el diseño, pero cuyo software y materiales no te dan garantías?

Lo que antes era un clon, ahora tiene nombre propio

Otro causante de la desaparición de los clones es que estos, se quieren independizar y crearse un nombre propio, y, lo que antes sería un clon de un Xiaomi Mi Mix, por ejemplo, ahora tiene su propio nombre.

Esto, si lo piensas, es algo muy positivo para las marcas en cuestión, ya que hace que se relacione este producto con ellas, aunque sea una copia, y la buena imagen, si es que la tiene, se quede en la propia marca.

Ahora, aunque un smartphone imite el diseño de otro, o se inspire en este, el mérito de que acabe siendo un buen terminal en todos los aspectos recae, evidentemente en la compañía que lo fabrica. Y si, por ejemplo, el Xiaomi Mi 6 puede parecer una copia del iPhone 7, la culpable de que este sea un gran terminal recae en Xiaomi, en nadie más.

Ahora mismo, un smartphone puede durar más que antes

Otro de los causantes de que esto no tenga sentido es que, a diferencia de hace unos años, los smartphones actuales son más longevos que antes, lo cual incentiva a muchas personas a adquirir un producto de calidad, que le vaya a durar dos o tres años –aunque sea barato– antes que un clon que vaya a durar un año o incluso menos.

Y esto, aunque todavía hay mucho por conseguir, es un logro bastante grande, ya que hace unos años era impensable que, gastándote 200 euros en un smartphone o menos, este pudiera durar más de dos años.

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en Móviles chinos
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion