Probamos el nuevo Samsung Dex Pad: una buena idea con margen de mejora

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Samsung Galaxy Dex Pad

Una de las novedades que Samsung ha presentado durante el MWC 2018 ha sido su nuevo Samsung Dex Pad. Esta idea viene con un par de nuevas incorporaciones bastante curiosas con respecto al modelo anterior, pero lo cierto es que tiene cierto margen de mejora, sobre todo de cara a la usabilidad. ¿Quieres conocer nuestras primeras impresiones del nuevo producto coreano? Pues sigue leyendo, que te lo vamos a contar.

Al igual que el modelo pasado, el Samsung Dex Pad es, en pocas palabras, un dispositivo que convierte el Samsung Galaxy S9 en un ordenador. Ha cambiado de diseño, pasándose del formato vertical al horizontal, y tiene todo el sentido del mundo. ¿Por qué? Porque la principal diferencia entre el Dex de 2017 y el Dex Pad de 2018 es que, ahora, puedes usar el Samsung Galaxy S9 y S9+ como ratón.

Pero empecemos por el principio. El Samsung Dex Pad cuenta con dos puertos USB a los que se le puede conectar un ratón, un teclado o cualquier dispositivo USB, como un pendrive. A su vez, tiene un puerto HDMI, que es el que se conecta al monitor que vayamos a usar, y la toma de corriente, que es USB-C. Todo eso en el marco trasero del dispositivo. Por otro lado, en la parte frontal, se encuentra el conector USB al que se conecta el Galaxy S9. Cuando este se conecta, automáticamente, sin que el usuario tenga que hacer nada, la interfaz se adapta al monitor y nos permite navegar por ella como si de un sobremesa o portátil se tratase. Puede soportar hasta resoluciones 4K.

Ahora puedes usar tu Samsung Galaxy S9 como ratón…

Samsung Galaxy Dex Pad 2

En el modelo anterior, el teléfono quedaba renegado a un segundo plano, ya que este era completamente inutilizable al estar en “modo Dex”. Ahora, si así lo deseamos, se puede usar el Samsung Galaxy S9 que tenemos conectado como ratón con funcionalidades extendidas. Podremos interactuar con la interfaz mediante los siguientes gestos:

  • Pulsar: click.
  • Pulsar con dos dedos: click derecho.
  • Deslizar con dos dedos: scroll –hacia arriba y hacia abajo–.
  • Pinch con dos dedos: zoom in y zoom out.
  • Pulsar y mantener: seleccionar un objeto en la pantalla.
  • Pulsar, mantener y mover: arrastrar objetos.

Si lo prefieres, puedes conectar un ratón USB o Bluetooth y usarlo. En el momento en el que hagas eso, el teléfono cesará sus funciones como ratón. Es aquí, en el uso del S9 como ratón, donde está la principal queja que se puede tener sobre el Dex. No vamos a entrar a hablar sobre la interfaz, las apps, el funcionamiento, etc, porque, a efectos prácticos, es exactamente igual que en el modelo anterior. Ya se sabe que la interfaz funciona, y que sigue teniendo el problema de que no todas las apps son compatibles.

… pero no es demasiado cómodo

Samsung Galaxy Dex Pad 3

Estuve probando el Samsung Dex Pad un buen rato, y debo decir que no es cómodo. Los ratones tienen la forma que tienen para adaptarse a la mano del usuario, lo que hace que sea ergonómico y funcional. El Samsung Galaxy S9, como ratón, no es así. Es complicado de usar porque tienes que tener una postura un poco rara para colocar los dedos. Tienes que tenerlos como levantados para poder tocar la pantalla, y si optas por colocar toda la mano sobre el terminal corres el riesgo de tocar la pantalla sin querer con otras partes de la mano y sufrir “toques fantasmas”.

Imagino que todo será cuestión de hacerse a él y darle tiempo, pero la primera impresión es que sí, es la evolución natural del Dex, pero no está bien implementada, al menos para mí. Falta comodidad y falta ergonomía. No voy a negar que, a nivel de interfaz y funcionalidad, el dispositivo funciona más que bien, pero no es cómodo y lo cierto es que no me imagino usándolo en el día a día.

Samsung Galaxy Dex Pad 4

No se sabe su precio, y no han podido confirmármelo, pero imagino que oscilará entre los 100 y los 150 euros, a los que se le tiene que sumar el precio del terminal. Y ese es otro handicap: solo es compatible con los nuevos topes de gama coreanos. Los Galaxy S8, S8+ y Note8 se quedan fuera hasta futuras actualizaciones. Por supuesto, el Dex Pad no es compatible con el resto de dispositivos Android. De esa forma, el Dex Pad se configura como un dispositivo vistoso, curioso, pero poco útil, incómodo y poco accesible.

¿Merece la pena pagar por él? Dependerá del usuario final en última instancia, pero no es una compra que yo pueda recomendar, al menos con estas primeras impresiones.

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en MWC 2018, Opinión, Primeras impresiones, Samsung DeX
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs