¿Tienen sentido las tabletas Android, o a día de hoy ya no interesan a nadie?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Galaxy Tab A 10.1 Wi-Fi

Son muchos los fabricantes que siguen pensando en tabletas Android, Xiaomi por ejemplo tiene en el horno a la Mi Pad 4 y Samsung ya busca innovaciones que animen el mercado con patentes tan interesantes como la de una tableta plegable con soporte para teclado físico, aunque realmente los usuarios parecen decir justo lo contrario con unos dispositivos cada vez menos interesantes.

El mercado de tabletas ha vuelto a registrar números negativos en el primer trimestre de 2018, y los analistas de Digitimes apuntan a que el Q2 de este mismo año será todavía peor en una caída que parece infinita para unos dispositivos que vivieron su época dorada en 2014, y que ahora deambulan entre la indiferencia de los usuarios y la falta de novedades interesantes por parte de los fabricantes.

En los tres primeros meses de 2018 se distribuyeron unos 33 millones de unidades, algo así como un 28,2 por ciento menos que en el último trimestre de 2017. Unas cifras que podrían explicarse en parte por la campaña navideña, si el balance interanual no reportase una caída de casi el 15 por ciento respecto al mismo período del pasado año.

Los meses de abril, mayo y junio no pintan mejor, con unas cifras que se estiman en torno a las 31 millones de tabletas vendidas a pesar del reciente lanzamiento de un nuevo iPad que habrá ayudado incluso a mejorar esas estimaciones.

Varias tablets android con diferentes versiones

Muchos motivos para un declive “esperado”

No es que las tabletas hayan perdido atractivo ni usabilidad, y es que de hecho continúan siendo los terminales más utilizados para consumir contenido multimedia en el hogar. Sin embargo, analizando con más detenimiento cómo usamos las tabletas, lo cierto es que estos dispositivos han sustituido en uso a los ordenadores personales, heredando de ellos su período de renovación, mucho más elevado que el de un smartphone.

Si tu tableta funciona a la hora de leer noticias o tus libros favoritos en el sofá, ¿para qué vas a cambiarla si no le pides mucho más que eso?

Además, cabe destacar que las tabletas más vendidas eran precisamente las más pequeñas, con 7 u 8 pulgadas, y los smartphones de altas prestaciones campan ya a sus anchas entre las 6 y las 7 pulgadas. Sin duda alguna, los phablets siguen comiendo cada vez más terreno a las tabletas, y además haciendo daño entre las más buscadas.

Samsung Galaxy Tab

No es baladí el dato de que prácticamente la totalidad de nuevas tabletas disponen de pantallas de 9,7 pulgadas o diagonales mayores, pues los modelos de 7 pulgadas ya no tienen demasiado sentido. Es fácil comprender que sus ventas hayan caído hasta un 8 por ciento en los últimos seis meses.

Tampoco es que Android haya evolucionado demasiado para ayudar a mejorar las prestaciones de los dispositivos con diagonales de pantalla amplias, y las soluciones más profesionales y adaptadas las han aportado los fabricantes, con Samsung y sus Galaxy Tab con S-Pen a la cabeza o Lenovo con terminales híbridos como la Yoga Book.

El software es quien tiene la respuesta de la utilidad de un dispositivo a día de hoy, y la falta de innovación en el terreno tablet es más que palpable en los últimos ejercicios. De ahí que los usuarios tampoco se vean forzados a un cambio poco necesario…

Lenovo Yoga Book pen

¿Tienen sentido entonces las tabletas Android?

A mi entender sí, lo tienen, pero han de evolucionar para hacerse más atractivas… Cada vez usamos menos nuestro PC y más nuestras tabletas y smartphones, y quizás por ello soluciones híbridas tengan mucho sentido, más si cabe en entornos empresariales donde cada vez se ven más tabletas y menos cuadernos.

Una tableta es un terminal muy versátil, y lo es más si podemos acoplar un teclado con touchpad y consultar documentos o modificar detalles de cara a una reunión. También lo son en clase si disponemos de un lápiz óptico que nos permita modificar los apuntes en PDF o PowerPoint de forma directa. Y son útiles sin duda en el hogar para leer noticias, consultar el correo electrónico, acceder a redes sociales, ampliar la experiencia de ver series y películas en televisión, etc.

Son sin duda los fabricantes y Google quien nos deben ofrecer más, pues no es que las tabletas hayan dejado de tener valor, sino que las necesidades han cambiado y las tabletas no han evolucionado para cubrir esas nuevas necesidades… Dos opciones interesantes en un catálogo despoblado no son suficientes, y la experiencia de Android en pantallas grandes necesita mejorar, ¿no?

En Andro4all | La Xiaomi Mi Pad 4 está en desarrollo, ¿qué necesita para triunfar?

¡Síguenos en Telegram para enterarte de lo más destacado del día y de las mejores ofertas Android!

Archivado en Estadísticas, Mercado, Tablets Android, Tecnología
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs