Cuando Android estuvo a punto de ser un software para cámaras digitales

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Historia Android

Creo que todos estaremos de acuerdo en que hablar de Android es sinónimo de hablar de smartphones. Es cierto que, a día de hoy, Android tiene un sinfín de utilidades que van desde los coches inteligentes hasta las casas conectadas, pero no siempre fue así. De hecho, en sus más modestos orígenes, el objetivo de Android era ser un software para cámaras digitales. El sistema operativo de Andy tiene una curiosa historia detrás, y si quieres conocerla, te invito a que te quedes por aquí.

Nos encontramos en 2013. Este año es el del Sony Xperia Z1, el HTC One, el mítico LG G2 y el archiconocido Motorola Moto G, dispositivos por cuyas entrañas corría Android 4.1 Jellybean. Fue este mismo año cuando Andy Rubin, CEO de Essential y fundador de Android, dijo en la Cumbre de la Nueva Economía de Japón en Tokio que Android no es lo que, en un principio, iba a ser: “La misma plataforma, el mismo sistema operativo que desarrollamos para cámaras, es lo que se convirtió en Android para smartphones”.

La idea original de Rubin, que en 2013 trabajaba con Google (que compró Android en agosto de 2005), era crear un SO para cámaras con una opción para almacenar fotos online. Eso fue en abril de 2004. Cinco meses más tarde, tras ver cómo el negocio de las cámaras digitales caía mientras la tecnología se popularizaba, Rubin le dio una vuelta de tuerca a su idea, y planteó Android como una “solución para dispositivos de código libre”. Android mantuvo su núcleo basado en Java, lo que provocó que Google se viese envuelta en problemas legales con Oracle, un proceso judicial que duraría hasta mayo de 2016.

Cuando todos cobraban por el software, Rubin lo dio gratis

Android Oreo

Rubin fue bastante listo. Antes de Android, los costes del hardware habían caído bastante debido a la comoditización*, pero los proveedores de software seguían cobrando mucho dinero por sus sistemas operativos. Era en estos SOs en lo que se iba gran parte del presupuesto de los fabricantes. Android entró de lleno en ese mercado, configurándose como una alternativa gratuita que todas las empresas podían usar. “Queríamos tantos smartphones Android como fuese posible. Entonces, en lugar de cobrar 99, 59 o 69 dólares por Android, lo regalamos, porque sabíamos que la industria era sensible al precio”, dijo.

Y esto fue un exitazo. Los smartphones funcionaron mucho mejor que las cámaras. Las estimaciones más ambiciosas apuntaban a un 9% de cuota de mercado en Norteamérica y Europa para 2010. La realidad es que Android, en 2012, había alcanzado un 72% de penetración, o lo que es lo mismo, 750 millones de dispositivos en todo el mundo.

Y así es como un sistema operativo para cámaras se acabó convirtiendo en solo seis años en el SO más usado en smartphones a nivel mundial. Nadie puede hacerle sombra a Android, y mucho menos a Google. Y aquí estamos, en 2018, esperando a que todos los smartphones se actualicen a Android Oreo y empezando a ver los primeros datos de Android P.

*Comoditización: del inglés commodity, se utiliza para describir un tipo de bienes para los cuales existe demanda, pero que es satisfecha sin una diferenciación cualitativa a lo largo del mercado.

Fuente: PCWorld

¡Síguenos en Telegram para enterarte de lo más destacado del día y de las mejores ofertas Android!

Archivado en Android, Curiosidades, Tecnología
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs