Huawei Mate 10 vs Samsung Galaxy Note 8, comparativa: ¡los titanes de Android a escena!

Huawei Mate 10 vs Samsung Galaxy Note 8, comparativa: ¡los titanes de Android a escena!

COMPARTIR 0 TWITTEAR

El ejercicio 2017 toca a su fin, la importante campaña navideña se acerca, también lo hacen las ferias CES de Las Vegas -la primera semana del próximo año- y el Mobile World Congress en Barcelona -del 26 de febrero al 1 de marzo de 2018-, y tan sólo queda por hablar Honor y su V10 entre los mejores smartphones de la plataforma Android hoy en día.

Seguramente el joven fabricante chinono vaya a sorprendernos demasiado, y es que siendo una firma spin-off del gigante Huawei lo más probable es, de hecho, que su dispositivo más avanzado sea primo hermano de un Huawei Mate 10 que compite por fin de forma directa con el Samsung Galaxy Note 8 por el torno del mercado de smartphone, o al menos por convertirse en el mejor Android del año.

No lo hace sin méritos, pues Huawei avanza terreno con el que probablemente sea el mejor chipset para dispositivos móviles que podremos encontrar en el mercado, un HiSilicon Kirin 970 que con su unidad de procesamiento neuronal se queda sólo en el terreno del machine learning y inteligencia artificial, así que el Huawei Mate 10 seguramente sea el smartphone más preparado para el futuro que podemos conseguir hoy mismo.

Comparativa, Huawei Mate 10 vs Samsung Galaxy Note 8

Sin embargo, del Galaxy Note 8 sólo podemos decir cosas buenas, y es que el nivel de Samsung ha alcanzado cotas muy muy altas. Tanto que a veces nos preguntamos qué será lo próximo, por dónde van a mejorar estos smartphones ya casi tan potentes como un PC de sobremesa, aunque obviamente hay una criptonita: precios por encima de los 1.000 euros.

Huawei y Samsung apuntan a lo más alto, y no esperábamos menos del mayor fabricante de smartphones del mercado y uno que aspira a serlo antes de 2020. A los chicos de Huawei les faltaba el paso adelante de un buque insignia sin complejos y lo han encontrado al fin, aunque para ganar hay que competir con los mejores. ¿Es el Mate 10 un digno competidor del Galaxy Note 8? Veamos…

Dos experiencias de usuario totalmente distintas

Competir en la misma liga no significa hacerlo con las mismas armas, y de hecho Huawei y Samsung difieren en prácticamente todo a la hora de entender un phablet de gama alta con lo son los Mate 10 y Galaxy Note 8.

Por fuera se parecen, a priori, pues el cristal y el metal están presentes en ambos dispositivos, con diseños limpios y elegantes donde encontramos un frontal “todo pantalla” en el que empiezan las diferencias. El formato del Huawei Mate 10 es el clásico 16:9, por un estirado y quizás más estilizado 18,5:9 que utiliza Samsung para sus últimos topes de gama.

A nivel estético el terminal chino es más bajito y ancho, seguramente raro a la vista entre la gama alta “full view” a la que ya nos hemos acostumbrado, y con una atractiva línea de diferente trama que rompe la trasera a la altura de la cámara para darle un toque al diseño de un terminal realmente bonito y muy bien construido.

A los coreanos ya les conocíamos más en esta faceta, y lo único que han hecho es llevar un paso más allá al aclamado diseño de los Galaxy S8+, que ahora acoge curvaturas menos pronunciadas para dejar hueco al S-Pen, quitando de paso 200 mAh de capacidad a su batería. El diseño de Samsung es impecable con la pega del lector dactilar, y su Note 8 es mucho más alto y estilizado a la vista.

Eso sí, la ergonomía y la experiencia de uso son cosas totalmente diferentes entre uno y otro dispositivo, pues aunque agarrar un Samsung que es más estrecho sea más cómodo, llegar a todas las partes de su pantalla con una mano es misión imposible. Esto en el Huawei es más llevadero, aunque su anchura se nota penalizando la sensación en mano. Mención aparte para el lector dactilar, que Huawei consigue colocar en un frontal “todo pantalla” y en la posición más óptima.

Además, el software también difiere en demasía, con Samsung aligerando cada vez más su personalización TouchWiz, ahora Samsung Experiencie, en pro de una experiencia cada vez más Pure Google; y Huawei por su parte manteniendo esa EMUI 8.0 que gusta a los chinos, pero que en otros mercados todavía chirría con su interfaz más del estilo de iOS, aunque ahora es cierto que podemos por fin introducir un lanzador de aplicaciones y eliminarlas de los escritorios.

Sólo podíamos esperar potencia a raudales…

Poco que comentar en cuanto al hardware, y poco que comentar en cuanto a potencia y rendimiento. No vamos a descubrir América en un vaso de agua si decimos que la fluidez y la experiencia de utilizar uno y otro son totalmente satisfactorias, sin los temidos lags y sin fallas de potencia reseñables.

Y sin embargo, de nuevo encontramos dos concepciones, la china y la coreana, que son totalmente diferentes a pesar de compartir una estrategia: utilizar la mayor parte de componentes de fabricación propia posibles.

En cuanto a pantalla Samsung gana, mayor resolución física ofrece mejor experiencia en realidad virtual, y aunque muchos dirán que no mejora el día a día y penaliza batería y rendimiento, los coreanos permiten elegir la resolución lógica que moverá el sistema operativo, así que no hay discusión.

No sólo eso, pues los paneles SuperAMOLED del Samsung Galaxy Note 8 han conseguido las mejores críticas de los expertos del mercado, consiguiendo negros profundos, colores muy vistosos, ángulos de visión casi totales y una experiencia visual inigualable. Huawei y su Mate 10 seguramente ganan en cuanto a blancos, pero la pantalla del Note 8 es probablemente la mejor del mercado con permiso del iPhone X.

SAMSUNG GALAXY NOTE 8HUAWEI MATE 10 PRO
Dimensiones y peso162,5 x 74,8 x 8,6 (mm)
195 (g)
154,2 x 74,5 x 7,9 (mm)
178 (g)
Pantalla6,3 pulgadas SuperAMOLED
QHD+ (2.960 x 1.440 píxeles)
6 pulgadas AMOLED
FullHD+ (2.160 x 1.080 píxeles)
Densidad y aprovechamiento frontal521 ppp
83,2%
403 ppp
80,9%
ChipsetSamsung Exynos 8895
Octa-core (4×2,3 GHz & 4×1,7 GHz)
GPU ARM Mali-G71 MP20
HiSilicon Kirin 970
Octa-core (4x 2,4 GHz Cortex-A73 & 4x 1,8 GHz Cortex-A53)
GPU ARM Mali-G72 MP12
RAM6 GB6 GB
Memoria interna64 GB
Slot microSD
128 GB
Slot microSD
Sistema operativoAndroid 7.0 Nougat
Samsung Experience UI
Android 8.0 Oreo
EMUI 8.0
CámarasTrasera: Dual (12 MP Dual Pixel, f/1.7 & 12 MP, f/2.4, AF), OIS, flash LED, autoenfoque, zoom 2x
Frontal: 8 MP, f/1.7, autoenfoque
Trasera:Dual (20 MP RGB & 12 MP Monocromo), f/1.6, lente Leica SUMILUX-G, OIS, autoenfoque láser+PDAF, doble flash LED, zoom 2x
Frontal: 8 MP, f/2.0
ConectividadLTE (doble SIM Activa)
Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac, dual-band, Wi-Fi Direct, hotspot
Bluetooth 5.0 LE
aGPS + GLONASS + GALILEO
NFC
USB v3.1 Tipo-C, USB Host
Audio jack 3.5 mm
LTE
Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac, dual-band, Wi-Fi Direct, hotspot
Bluetooth 4.2 LE
aGPS + GLONASS
NFC
Puerto IR
USB v3.1 Tipo-C, USB Host
Batería3.300 mAh (no extraíble)
Fast Charge
4.000 mAh (no extraíble)
Fast charge
OtrosGorilla Glass 5
Certificación IP68
Stylus S-Pen
Sensores de salud
Escáner de iris y lector dactilar
Samsung DeX (con accesorios)
Carga inalámbrica
Gorilla Glass
Certificación IP67
Lector dactilar
PC Mode (sin accesorios)
Carga inalámbrica

No nos hemos podido aguantar para enseñaros la tabla comparativa entre ambos buques insignia de Huawei y Samsung, y como veis ambos terminales vienen completitos. Los dos fabricantes utilizan chipsets de fabricación propia, Samsung con sus clásicos Exynos en su modelo 8895 con procesador de ocho núcleos hasta 2,3 GHz, y Huawei con el mencionado Kirin 970 donde esta vez sí se lleva el gato al agua.

El Kirin 970 es un chipset que piensa en el futuro, integrando una unidad de procesamiento neuronal que mejorará las capacidades del dispositivo en cuanto a inteligencia artificial y machine learning, llevándose a la CPU en local operaciones que otros fabricantes realizan en unidades de procesado remotas a través de Internet. El Huawei Mate 10 piensa más rápido, y eso es un plus que no debemos obviar.

Comparativa, Huawei Mate 10 vs Samsung Galaxy Note 8

No hay mayor diferenciación extra que un puerto de infrarrojos en desuso que sí integra Huawei en su Mate 10, y los sensores de salud que Samsung sigue manteniendo aunque pocos usuarios le saquen un partido real. Eso sí, el Huawei Mate 10 Pro no incorpora audio-jack estándar, y eso seguramente pueda ser una molestia añadida.

Sí hay diferenciación en cuanto a autonomía, y esta diferenciación es obvia por las capacidades de la batería de uno y otro. Los coreanos han tenido que integrar el S-Pen y seguramente hayan sido muy cautelosos debido a sus problemas del pasado, y lo cierto es que 700 mAh son muchos miliamperios-hora. Otro punto para un Huawei que pasa con nota la prueba de un día de uso intensivo, dejando al Note 8 justito de autonomía con unas 4 horas de pantalla.

Tres cámaras para cada uno, y punto para Samsung

Las cámaras son el apartado clave de los smartphones de más alta gama hoy en día, y es que para un fabricante justificar precios de 1.000 euros en dispositivos similares es muy difícil. Los resultados de ambos terminales son excelentes en este apartado, y sobre el papel Huawei y Samsung juegan con dos de los mejores módulos fotográficos disponibles en el mercado móvil.

Samsung desembarca en la doble cámara con un sensor Dual Pixel de 12 MP con apertura f/1.7, acompañado de otro sensor de 12 MP con apertura f/2.4 para conseguir un zoom óptico de dos aumentos. No se olvida del autoenfoque en ambos sensores, ni tampoco del estabilizador y el flash LED. En el frontal, Samsung dispone otro sensor de 8 megapíxeles con apertura f/1.7 y autoenfoque.

camaras-1

Huawei por su parte hace valer el acuerdo con Leica utilizando una lente SUMILUX-G para dar empaque a un módulo de doble sensor RGB + monocromo de 20 y 12 MP respectivamente. El autoenfoque es híbrido con láser y detector de fase, también disponemos de zoom óptico de dos aumentos y un doble flash LED. Para el frontal, la firma china cuenta con un comedido sensor de 8 megapíxeles y apertura f/2.0.

Entrando en materia, estamos ante un apartado difícil de comparar y se nos ha hecho muy difícil decidir, pero lo cierto es que en general parece que Samsung está un punto por delante y que Huawei todavía tiene que encontrar ese equilibrio del que una cámara firmada por Leica debería presumir.

camaras-2

De día los colores son más vistosos y saturados en el Note 8 y más realistas en el Huawei Mate 10, aunque la definición y la nitidez están mejor conseguidas en el dispositivo de Samsung, que también gana en escenas más complicadas con diferentes iluminaciones o fuentes de luz, gracias a su modo de auto-HDR.

En el caso del Mate 10 el HDR debe activarse de modo manual, y aunque ilumina mejor las escenas lo cierto es que tal iluminación parece muy artificial, así que a veces el resultado no será del todo satisfactorio.

camaras-3

De noche nos encontramos resultados muy parejos, con un nivel de ruido muy aceptable en ambos casos pero con una iluminación seguramente mejor conseguida en el dispositivo de Samsung.

Y en cuanto al modo retrato, pues mismas impresiones, ambos dispositivos obtienen resultados sobresalientes, pero de nuevo Samsung parece un paso por delante con sus desenfoques, mejor conseguidos por el módulo de tipo de zoom con dos aperturas diferentes. Este es quizás el apartado con más dudas para un fabricante que se estrena en la doble cámara, y los coreanos lo han resuelto realmente bien para ponerse a la altura de la competencia.

camaras-4

S-Pen y el valor añadido, donde Samsung todavía no tiene rivales

Son dos dispositivos de las más altas pretensiones, aunque seguramente Samsung siga siendo el fabricante que mejor entiende a los phablets. No en vano, la firma coreana se queda sola en el valor añadido a las pantallas de grandes dimensiones, con un S-Pen que gracias a la tecnología de Wacom ofrece funcionalidades que nadie puede ofrecer.

El lápiz óptico ha mejorado también, y Samsung ha sabido simplificar su uso y sus posibilidades para ofrecer por fin algo que facilite el día a día, y que nos automatice la tarea de sacar el lápiz. Hablamos obviamente de las notas con la pantalla apagada y de la función de traducción de palabras o textos instantánea, no tanto de unos mensajes animados que son más para la galería.

Comparativa, Huawei Mate 10 vs Samsung Galaxy Note 8

El valor añadido de Samsung es por tanto mucho mayor, sumando además unos auriculares AKG de gran calidad a la balanza y una carga inalámbrica integrada de serie, así como un modo de PC donde necesitaremos su base Samsung DeX pero que nos permitirá utilizar el teléfono cual ordenador de sobremesa.

Es aquí donde el gigante coreano mantiene su hegemonía, y aunque es cierto que Huawei también dispone de un modo de PC en el Mate 10 que además no necesita de bases ni accesorios, tan sólo de un cable adaptador estándar que podremos conseguir en cualquier tienda, lo cierto es que el S-Pen es demasiado diferenciador en este caso.

Eso sí, la apuesta de Samsung es sensiblemente más cara, cuesta 1.009 euros de partida por los 799 euros de la opción de Huawei, así que en un escenario de máxima igualdad el precio y lo que valoremos el valor añadido del S-Pen y la pantalla de Samsung, para mi los dos apartados clave de la comparativa, deberá decantarnos por una u otra opción. Aunque si echamos un vistazo a los precios más bajos que hemos encontrado en la red, la diferencia se disipa un poco.

Samsung Galaxy Note 8 (749 euros)

Huawei Mate 10 (607 euros)

Más en Andro4all

Artículos relacionados

Encuéntralos al mejor precio en las mejores tiendas.

Samsung Galaxy S6339,00 €COMPRAR
PVP 699 €

Samsung Galaxy S6 Edge+500,00 €COMPRAR
PVP 799 €

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal.

Archivado en Análisis terminales, Huawei, Huawei Mate 10, Recopilaciones y comparativas Android, Samsung, Samsung Galaxy Note 8
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs