Escanear fotos antiguas usando la tecnología de Google, ¿merece la pena?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Fotos Android

Si echas la vista atrás recordarás que Google lanzó hace unos años FotoScan, una aplicación enfocada a escanear fotos antiguas. Su principal baza era que permitía eliminar los brillos de las fotos para hacer un escaneo perfecto, conservando así la imagen impresa en papel fotográfico para la posteridad en formato digital. Hoy, y tras haber visto los avances presentados en el Google I/O en el terreno de la Inteligencia Artificial, hemos querido probarla y comprobar los resultados por nosotros mismos.

La aplicación está disponible para iOS y Android, y su funcionamiento no podría ser más sencillo. Lo único que debes hacer es abrirla, enfocarla a la foto impresa, y disparar. La aplicación enciende el flash y te pide que muevas la cámara hacia una serie de círculos blancos que aparecen en las esquinas de la imagen. De esa forma, PhotoScan consigue eliminar los brillos que podrían aparecer haciendo una foto, que es lo que cualquier persona que no conozca esta aplicación haría.

También permite ajustar las esquinas para que el recorte de la foto sea lo más exacto posible.

Hemos elegido cinco fotos, a cada cual más desgastada, para poner la aplicación a prueba. Cada una de ellas es diferente. Hay personas, paisajes, una en blanco y negro de la década de los 70 y una en tono sepia con algún daño superficial. Las hemos escaneado con luz natural usando un Samsung Galaxy S7 edge con Android Oreo. Los resultados… juzga por ti mismo.

Los rostros han sido desenfocados por motivos de privacidad.

¿Merece la pena usar FotoScan?

La aplicación nos genera unos archivos bastante grandes, de entre 1,5 y 3 MB, y con un tamaño máximo de 3.000 x 2.000 píxeles. Todos se guardan en la memoria interna del móvil. Lo cierto es que, a bote pronto, podríamos pensar que las imágenes se verán bien y su calidad será decente, pero las pruebas nos dicen que no siempre. Las fotos, tal cuál, se ven bien, aunque la app añade cierto efecto acuarela en alguna de ellas que hace pierdan nitidez y detalle. El problema viene cuando las ampliamos.

Poniendo a prueba FotoScan, fotos en sepia

Fotografía escaneada usando FotoScan

A la izquierda, la foto original. A la derecha, un aumento del 100% a la mano del niño.

Fotografía escaneada usando una cámara DSLR (sin edición)

A la izquierda, la misma foto escaneada con una cámara réflex. A la derecha, un aumento del 100% a la mano del niño.

Como puedes comprobar, la primera imagen, aunque mantiene la saturación de la foto original, pierde una enorme cantidad detalle y se ve con demasiada, demasiada claridad. Además, en el resultado obtenido con FotoScan, se pueden apreciar los surcos del papel fotográfico antiguo. El escánear hecho con la cámara DSLR ofrece un resultado más natural, con mejor calidad y más lujo de detalle. Además, las fotos sacadas con la réflex permiten su posterior edición si han sido sacadas en RAW.

Poniendo a prueba FotoScan, fotos en blanco y negro

Fotografía escaneada usando FotoScan

A la izquierda, la foto original. A la derecha, un aumento del 100% al cinturón.

Fotografía escaneada usando una cámara DSLR (sin edición)

A la izquierda, la misma foto escaneada con una cámara réflex. A la derecha, un aumento del 100% al cinturón.

Aunque el resultado obtenido con FotoScan respeta mejor los colores, la calidad de la imagen sacada con la réflex es bastante superior. La imagen tiene más detalle y, aunque también se aprecian los surcos del papel fotográfico, la foto se nota de más calidad. El resultado es parejo, sí, pero la DSLR gana, al menos en mi opinión.

Poniendo a prueba FotoScan, fotos a color con detalles

Fotografía escaneada usando FotoScan

A la izquierda, la foto original. A la derecha, un aumento del 100% a las ventanas.

Fotografía escaneada usando una cámara DSLR (sin edición)

A la izquierda, la misma foto escaneada con una cámara réflex. A la derecha, un aumento del 100% a las ventanas.

En este caso, puede que por la propia foto en sí, el resultado obtenido con FotoScan es, a mis ojos, ligeramente superior. La aplicación ha conseguido eliminar los brillos de los laterales y la definición es algo mejor. La imagen sacada con la cámara réflex no es que sea mala, pero la cámara no puede evitar los brillos que aparecen en la parte derecha e izquierda. FotoScan se lleva el punto.

En conclusión

¿Merece la pena usar FotoScan? No es que sea la mejor alternativa, pero si no tienes escáner en casa, ni cámara de fotos ni conocimientos de software de edición, sí. La aplicación cumple su objetivo y el resultado, lejos de ser perfecto, cumple con su cometido. Además, las fotos son respaldadas automáticamente en Google Fotos, por lo que no tendrás riesgo alguno de perderlas.

Por otro lado, no deja de ser cierto que rara vez harás zoom a una foto antigua. Lo que el usuario quiere conseguir con este tipo de apps es tener una copia de seguridad, por lo que calidad obtenida es más que suficiente. ¿Podría ser mejor? Sin lugar a dudas, pero menos da una piedra. Usar esta app es mucho más efectivo que “echarle una foto a una foto”. De todas formas, FotoScan es completamente gratuita, así que échale un ojo y juzga el resultado por ti mismo.

Descargar FotoScan

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en Google Fotos, Trucos y Tutoriales Android
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs