El problema de los niños con los asistentes virtuales del que nadie habla

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Google Assistant

“Ok Google, dime…”, “Ok Google, recuérdame que…”, “Ok Google, manda un mensaje a…” son frases que todos usamos día a día, hasta el punto de que parece que más que asistentes virtuales tenemos un esclavo en nuestro móvil. Los asistentes como Google Assistant, Siri o Alexa, a diferencia de las personas, no se ofenden cuando les hablas bruscamente, o cuando no les pides las cosas por favor y le das las gracias. Son inmunes, y eso podría estar generando un problema en los más pequeños de la casa.

Según apuntan los investigadores británicos de Childwise, los asistentes están provocando que los niños pierdan los modales, dado que Siri, Alexa o Google Assistant responden igual con independencia de la educación con la que los niños les hablen. Esto se debe, tal y como apunta el informe, a que la línea divisoria entre las personas y las máquinas no está del todo definida en la mente de los niños pequeños. A estas conclusiones se ha llegado tras encuestar a 2.000 niños británicos de entre 5 y 16 años, de los cuáles un 42% usa este tipo de asistentes.

En palabras de Simon Leggett, Director de Investigación de Childwise, “estamos en un punto de inflexión con esta tecnología y está a punto de convertirse en la principal fuente de información para los niños. Esto, probablemente, tenga implicaciones en cómo los niños aprendan a comunicarse”. De esa forma, “los niños se acostumbrarán a decir y hacer lo que quieran con un asistente virtual, hablando tan agresiva o groseramente como quieran sin que haya consecuencias”.

Google pixel 2 google assistant castellano

No es una cuestión baladí, ya que ese comportamiento podría ser extrapolado al resto de situaciones cotidianas de la vida. Por ello, desde Childwise creen que una solución podría ser la implementación de una configuración que permita al asistente no responder si no se le pregunta de forma amable y educada, a la vez que proponen a los padres que den ejemplo a sus niños de cómo se debe interactuar con un dispositivo.

Así, Janet Read, Profesora de Child-Computer Interaction en la Universidad de Lancashire, afirma a The Telegraph que “la forma en la que [un padre] hable al dispositivo reforzará la idea de que esos modales son los aceptables en la familia. Dicho de otra forma, si el padre no pide las cosas por favor, el niño entenderá que eso está bien. Lo mismo ocurre al revés. Si los padres muestran una actitud de respeto hacia los asistentes, los niños entenderán que ellos deben hacerlo también.

Por ello es importante no olvidarnos de que, ante todo, somos personas. Que una máquina no tenga sentimientos, no se ofenda o no llore no significa que tengamos que convertirnos en bestias sin corazón, sobre todo si hay un niño delante que nos toma como ejemplo.

Fuente: The Telegraph

¡Síguenos en Telegram para enterarte de lo más destacado del día y de las mejores ofertas Android!

Archivado en Asistentes virtuales para Android, Google Assistant, Smartphones Android
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs