Android y las actualizaciones: un gran problema que hoy está más cerca de tener solución

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Android 8.0 Oreo

Hoy podría ser uno de los días más importantes para la historia de Android, y sobre todo, para el futuro de la plataforma. Durante la conferencia Linaro Connect 2017, el encargado de Project Treble, el nuevo sistema que pretende “modularizar” Android con el fin de ofrecer actualizaciones más rápido, ha anunciado un gran cambio en el soporte de los kernel LTS de Linux. Pero, ¿qué significa esto? y sobre todo, ¿por qué es tan importante para el futuro de nuestro querido androide verde?

Como seguro que ya sabéis, el sistema operativo de Google –como muchos otros– está basado en el kernel de Linux. Más concretamente, Android está basado en el kernel LTS –Long Term Support o Soporte a Largo Plazo– que, hasta el día de hoy, estaba soportado activamente durante un período de dos años. Además, nuevas versiones de este kernel son liberadas alrededor de setenta días después del lanzamiento.

Sin embargo, tal y como ha confirmado hoy Ilyan Malchev, líder del desarrollo e implementación de Project Treble en una conferencia, los kernel LTS de Linux, a partir de ahora, pasarán a estar soportados durante seis años. Esta es, sin duda, una gran noticia para el sistema operativo de Google, por motivos que os explico a continuación.

El kernel LTS de Linux ahora estará soportado durante 6 años

Como decíamos, hasta el momento, los kernel de Linux utilizados por Google en Android recibían soporte continuado a lo largo de dos años. Esto, como bien apuntan en ArsTechnica, es más que suficiente para algunos dispositivos y plataformas que hacen uso de los kernel. Sin embargo, en Android se traduce en que durante esos dos años de soporte, los fabricantes deben desarrollar, producir y comercializar sus dispositivos, y más tarde ser utilizados por el usuario final. ¿El resultado? Cuando el terminal llega a las manos del usuario, el kernel ya está obsoleto.

A pesar de ello, Google ofrece actualizaciones del sistema durante dos años y parches de seguridad durante tres en sus dispositivos. Esto quiere decir que la gran G se ve obligada a mantener, durante al menos un año, un kernel que hace tiempo pasó a estar obsoleto.

Y aquí es precisamente donde llegan las buenas noticias: a principios de año, Dave Burke, vicepresidente de ingeniería de Android, respondía en una entrevista ofrecida a ArsTechnica que iban a trabajar mano a mano con Linaro con el fin de extender el soporte de los kernel LTS. Dicho y hecho: hoy mismo se ha anunciado que los kernel LTS de Linux pasan a estar soportados durante seis años, lo cual significa que uno de los pilares básicos en los que se sustenta Android, pasa a triplicar su vida útil.

Actualización de sistema Android

Gracias a este cambio, tanto Google como los fabricantes tienen la posibilidad de desarrollar dispositivos y lanzarlos al mercado mientras el kernel recibe su correspondiente soporte, y aún sobran años para que los usuarios puedan disfrutar de los terminales con un kernel que aún está siendo soportado activamente. El propio líder de Project Treble ha señalado que, con una ventana de soporte de seis años, no sería descabellada la idea de que todos los dispositivos Android pudieran mantenerse actualizados a la última versión de Android durante cuatro años, algo prácticamente impensable a día de hoy, y que ni siquiera Google puede cumplir.

Para poner en perspectiva la importancia de este cambio, podemos poner como ejemplo a los Pixel y Pixel XL de Google. Esta pareja de terminales, presentada a finales del pasado año 2016, contaba con el kernel 3.16 de Linux lanzado en 2014 y que llegó al final de su soporte en enero de 2017. Teniendo en cuenta que Google pretende mantener estos teléfonos actualizados hasta octubre de 2019, llegamos a la conclusión de que la compañía tendrá que mantener por sí sola un kernel obsoleto durante dos años.

Por otro lado, tenemos que tener en cuenta que los kernel están ligados a los diferentes procesadores que monta cada dispositivo. Todos los smartphones de gama alta actuales con el Qualcomm Snapdragon 835 ya cuentan con el kernel 4.4 de Linux. Ya que esta versión fue lanzada hace apenas unos meses, se beneficia del importante cambio del que hablamos hoy, por lo que no se descarta que los principales gama alta de 2017 —incluyendo los Pixel de la semana que viene–, pudieran ampliar considerablemente su período de soporte en cuanto a actualizaciones. Los terminales que no cuenten con este procesador, lamentablemente, se quedan fuera de este gran cambio, pues el kernel no se actualiza a lo largo de la vida útil de los dispositivos.

Como es lógico, todo esto no quiere decir que el gran problema de la fragmentación en Android vaya a acabar de la noche a la mañana, ni mucho menos. Sin embargo, que un paso tan importante para el kernel de Linux haya sido anunciado directamente en una conferencia llevada a cabo por Google, nos hace pensar que Android será una de las plataformas que más se beneficiará de este cambio.

¡Síguenos en Telegram para enterarte de lo más destacado del día y de las mejores ofertas Android!

Archivado en Actualizaciones Android, Kernel Linux, Noticias Android
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs