Fotografía Android para dummies (V): el balance de blancos

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Fotografía Android para Dummies qué es el balance de blancos

Es domingo, ¿y eso qué significa? ¡Nueva edición de Fotografía Android para dummies!, la sección en la que te enseñamos todo lo que tienes que saber para sacar al fotógrafo que llevas dentro. En anteriores ediciones hablamos de los megapíxeles, la velocidad de obturación, la apertura de diafragma y la sensibilidad ISO, y hoy le toca el turno al balance de blancos. Este elemento es realmente importante si quieres que las fotos representen fielmente los colores que estás viendo, y saber cómo funciona es fundamental.

Ya sabes que lo más importante en fotografía es la luz. La luz, dependiendo de su temperatura, tiene un color u otro, y eso hace que la cámara vea los colores de una forma u otra. Cuando una luz es más fría tiende a azulear, mientras que una luz más cálida suele ser más naranja. El balance de blancos ayuda a contrarrestar eso con el objetivo de que la foto salga con el tono de color perfecto, los blancos sean blancos y los negros sean negros.

¿Qué es el balance de blancos?

Qué es el balance de blancos

Las cámaras digitales registran tres colores básicos: el rojo, el verde y el azul (RGB). Dependiendo del tipo de luz y de su temperatura, los valores RGB cambiarán, modificando los colores de la imagen. Los colores de la misma escena no son los mismos si hace sol o si está nublado, ya que la temperatura de la luz es distinta. Si hace sol, los colores son más cálidos y tienden al naranja. Si está nublado, los colores serán más azules. Dicho de otra forma, dependiendo de la escena habrá un tono predominante u otro, cuando en una foto perfecta no debe haberlos.

Lo que el balance de blancos hace es equiparar los tonos. Si una escena es demasiado azul, la cámara ajustará el balance de blancos para que salga más naranja, y viceversa. De esa forma, los colores serán fieles. Esto lo hace basándose, entre otras cosas, en el color blanco, y aquí viene lo complicado. Nuestros ojos se ajustan automáticamente para que el color blanco sea blanco con independencia de la luz que haya, pero una cámara es menos sofisticada.

Cuando la luz es azul, el color blanco tenderá a ser más azul. Nuestros ojos saben que, en realidad, aunque parezca azul, es blanco, pero una cámara no. Para ello tenemos que ajustar el balance de blancos, para decirle que, en realidad, la temperatura de la luz debe ser más cálida. Parece muy complicado, y de hecho lo es, pero aquí arriba tienes unos ejemplos con diferentes balances de blancos para que lo veas. En la foto sale el mismo folio blanco, pero como puedes ver, según el balance, se vuelve más azul o más naranja.

En la escena nublada, por ejemplo, la luz sería azul, pero el balance de blancos lo corrige y hace que el blanco sea más naranja. En esas imágenes hay algo curioso, y es que la única foto que sale bien, la única en la que el blanco es blanco, es en la que el balance de blancos está en automático.

¿Cómo debo poner el balance de blancos?

Balance de blancos

En automático, siempre. Antes, con las cámaras analógicas, el tema del balance de blancos era más complicado, pero eso ha cambiado con las cámaras digitales, incluidas las de los smartphones. En mi opinión, es mejor dejar que la cámara haga este trabajo tan pesado y tú te dediques a jugar con otros parámetros. En próximas ediciones hablaremos del formato RAW y de su importancia, y descubrirás por qué, en cierto modo, no merece tanto la pena preocuparse por el balance de blancos.

Sea como sea, recuerda que la fotografía es un arte y no tiene normas escritas. Juega con el balance de blancos y experimenta por ti mismo. Es la mejor forma de aprender.

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en Fotografía y edición en Android, Trucos y Tutoriales Android
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs