¿Qué pasa si instalas AnTuTu Benchmark en un emulador de Android?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

misterioso-dispositivo-antutu-2

El otro día te contamos que Bluestacks, el emulador de Android más famoso, se había actualizado a Android Nougat. Decidimos probarlo, a ver qué tal iba y cómo se movía con las aplicaciones principales. Un lector nos propuso una idea: ¿qué pasa si instalas una aplicación de Benchmark como AnTuTu o Geekbench en un emulador de Android? Estas apps están destinadas a medir el rendimiento de un teléfono y compararlo con otros, ¿pero qué pasa cuando ese teléfono, en realidad, es un ordenador?

En este artículo vamos a darle respuesta a estas preguntas, porque lo hemos comprobado. Hemos instalado Bluestacks con Nougat en uno de nuestros ordenadores y, posteriormente, hemos instalado los dos benchmark mencionados anteriormente. Es curioso que al meterle la cuenta de Google nos ha mandado un correo de bienvenida a nuestro “nuevo Samsung Galaxy S8+”, y que en el benchmark aparece, efectivamente, como si estuviéramos usando dicho terminal. Pero empecemos con la prueba, a ver qué pasa.

Probando benchmarks en Bluestacks

AnTuTu Benchmark

Lo primero que hemos hecho para hacer esta prueba ha sido poner Bluestacks al máximo. De esa manera, hemos configurado el programa para que use los cuatros núcleos del procesador y 4 GB de memoria RAM (lo máximo permitido). Además, hemos puesto la pantalla en una resolución FullHD (1.920 x 1.080 píxeles) y los DPI en alto. De esa manera sabemos que tenemos al emulador funcionando al 100 por 100.

Especificaciones del PC: 16 GB DDR4, procesador Intel i5-7400 a 3 GHz, NVIDIA GTX 1050 Ti OC 4GB DDR5.

Empezamos con AnTuTu, y nos encontramos con que no tiene ningún permiso concedido, así que toca dárselos todos y, por supuesto, descargar el accesorio AnTuTu 3DBench (que no servirá de nada, como podrás comprobar más adelante). Una vez listo todo, empezamos el test. Más abajo tienes imágenes del progreso, que tarda aproximadamente unos 2 minutos en completarse.

Lo primero que nos resulta curioso es que no detecta el 3D y nos dice que no es compatible, así que esa puntuación directamente no nos la contabiliza. Por otro lado, cuando llega al 65% y se pone a testear las tareas multinúcleo notamos cómo el ordenador se pone bastante lento por unos segundos, aunque una vez termina esa parte todo vuelve a la normalidad. Poco después termina el test y nos ofrece la puntuación, que puedes ver más abajo.

Antutu 6

Con 128.049 puntos, el emulador se queda por debajo de absolutamente todos los terminales que muestra el ranking de AnTuTu en su web, siendo el más bajo el Samsung S7 Edge (G935V) con 131.474 puntos en la posición 50. El iPhone 8 Plus multiplica la puntuación por 1,69, al igual que el iPhone 8 y el OnePlus 5. El ordenador parece que no puede competir contra ellos (aunque no olvidemos que no ha detectado la tarjeta gráfica y que no ha llevado a cabo el test 3D). Por supuesto no ha detectado ningún tipo de sensor como giroscopio, de humedad, etc.

Geekbench 4

Geekbench 1

Geekbench es más sencillo porque solo es pulsar el botón y a correr, no hay que instalarle nada más. Como en AnTuTu solo hemos medido la potencia bruta del emulador, en Geekbench solo hemos hecho el test de rendimiento de CPU. Al igual que AnTuTu, solo tarda alrededor de dos o tres minutos en completarse y mostrarnos los resultados. Aquí tienes imágenes del proceso.

En esta ocasión parece que el ordenador con el emulador sale ganando a la mayoría de móviles actuales. La puntuación con un solo núcleo alcance los 3.600 puntos, que aumenta hasta más de 10.000 en el test multicore. Esto deja muy detrás a todos y cada uno de los dispositivos en el ranking, casi doblando en ambas puntuaciones a los terminales que se encuentran más arriba (Galaxy S8, S8 Plus y Note 8) y doblando a sus antecesores.

¿Qué conclusiones podemos extraer? Que un emulador de Android en un buen PC es más potente que un tope de gama. Es obvio que no vas a dejar de comprarte un teléfono de gama alta por tener un ordenador más potente desde el que usar Android, porque son dispositivos orientados a fines distintos, pero sí podrías, por ejemplo, usar tu ordenador para jugar a los juegos de Android en lugar de comprarte una tablet.

Todo esto hay que cogerlo con pinzas, por supuesto. No olvidemos que los benchmarks como estos son apps que no están hechas para equipos de sobremesa, sino para smartphones, ¡pero no te deja de ser curioso!

¡Síguenos en Telegram para enterarte de lo más destacado del día y de las mejores ofertas Android!

Archivado en AnTuTu Benchmark, Benchmarks, Bluestacks, Emuladores Android
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs