Cómo limpiar a fondo la pantalla de tu teléfono móvil

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Quizá no te hayas parado nunca a pensarlo, pero la pantalla de tu móvil es una de las superficies con más suciedad que tocas a lo largo del día. Al fin y al cabo, tu smartphone te acompaña a todas partes y permanece expuesto a todo tipo de suciedad. Tanto es así, que según diversos estudios, el panel de tu smartphone puede llegar a albergar hasta 30 veces más bacterias que la tapa del inodoro. Así que, ¿por qué no piensas en mantener limpia la pantalla del móvil?

Por suerte, limpiar bien la pantalla es un proceso más sencillo del que imaginas. No basta solo con frotar el terminal contra el pantalón para retirar las huellas dactilares, también es conveniente desinfectar en la medida de lo posible la superficie de la pantalla, gracias a los muchos productos que existen, que probablemente tengas a mano y que sirven para limpiar a fondo la pantalla de tu móvil.

Limpiar la pantalla del móvil: por qué es importante

Antes te he comentado que la pantalla de tu teléfono puede tener hasta 30 veces más bacterias que la tapa del inodoro, pero lo cierto es que eso no es todo. Un grupo de investigadores de la Universidad de Surrey decidieron analizar a fondo cómo de sucia puede llegar a estar una pantalla con un uso normal del teléfono.

Para ello, los investigadores decidieron dejar sus móviles en una placa Petri durante varias horas para dejar crecer las bacterias que ya estaban sobre el panel. ¿El resultado? Mejor que lo veáis por vosotros mismos en la imagen de la derecha.

El problema, es que por muy limpias que estén nuestras manos, es imposible mantener alejados los gérmenes del resto de personas o simplemente de lo que te rodea. Además, por lo general solemos guardar el dispositivo en lugares cálidos –el bolsillo del pantalón, una mochila o bolso…–, lo cual convierte la pantalla del móvil en una superficie prolífica para el crecimiento y desarrollo de las bacterias.

Eso por no hablar de las superficies en las que se suele dejar el dispositivo decenas de veces cada día, como la encimera de la cocina –hasta 11.200 bacterias por centímetro cuadrado–, o el escritorio de tu ordenador junto al teclado y el ratón –hasta 509.676 bacterias por centímetro cuadrado–.

A modo de curiosidad, comentar que los investigadores también concluyeron que, por lo general, el botón home de los dispositivos es el lugar en el que más bacterias y gérmenes se acumulan. Un punto a favor para los smartphones sin botones físicos.

A estas alturas, puede que te estés preguntando por qué, pese a las decenas de miles de bacterias y gérmenes con las que estás en contacto cada día por culpa de tu móvil, tu piel aún no se cae a trozos ni has perdido varios dedos de la mano. Lo cierto es que los investigadores han llegado a la conclusión de que, por lo general, las bacterias que inundan la pantalla de nuestros smartphones no suelen ser perjudiciales para el ser humano –excepto el Staphylococcus aureus y la E.Coli, que suelen aparecer con menor frecuencia–. Aún así, saber que estás tocando una superficie repleta de estos invitados no deseados no deja de ser desagradable.

Cómo limpiar la pantalla a fondo

Entonces llega el momento de limpiar a fondo la pantalla. Lo más efectivo y rápido sería pasar el móvil por una lámpara ultravioleta germicida capaz de acabar con el 100% de las bacterias de la pantalla. El problema es que probablemente no estés dispuesto a gastar alrededor de 50 euros en una lámpara de este tipo.

Por tanto, una solución más asequible y menos tediosa es recurrir a toallitas antibacterianas creadas específicamente para la limpieza de dispositivos electrónicos, o soluciones líquidas preparadas para este fin. El principal atractivo de este tipo de toallitas es que son muy baratas —las de Xiaomi, por ejemplo, cuestan algo menos de un euro–, además de no contener alcohol que pueda afectar al funcionamiento del teléfono, o incluso retirar la capa oleofóbica de la pantalla que previene que las huellas y las manchas que queden impregnadas en el panel. Lo más importante es no utilizar líquidos ni mezclas agresivas –alcohol, lejías, detergentes, jabón…– que puedan ser perjudiciales para el dispositivo.

En Amazon es posible encontrar toallitas de este tipo a buen precio:

Así como soluciones líquidas formuladas especialmente para este fin:

Ahora que ya tienes uno de estos productos, debes tener en cuenta que lo más recomendable es realizar la limpieza a fondo cada uno o dos días, si se puede, intentando no dejar nunca un espacio superior a los dos días entre limpieza y limpieza. Los pasos a seguir son los siguientes:

  1. Antes de comenzar, lávate las manos. De nada sirve limpiar el móvil si tus manos siguen sucias.
  2. Apaga el móvil y retira la funda en caso de que la uses.
  3. Retira la toallita de su envoltorio o rocía el líquido sobre un paño de microfibra –a poder ser nuevo o totalmente limpio–.
  4. Comienza a limpiar la pantalla de tu móvil a conciencia, por todos los rincones y hasta que la toallita prácticamente se quede sin líquido. 5 Ahora que la pantalla está limpia, aprovecha para limpiar el resto del cuerpo del terminal, procurando que el líquido no entre a los puertos –USB, jack de 3,5, micrófonos…–.
  5. Deja secar el teléfono por completo.

Ahora, tanto la pantalla de tu móvil como el propio dispositivo al completo, ya está limpio y libre de bacterias. Por supuesto, esta es solo la mitad del trabajo, y lo más recomendable para mantener limpio el dispositivo durante la mayor parte del tiempo es mantener una buena higiene –es decir, lavarse las manos con cierta frecuencia– e intentar mantener limpios los lugares en los que dejas el terminal

¡Síguenos en Telegram para enterarte de lo más destacado del día y de las mejores ofertas Android!

Archivado en Limpieza, Smartphones Android, Tutoriales Android
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs