¿Cuándo deben los niños tener pleno acceso a Internet? Según este profesor, a los 4 años

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Conectarse a Internet abre la puerta no solo a redes sociales, sino a todo tipo de información y contenido que, en ocasiones, puede no ser demasiado beneficioso para una mente inmadura. Es labor de los padres proteger la integridad de sus hijos, garantizando el correcto uso de las herramienta que se ponen a su disposición, pero la pregunta siempre está en el aire. Si ya es complicado decidir cuando comprarle a un niño su primer móvil, ¿cuándo debemos dejarle navegar por Internet a sus anchas? Ellis Cashmore, sociólogo y profesor con honores de la Aston University, parece tener la respuesta.

Recuerdo que mi primer móvil con Internet, un Nokia X6-00, lo tuve a los 15 años. Pronto, para la época. Hoy no es raro ver a niños de 9, 10 y 11 años con móviles conectados a un flujo continuo de información y con total libertad para acceder a todos los rincones de las tres uves dobles. Hay quien dirá que esto es beneficioso, ya que permite informarse y desarrollar competencias digitales. Otros dirán que es mejor esperar y no dejarles conectarse hasta una edad mayor; y luego está Cashmore.

El sociólogo, en un libro de reciente publicación, afirma que la prohibición de acceso a Internet por parte de los padres es, y cito textualmente, “equivalente al abuso infantil”. El motivo es que, con esta prohibición, se les está impidiendo comunicarse, aprender del mundo y se les expone a la ridiculización por parte de sus compañeros. Para hacer semejante afirmación, Cashmore encuestó a 2.000 usuarios para analizar cómo usan sus dispositivos, y concluyó que los riesgos para los niños son exagerados, habiendo más ventajas educativas y sociales que desventajas.

Su argumento es sencillo: los niños hacen con los dispositivos e Internet lo mismo que harían offline. “Imagina que los padres detienen a los niños que leen, miran y hablan con otros niños, o juegan juegos educativos, dibujan, colorean, bailan. Los niños hacen todo este tipo de cosas cuando interactúan con las pantallas”, afirma al The Independent. “Si los padres evitan que los niños realicen este tipo de actividades offline, se los acusará de algún tipo de abuso. De hecho, estarían atrofiando el desarrollo del niño. […] Las pantallas son parte de su realidad. Privarlos de la oportunidad de madurar es seguramente abusivo”.

Solo en España, el 88% de la población tiene al menos un smartphone. El 45,3% de los jóvenes de entre 18 y 24 años se consideran adictos a él.

Con esto sobre la mesa, Cashmore cree firmemente que los niños deberían tener pleno acceso a Internet a partir de los cuatro años. De la misma forma, considera que estamos demasiado preocupados porque los móviles y dispositivos sean adictivos. “Nos relacionamos con nuestros dispositivos no porque seamos adictos, sino porque obtenemos una gratificación de ellos. Son actividades gratificantes”. Esto choca de frente con otros estudios totalmente contrarios, que afirman que abusar del teléfono produce los mismos efectos que los opiáceos y que el uso de tablets está provocando que los niños no sepan usar libros.

La polémica está servida. No existe un consenso internacional sobre la edad óptima para tener un móvil o acceder a Internet Al final, todo depende de los padres. ¿Qué harías tú? ¿Qué edad crees que es buena para empezar a manejarse con las tecnologías?

¡No olvides seguirnos en Instagram para conocer los mejores trucos y apps para tu móvil y en Telegram para recibir el mejor artículo del día!

Archivado en Jóvenes, Smartphones Android, Tecnología
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs