Sí, espiar el WhatsApp de tus hijos es posible, pero no debes hacerlo por esto

COMPARTIR 0 TWITTEAR

WhatsApp, nuevo icono para Android

No es un secreto que los jóvenes de hoy en día manejan la tecnología mucho mejor que sus padres, profesores y mayores en general. La escena típica de hace unos años en la que el niño le preguntaba a sus padres cómo hacer los deberes de clase ha cambiado, y ahora muestra a unos padres que, desbordados por el ritmo al que avanza la tecnología, deben recurrir a sus hijos para que les expliquen cómo se hace X o Y cosa en sus móviles. Y eso es un problema importante. ¿Cómo pueden unos padres velar por la seguridad online de sus hijos si no conocen o controlan las herramientas que estos usan?

Muchos padres se ven impotentes ante los “problemas 2.0” de sus retoños. No saben qué fotos suben a las redes sociales, con quién hablan por WhatsApp y sobre qué, o qué paginas visitan. En definitiva, no saben qué hacen con sus smartphones. Por ello, para atajar los problemas que puedan surgir (como el ciberbullying o la extorsión), los padres tienen dos “soluciones”: o les quitan el móvil a sus hijos (lo que no resuelve el problema) o se lo espían (que tampoco soluciona nada).

No es raro que, de vez en cuando, nos escriban padres y madres preguntándonos por herramientas para espiar el WhatsApp de sus hijos. Es un tema complicado, porque cuando una persona ha llegado a ese punto es porque está ligeramente desesperada. Hoy queremos arrojar algo de luz sobre este tema, porque sí, se puede espiar WhatsApp –y todas la actividad que tu hijo lleve a cabo en su móvil–, pero lo cierto es que no debes hacerlo.

No daremos los nombres de las herramientas bajo ningún concepto.

Sí, se puede espiar el WhatsApp de tus hijos

WhatsApp

Y quien te diga que no, miente. Espiar las conversaciones de WhatsApp de tus hijos, lo que hacen en Instagram, lo que suben a Snapchat, las fotos que mandan y reciben, las fotos de su galería y hasta su localización. Todo ello se puede monitorizar a través de software especializado que se vende, directamente, como “Software de espionaje”. Al fin y al cabo, es lo que es.

Todos estos servicios suelen funcionar más o menos igual: instalas una aplicación en el móvil de tu hijos –que viene a ser un spyware en toda regla– y esta se encarga de recoger todo lo que estos hagan en el móvil. Dichos datos se suben a una plataforma a la que los padres pueden acceder desde el navegador del ordenador para controlar todo, absolutamente todo, lo que sus ‘nenes’ hagan.

Estos servicios son capaces de sacar fotos, grabar vídeo, obtener audio y vídeo en vivo, registar las pulsaciones en la pantalla a través de un keylogger… todo lo que te puedas imaginar.

Herramienta espionaje WhatsApp

¿Y cómo espía WhatsApp, Instagram, Facebook y compañía este tipo de apps? Grabando la pantalla. Puedes configurar la aplicación para que empiece a grabar siempre que tus hijos abran WhatsApp y suba el clip cuando acabe la sesión. Este aparecerá en la plataforma y tú podrás verlo todo: mensajes enviados, recibidos, fotos, vídeos… tal y como lo ha visto él. Como ves, poder se puede, y tampoco es excesivamente caro. Puede que no funcione en todos los dispositivos, puede que vaya mejor o peor o que la calidad sea mayor o menor, pero el servicio existe y está al alcance de cualquier persona.

¿Significa eso que debas hacerlo? ¿Significa que tú, como padre, tengas derecho a espiar el WhatsApp de tus hijos, independientemente de la situación en la que estén? En principio, y al menos desde un punto de vista ético, no (aunque la ética es la ética, y ya sabemos qué se suele hacer con ella a diario). Tampoco es legal hacerlo en España desde 1995 (Artículo 197 ter, Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal).

Espiar a tu hijos no soluciona el problema

WhatsApp APK Android

A partir de aquí hablo a título personal. Aunque puedas espiar el WhatsApp/móvil de tus hijos, no debes hacerlo bajo ningún concepto. Lo que debes hacer es educar a tus hijos en el buen uso de las herramientas que la tecnología ha puesto a su disposición, y enseñarle qué está bien y qué está mal. Alguien dirá “¿Pero cómo educas a tus hijos si ni tú mismo, como padre, sabes usar las herramientas?”. La respuesta es sencilla: aprendiendo y esforzándote.

Debes poner de tu parte para estar al día, para comprender cómo funcionan las apps y conocer los riesgos que entraña tener un móvil conectado a Internet 24 horas al día, 7 días a la semana. Estamos de acuerdo en que los jóvenes tienen un problema con su privacidad, y no tienen ningún problema en exponerse ante miles de ojos que vete tú a saber de quiénes son. Es ahí donde los padres deben entrar e intervenir. Pero no quitándoles el móvil, no por la fuerza, porque eso solo empeora la situación.

Ni Telegram ni WhatsApp esta es la app de mensajería más segura que existe

¿Qué ganas quitándole el móvil a tu hijo? ¿Solucionas así el problema? No, simplemente lo echas a un lado, pero este seguirá estando ahí. Nadie impide que tu hijo use el móvil de un amigo para conectarse, nadie impide que el que se ríe de él en Instagram lo haga mañana en el colegio. La fuerza no es la solución. “¿Y cuál es?”, te preguntarás. La empatía, querido lector, la empatía.

Debes intentar entender sus problemas y granjearte la confianza de tus hijos, que sean estos los que te cuenten sus problemas. Espiándolos solo vas a conseguir que no se fíen de ti y generar rechazo. Posiblemente no sea eso lo que quieras. Recuerda que las mentiras tienen las patas muy cortas, y al final todo acaba saliendo a la luz. Depende de ti, y no tardarás en encontrar este tipo de herramientas con una simple búsqueda en Google. La pregunta que debes hacerte es “¿Es lo mejor que puedes hacer como padre?”

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en Opinión, Privacidad, Seguridad Android, Spyware, WhatsApp
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion