¿Y si en el futuro pudieras guardar tus fotos y vídeos en el ADN de una bacteria?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

¿Y si en el futuro pudieras guardar tus fotos y vídeos en el ADN de una bacteria?

En los últimos meses hemos visto cómo las empresas han lanzado smartphones con una cantidad ingente de almacenamiento. Hace unos años, 64 GB nos parecían muchos, y hoy es lo mínimo que se despacha con casi cualquier móvil del mercado. No ocupa lo mismo un vídeo en FullHD que en 4K, como no ocupa lo mismo una foto de un gama alta de hace cuatro años que una realizada con un tope de gama actual. Cada vez generamos más contenido de mayor calidad y mayor tamaño, y eso hay que guardarlo en algún sitio. ¿Por qué no en una bacteria?

En la actualidad, las fotos, vídeos, canciones, datos de apps, etc., se guardan en pequeños discos duros que conocemos vulgarmente como “memoria interna” y “tarjetas microSD”. Su capacidad, dado su reducido tamaño, es limitada, y aunque se consiguen añadir cada vez más GB en el mismo espacio, tarde o temprano tocarán techo y habrá que buscar una tecnología nueva. Esta tecnología, aun en una fase de desarrollo temprana, ya está entre nosotros, y sus expectativas de futuro son de lo más interesantes: el ADN.

Un gramo de bacterias = almacenamiento casi ilimitado

¿Y si en el futuro pudieras guardar tus fotos y vídeos en el ADN de una bacteria?

Uno de los proyectos pioneros en el campo del bioalmacenamiento fue presentado en 2012 en la Universidad de Hong Kong. Unos estudiantes consiguieron desarrollar un sistema para almacenar información en el ADN de la bacteria Escherichia Coli. Según el informe, que puedes leer en su web, en un gramo de estas bacterias se podría llegar a almacenar 900.000 GB de memoria, equivalente a 878 discos duros de 1 TB de memoria. Estos datos se conservarían durante miles y miles de años, gracias a que la bacteria se multiplica constantemente.

En 2012, Sri Kosuri, de la Universidad de Harvard George Church, consiguió codificar un libro de 52,000 palabras en miles de fragmentos de ADN

Microsoft también ha hecho su apuesta en este sentido, y en 2016 anunció la compra de 10 millones de cadenas de ADN sintético para experimentar. Según las estimaciones de la empresa, en un milímetro cúbico de este tipo de ADN se pueden llegar a almacenar hasta mil millones de TB de información durante milenios. El proceso de escritura y lectura es caro, pero el ADN sintético podría ser una de las mejores opciones para conseguir “almacenamiento ilimitado”, sobre todo teniendo en cuenta que la tasa de recuperación de la información almacenada en el ADN es del 100%.

Llegamos así a uno de los hitos más grandes de la ciencia. En 2017, Seth Shipman, biólogo del Colegio de Medicina de Harvard, consiguió almacenar información en el ADN de una bacteria Escherichia Coli viva. ¿Qué almacenó? Te preguntarás. Pues ni más ni menos que un GIF de 36 x 26 píxeles que fue recuperado en un 91%.

A la izquierda, la imagen original. A la derecha, la recuperada de la bacteria

En la actualidad, los últimos avances hablan de que se podría conservar todo el conocimiento y contenido humano jamás generado en una habitación llena de ADN, aunque no sería barato. Para que te hagas una idea, sintetizar 2 MB de datos en ADN cuesta alrededor de 7.000 dólares, y leerlos unos 2.000. Es evidente que es un proceso caro que todavía tiene mucha investigación por delante, pero los expertos apuntan a que este es el futuro, no solo por sus capacidades, sino porque los propios seres humanos podríamos convertirnos en discos duros biológicos en los que almacenar nuestra propia información gracias a una bacteria.

Fuentes: Nature, Microsoft, Science Mag

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en Memoria, Smartphones Android
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs