Ni cámara, ni procesador. Esto es lo que diferencia a la gama alta de la media

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Con el paso de los años, la gama media ha ido mejorando sus características hasta niveles que jamás hubiésemos imaginado. Sin ir más lejos, tengo sobre mi mesa un terminal de menos de 200 euros con 4 GB de memoria RAM y 64 GB de memoria interna. Pensarán algunos, que esta es la misma configuración que monta un Samsung Galaxy S8 o un Google Pixel, y que no se entiende el sobreprecio que tienen los topes de gama, cuando tienen la misma configuración de memorias.

Sin embargo, muchos no saben que la configuración de memorias no tiene nada que ver en la gama alta y en la media o baja, y que por ello no hay que mirar siempre la hoja técnica, en la que los datos a simple vista pueden engañar, y no dejar del todo claro las diferencias entre un móvil y otro.

Lo que diferencia a la gama alta son sus memorias

Siempre que pensamos en diferencias de gama alta y gama media pensamos en cámara, procesador y diseño. Es cierto que estos puntos son más favorables en la gama alta, pero las diferencias son cada vez menores. Entonces, ¿por qué los gama alta siguen teniendo un rendimiento tan superior a los móviles de gama media? Seguramente, si tienes un ordenador -portátil o sobremesa-, hayas oído hablar del salto de los discos HDD a los SDD. Los SDD no tienen punto de comparación con los HDD, ya que el rendimiento aumenta de forma mayúscula.

Pues bien, hace unos años, pasó algo bastante parecido con las memorias flash de los teléfonos. El estándar eMMC dejó de serlo para la gama alta, en pro de las memorias UFS, la característica más top de los móviles de gama alta.

Qué son las memorias UFS

Nuevas memorias UFS 2.0 de Samsung

Universal Flash Storage, o cómo hacer de tu dispositivo algo mucho más rápido. El UFS llegó en su primera versión en el año 2011, según podemos leer en Xataka, y en 2015 empezamos a ver este tipo de memorias en terminales de gama alta, como los Samsung Galaxy S6 y S6 edge.

Las memorias UFS se caracterizan por su capacidad de lectura y escritura simultánea, mientras que el eMMC es unidireccional, impidiendo este flujo de trabajo tan necesario para un rendimiento excelente. En la siguiente tabla, puedes ver las diferencias entre el eMMC y el UFS, los resultados hablan por sí solos.

Como puedes ver, los números hablan por sí solos, y es que la eficiencia de las memorias UFS respecto a las eMMC es notable. Pero la cosa no acaba aquí, la memoria RAM también presenta configuraciones diferentes en la gama alta respecto a los móviles de gama media. El DDR4 llegó hace unos años para quedarse, y es la configuración más estandarizada en los móviles de la más alta gama.

La memoria RAM DDR4 tiene un menor consumo -hasta un 20% menos-, y ofrece hasta 2 veces más velocidad respecto a la RAM DDR3. Teniendo en cuenta la importancia de la RAM en un sistema operativo como Android, es de agradecer que esta mejora haya llegado a los móviles más caros, y esperamos que pronto empiecen a incorporarla los terminales más asequibles.

Como has podido ver, aunque un móvil de 200 euros tenga 4 GB de RAM y 64 GB de memoria interna, estas configuraciones de memoria interna poco o nada tienen que ver con las de la gama alta, ya que los móviles más económicos utilizan tecnologías de hace unos cuantos años, mientras que la gama alta siempre adopta los estándares más actuales.

¡No olvides seguirnos en Instagram para conocer los mejores trucos y apps para tu móvil y en Telegram para recibir el mejor artículo del día!

Archivado en Curiosidades, Gama alta Android, Gama media Android
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs