Apps para retocar el cuerpo, o cómo las redes sociales son un veneno

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Apps para retocar el cuerpo, o cómo las redes sociales son un veneno

Si has estado al tanto de lo sucedido en internet durante estas semanas, quizás te hayas encontrado con una gran polémica debida a que una famosa actriz ha recibido durísimas críticas por mostrar su cuerpo tal y como es realmente. El uso abusivo de Photoshop o de aplicaciones para retocar el cuerpo es algo que lleva ya años con nosotros, pero con la llegada de las redes sociales y el personaje online que nos creamos -sobre todo en la generación adolescente-, aumentan más aún los problemas relacionados con la imagen personal.

En la literatura científica encontramos obras que han estudiado los cánones de belleza, así como la situación actual de la imagen personal. Para que te hagas una idea, el 80% de las mujeres se sienten insatisfechas con su cuerpo, una cifra que prueba la desmesurada presión social de la que dependemos en nuestro día a día.

Instagram es un veneno para la imagen personal, en la que podemos observar cómo los grandes “influencers” llevan de la mano la idealización del cuerpo humano, con chicas de curvas perfectas, y chicos musculados y moldeados perfectamente. La proliferación de aplicaciones para retocar el cuerpo es grande, y hoy, precisamente, queremos hablar de ellas, cómo funcionan, y cómo de triste es tener que utilizar una de ellas para mostrarnos en las redes sociales como no somos realmente.

Las redes sociales y la preocupación por la imagen personal

it’s ya bby back in the tropics 🤫

A post shared by Alexis Ren (@alexisren) on

En la cultura occidental y/o los países occidentalizados, la preocupación por el peso o el miedo a engordar lleva, especialmente a las mujeres, a buscar la delgadez a cualquier precio (R. Asuero et al., 2012). Como bien sabrás, esta es la principal causa de trastornos de la conducta alimentaria en mujeres, y la afectación en hombres es más alta de lo que pueda parecer.

La anorexia no tiene una causa determinada, ya que no es una enfermedad per se, si no un trastorno de conducta que lleva a realizar la conducta desadaptiva de reducir drásticamente la ingesta de alimentos.

Podemos leer en el Wall Street Journal, que, aunque en menor medida, los hombres muestran resultados demoledores en cuanto a la percepción de su imagen personal. En una muestra de 115.000 hombres, los resultados fueron los siguientes:

  • En cuanto al peso, 39% de los hombres heterosexuales y 44% de los homosexuales se mostraron infelices.

  • En cuanto a tono muscular, 30% de los heterosexuales y 45% de los homosexuales se mostraron insatisfechos.

  • 37% de los hombres homosexuales y 27% de los heterosexuales hicieron dieta en el último año. Los hombres respondieron que se veían en el espejo entre 1 y 3 veces al día.

  • 61% de los heterosexuales y 77% de los homosexuales sienten que la gente los juzga por su imagen corporal.

  • 30% de los heterosexuales y 39% de los homosexuales aceptaron que quisieron esconder partes de sus cuerpos al tener relaciones sexuales.

La diferenciación del estudio por preferencia sexual puede deberse a que los heterosexuales, por lo general, se sienten juzgados por sus parejas sexuales, por lo que es lógico que se encuentren diferencias entre las muestras.

Sundays💦

A post shared by Mariano Di Vaio (@marianodivaio) on

Aunque por su reciente surgimiento apenas hay literatura sobre el tema, es evidente que las redes sociales potencian los problemas de autoconcepto. Las chicas quieren tener “un cuerpo normativo” para lucir en Instagram, y los chicos sueñan con el famoso six pack que todos los influencers tienen. Una sencilla búsqueda en Google nos muestra la relación directo entre un cuerpo “perfecto” e Instagramers o celebridades de éxito.

Apps para retocar el cuerpo, o cómo las redes sociales son un veneno

Aprovechando el tirón, empiezan a surgir las apps para cambiar nuestro cuerpo, cara e incluso bello corporal. En concreto, hemos encontrado una app que cuenta con más de 100 millones de descargas, cifra tan asombrosa, que nos ha obligado a probar dicha app y reflexionar sobre ella. En la descripción de dicha app, nos encontramos con varios pilares básicos.

  • Cambia el color de tus labios, ojos, pelo…

  • Hazte más guapo

  • Consigue músculos

Conviértete en lo que no eres de forma gratuita, básicamente, esto es lo que nos vende esta app, entre otras funciones. Ojo, no estamos haciendo una crítica a la app, sino a la situación de que millones de personas hayan descargado este tipo de servicios. Dicho lo cual, vamos a mostrarte cómo funcionan las apps para retocar el cuerpo, y cuán ridícula resultar esta práctica.

Retocando nuestro cuerpo con una app

Empezamos retocando un aspecto que en Instagram y el mundo influencer es de gran importancia, la barba. Muchos hombres adultos -entre los que me incluyo-, no tienen una barba de gran volumen, y claro, el macho alpha de Instagram no debe mostrar que es imberbe. La aplicación nos permite descargar distintos tipos de barba. Lo cierto es que es muy fácil ajustar el elemento en la cara, y con tocar tan solo unos parámetros de saturación, color y contraste, se consiguen resultados bastante realistas.

Apps para retocar el cuerpo, o cómo las redes sociales son un veneno

Los controles de la app son intuitivos y fáciles, en cuestión de 2 o 3 minutos tenemos el resultado que queramos. Cada vez que te descargas un pack, la aplicación te bombardea a anuncios, este es el único precio a pagar por hacer la foto perfecta de la persona que no eres. Cualquier usuario de red social que no nos conozca no notará que es algo falso, y si queda alguna impureza, un clásico filtro de VSCO Cam arregla el problema.

Apps para retocar el cuerpo, o cómo las redes sociales son un veneno

Vamos ahora, a hacer lo mismo, pero con el famoso six-pack. Bien es sabido que para que un hombre pueda lucir abdominales, es necesario un porcentaje de grasa corporal mínimo, y una buena dosis de ejercicio diario. La aplicación tiene varios packs de abdominales, se aplican como cualquier otro elemento -barba, maquillaje…-, y requieren de algo más de trabajo para igualar el tono de la piel. Sin embargo, en unos 5 minutos volvemos a tener los resultados mágicos que prometían.

Apps para retocar el cuerpo, o cómo las redes sociales son un veneno

Los resultados son sorprendentemente buenos, puedes cambiar la apariencia de tu cuerpo por completo en cuestión de minutos, por lo que al nivel de funcionamiento de la aplicación no tenemos nada que recriminarle, hace su trabajo a la perfección. De nuevo, si añadimos un filtro de cualquier otra aplicación, se iguala el tono de la imagen, y cualquier imperfección queda resuelta.

Apps para retocar el cuerpo, o cómo las redes sociales son un veneno

Además de abdominales, la aplicación permite aumentar los pectorales, bíceps, espalda, añadir tatuajes… ¡Solo le falta poder operarte la cara! Esto, es lo que he podido probar como hombre, aunque para las mujeres la app guarda un gran regalo, en el que muestra cómo obtener “un cuerpo perfecto” con unos pocos retoques. Mediante simples toques en la pantalla, puedes eliminar esas partes de tu cuerpo que son totalmente normales, pero que el mundo 2.0 ve mal, en unos solos segundos.

Curvas a base de toques, o cómo destruir tu cuerpo para lucir bien en las redes sociales. Como decíamos, el funcionamiento de la aplicación es impecable, pero paremos a pensar un momento lo que supone esto, y el peligro que puede tener tanto para la salud mental como para la salud física.

Los peligros de querer modificar la imagen corporal

Apps para retocar el cuerpo, o cómo las redes sociales son un veneno

Es genial y lógico querer modificar nuestro cuerpo si no nos gusta para vernos mejor y más saludables. El deporte trae consigo probados beneficios psicológicos y físicos que animamos a experimentar, pero lo tiros no van por aquí. La concepción de ese “cuerpo perfecto”, acompañado de una vida de ensueño, es todo un veneno para la gran parte de la población que, a diario, consume Instagram.

La Royal Society For Public Health revela en un estudio los problemas de depresión que pueden causar redes sociales como Instagram.

Las redes sociales se han convertido en un espacio en el que formamos y desarrollamos relaciones, damos forma a nuestra identidad, nos expresamos y aprendemos sobre el mundo que nos rodea; está intrínsecamente relacionado con la salud mental.

El percibir constantemente un lifestyle y tomar como modelos a personas con las que actualmente no tenemos nada que ver a nivel físico, provoca una decepción terrible con uno mismo, un ataque a tu propio autoconcepto cada vez que visitas estos perfiles, que desemboca en el éxito de aplicaciones como la que hemos querido mostrarte.

Con todo esto, queremos mostrar los peligros para la salud de utilizar este tipo de aplicaciones, que no son más que una muestra del cómo la normalización de cánones de belleza casi inalcanzables para la mayoría de la población normativa, consiguen que la sociedad busque constantemente convertirse en algo que no es, que no le pertenece.

¡Síguenos en Telegram para enterarte de lo más destacado del día y de las mejores ofertas Android!

Archivado en Fotografía y edición de imágenes
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs