Así ha evolucionado la pantalla de inicio de Android y cómo interactúas con ella

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Navegación por gestos en Android P

En sus diez años de historia, Android ha atravesado grandes cambios en todos los sentidos. Durante sus ocho grandes versiones –nueve si contamos Android P–, uno de los aspectos que más ha evolucionado ha sido su pantalla de inicio, y la forma en la que los usuarios interactuamos con ella. Según el equipo de diseño de Google encargado de la interfaz de usuario de Android, el objetivo con cada nueva edición del sistema ha sido simplificar la experiencia, y lograr que cualquiera pueda usar el sistema pese a no estar familiarizado con él.

Pero quién mejor que E.K. Chung, líder del equipo de diseño de la interfaz de usuario en Android y los Pixel, para detallarnos cómo ha cambiado la forma en la que interactuamos con el sistema operativo, durante las nueve grandes ediciones que Android ya acumula a sus espaldas.

La pantalla de inicio de Android en 10 años

Android 1.0

Todo comenzó en 2008, cuando Android, por primera vez, daba el salto a un hardware de verdad. El HTC Dream o T-Mobile G-1 fue el primer teléfono en llegar a las tiendas con Android en su interior, y su interfaz de inicio era muy, muy diferente a lo que podemos ver hoy en nuestros móviles.

HTC Dream

Para empezar, no todo estaba pensado para ser usado a través de la pantalla. El dispositivo incorporaba botones físicos de todo tipo, y hasta un trackball para controlar la interfaz. Sin embargo, ya se vislumbraban algunos de los aspectos que en solo unos años se convertirían en esenciales, como el panel de notificaciones deslizable desde la parte superior, la pantalla de inicio modificable a través de widgets, o un box de aplicaciones accesible desde una pestaña en la parte inferior.

Android 4.0 Ice Cream Sandwich

Samsung Galaxy Nexus

el primer gran cambio de diseño de Android vino de la mano del sándwich helado, siendo el primer terminal en adoptar las nuevas líneas el segundo y último teléfono Nexus firmado por la surcoreana Samsung.** En 2011, Android 4.0 daba paso a una interfaz que ya no requería de botones físicos**, gracias a la inclusión de una barra de navegación virtual.

Además, de la mesa de diseño de Google liderada entonces por Matías Duarte, nació Holo, un nuevo estilo mucho más coherente, que daba paso a los tonos azules, grises y negros, así como a componentes tan importantes a día de hoy como las tarjetas, que en un primer momento fueron utilizadas en el menú de apps recientes, por primera vez compatible con gestos para desechar aplicaciones.

Android 4.4 KitKat

Google Nexus 5

Un par de años más tarde, el lenguaje de diseño Holo comenzaba a decir adiós para dar paso a uno de los mayores cambios de la historia de Android. Sin embargo, aún quedaba un paso por dar, que nos llevaba directos a Android 4.4 KitKat, donde, según el equipo de diseño, su esfuerzo estuvo enfocado en desazular la interfaz y dar paso a los tonos blancos y las transparencias.

En definitiva, todo comenzó a ser más luminoso y claro, otorgando a la interfaz del sistema una apariencia más moderna.

Android 5.0 Lollipop

Nexus 6

Fue en 2014, sin embargo, cuando el cambio de diseño más importante de la historia de Android se hizo oficial, gracias a las líneas de diseño conocidas como Material Design. La pantalla de inicio pasaba a adoptar formas geométricas en todos sus componentes, y las sobras y texturas inundaban la interfaz de usuario.

Lo más llamativo fue, sin duda, que por primera vez las aplicaciones contaban con una apariencia coherente con el resto de la interfaz del sistema, gracias a que los desarrolladores tuvieron acceso a los fundamentos de Material Design, que podían ser incorporados en sus aplicaciones

Android 8.0 Oreo

Google Pixel 2 y Pixel 2 XL

Manteniendo el mismo objetivo de simplificar la experiencia de cara a los usuarios, Android 8.0 Oreo llegaba en 2017 con una serie de cambios de suma importancia para el futuro del sistema operativo. Los gestos cobraban más relevancia que nunca, por ejemplo, a la hora de desplegar el cajón de aplicaciones; la barra de búsqueda rápida de Google, por primera vez, pasó a estar ubicada en la parte inferior de la pantalla para un acceso más sencillo en terminales con pantalla grande, y todos los iconos se redondearon para ofrecer una experiencia más unificada visualmente.

Android P

new system navigation

Y entonces llega Android P, que promete cambiar por completo –a mejor, por supuesto–, la forma en la que interactuamos con nuestros dispositivos, adoptando un sistema de navegación por gestos con el que decir adiós de una vez por todas a la barra de botones que debutó con Android 4.0.

Pero pese a la inclusión de este sistema, dos componentes esenciales como el botón “home” y “atrás”, se mantienen en su sitio para facilitar así la transición de cara a los usuarios. El menú “overview” con todas las aplicaciones recientes, además, adopta un formato de carrusel horizontal, e incluso es posible interactuar con el contenido de cada miniatura, ya sea para copiar texto o compartir imágenes.

Android P, además, incorpora pequeños detalles basados en inteligencia artificial que prometen simplificar aún más el uso, como los accesos directos inteligentes –App Actions– del box de aplicaciones, o las aplicaciones sugeridas que aparecen en la parte inferior del menú “overview”.

La última versión del sistema operativo, anunciada con más detalle durante el pasado Google I/O 2018, pretende marcar un punto de inflexión como en su día lo hizo Lollipop con Material Design. Lo único que está claro, de momento, es que en estos diez años de Android hemos sido partícipes de la enorme evolución sufrida por el sistema operativo de Google, y Android P solo consigue que tengamos aún más ganas por ver qué nos depara el futuro de la plataforma.

¡No olvides seguirnos en Instagram para conocer los mejores trucos y apps para tu móvil y en Telegram para recibir el mejor artículo del día!

Archivado en Curiosidades, Historia de Android, Sistemas operativos
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs