Estás perdiendo la memoria y es por culpa de tu smartphone

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Fotografía Android

Decía Armand Salacrou, escritor y dramaturgo francés, que un hombre sin recuerdos es un hombre perdido. A día de hoy, la mayoría de los usuarios confían en su smartphone para almacenar sus recuerdos en forma de fotografías y vídeos. No queremos que ese precioso atardecer sentado en una terraza con nuestra pareja quede en “el olvido”; queremos poder volver a revivir aquella escena tan preciosa en aquel lugar tan idílico, y queremos recordar todos los rincones que visitamos en nuestro último viaje. Para ello utilizamos el móvil, y quizá deberíamos dejar de hacerlo (tanto).

Un estudio publicado en la edición de mayo de la Journal of Experimental Social Psychology ha demostrado que “el uso de los medios [smartphones, en este caso] durante una experiencia afecta a la memoria de esa experiencia”, así como a las “experiencias individuales y sociales”. En otras palabras más claras: fotografiar un atardecer hacer que recuerdes peor ese atardecer.

Sobre cómo sacar fotos de todo hace que, al final, no recuerdes nada

Fotografía Android para dummies los megapíxeles

Para el experimento, los investigadores se llevaron a un grupo a la Iglesia Memorial de Standford, un edificio increíble con un sinfín de detalles, desde vidrieras a frescos, pasando por cuadros de diversas índoles. Algunos de los asistentes llevaron un iPod con cámara y fueron entrenados para sacar fotos, mientras que otros entraron sin ningún dispositivo. El grupo debía pasear por la iglesia como lo haría un turista normal.

Una semana después, los participantes tuvieron que someterse a un examen sorpresa con 10 preguntas sobre los detalles de la iglesia. Los usuarios que entraron en el sitio con las manos vacías acertaron una media de siete preguntas. Los que llevaron un iPod acertaron cerca de seis. El mero hecho de sacar fotos, como afirma la autora del estudio, hizo que los participantes retuviesen menos información. El motivo es más que evidente: la cámara es un elemento que genera distracción, y al distraernos con ella dejamos de prestar atención a la experiencia en sí.

El experimento se repitió con 380 participantes que debían ver una charla TED. Aquellos que tomaron apuntes en la pantalla de un iPad retuvieron menos información.

Otra expliación que ofrecen los autores para este fenómeno es lo que en psicología se conoce como descarga cognitiva (Evan F. Risko y Sam Gilbert fueron los investigadores que le pusieron nombre). Para no ahondar demasiado en este término, quédate con esto: la descarga cognitiva es el proceso a través del cuál externalizamos nuestras capacidades mentales a un ordenador. Dicho de otra forma, “¿para qué prestar atención en clase si esta tarde puedo acceder a toda la información en la Wikipedia?”

La descarga cognitiva, o por qué hacer fotos hace que no recuerdes la experiencia

Tu móvil jamás sacará mejores fotos que una cámara profesional, pero no importa

Son muchos los estudios que han hablado de este fenómeno, aunque el más conocido fue publicado en la revista Science en 2011. Este demostró que si le dices a una persona que su información se guardará en un ordenador, es menos probable que la recuerde por sí misma. Esto no es necesariamente malo, ya que depende del contexto. No es lo mismo que no recuerdes el móvil de un amigo a que un piloto de avión no sepa cómo aterrizar y tenga que buscar los pasos en Google.

En el tema que nos atañe, que son los recuerdos y la fotografía, no es que los smartphones nos hagan más “estúpidos”, sino que están cambiando la forma en la que funciona nuestro cerebro, reenfocando nuestra atención. En otra investigación se llevó a un grupo de estudiantes a un museo y se les pidió a algunos que echasen fotos, y a otros que no. Los primeros recordaban mucho mejor los detalles, los cuadros que vieron, etc, pero, sin embargo, no recordaban bien lo que el guía iba explicando. ¿Significa eso que son más “tontos”? No, significan que centraron su atención en otros aspectos.

En un estudio similar se demostró que cuando a los participantes usan el zoom de la cámara, sus recuerdos sobre los objetos de una exposición mejoran. Eso se debe a que prestaban atención a los detalles.

Otro aspecto interesante es que compartir fotos en redes sociales también altera la forma en la que recordamos la escena. Según apuntan en Vox, otro estudio descubrió que, al compartir fotos en redes sociales, tendemos a 1) recordar la experiencia en tercera persona –como si fuéramos un extraño mirando desde fuera– y 2) disfrutar menos de la experiencia de sacar fotos. Estas experiencias, según los autores, son menos intensas y menos genuinas.

¿La solución? Deja el móvil o úsalo con cabeza

fotos PA-5

Al final, todo se reduce a la pregunta “¿Cómo quieres recordar tus experiencias?”. Si quieres hacer fotos, hazlas de aquellos detalles que quieras recordar, pero sin dejar de prestar atención a la escena en su conjunto. Un atardecer, por ejemplo. Haz una foto y, salga como salga, deja el móvil. No hace falta que la foto salga perfecta, es suficiente con que, al verla, te recuerde la escena total.

Lo mejor es dejar la cámara del móvil tranquila y disfrutar del momento. Nadie podrá quitarte los recuerdos que guardes en tu cabeza, que son, al fin y al cabo, los que de verdad importan.

Fuentes: Vox, Journal of Experimental Social Psychology, Science

¡Síguenos en Telegram para enterarte de lo más destacado del día y de las mejores ofertas Android!

Archivado en Curiosidades, estudios, Fotografía Android, Smartphones Android
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs