iPhone XR análisis: el punto de vista de un usuario Android

COMPARTIR 0 TWITTEAR

iPhone Xr

El iPhone XR ha llegado al mercado para posicionarse, teórica y lógicamente, por debajo de los iPhone XS y iPhone XS Max. Sin embargo, la firma aclara que no es un iPhone low cost. Es un modelo de gama alta como cualquier otro, que renuncia a ciertos aspectos -y gana enteros en otros- para hacerse más asequible. En nuestro país, el precio del iPhone XR es de 859 euros, bastante lejos de los 1.159 y 1.259 euros de los que parten los XS y XS Max respectivamente.

Su análisis se torna necesario en un mercado saturado de terminales con especificaciones idénticas, y con precios que rozan o superan los mil euros. El iPhone XR está destinado a ser un superventas, y es uno de los smartphones que más daño pueden hacer a la gama alta Android en lo que a números se refiere.

iPhone XR: características y especificaciones

iPhone XR
Dimensiones150.9 x 75.7 x 8.3 mm
Peso194g
Pantalla6.1 pulgadas LCD (Liquid Retina), resolución 1792 x 828 (HD+)
Densidad de píxeles326ppi
ProcesadorApple A12 Bionic con Neural Engine
RAM3 GB
Sistema operativoiOS 12.0.1
Almacenamiento64, 128 o 256 GB
Cámaras12 MP, f/1.8, 26mm (angular), 1/2.55″, 1.4µm, OIS, PDAF. Modo retrato ajustable, cámara lenta a 240 FPS, grabación de vídeo a 4K 60FPS.
Batería2942mAh
OtrosFace ID, altavoces estéreo, NFC, Glonass, IP67
Fecha de salida19 de octubre, 2018
Precio de salidaDesde 859 euros

Lo mejor del iPhone XR

Rendimiento

iPhone Xr, analisis

El iPhone XR es uno de los terminales con mejor rendimiento del mercado. El mejor procesador del momento acompañado de iOS 12 no pueden más que traducirse en pura velocidad y fluidez, a un nivel que ni siquiera encontramos en Android. Los tiempos de carga en juegos son ridículamente buenos, la cámara toma fotografías de forma instantánea, y el terminal no se resiente en ningún momento.


El iPhone XR disfruta el mismo Apple A12 Bionic de sus hermanos XS y XS Max, el mejor procesador del momento en el mundo del smartphone.

Esta es la consistencia que echamos en falta en Android, un sistema que funciona de maravilla, pero que en ciertos momentos puede tener una prácticamente inapreciable caída de frames, tirón o extraño que nos hace pensar en que la optimización no es un diez. Si bien iOS 11 fue un sistema operativo con ciertos problemas de rendimiento, iOS 12 llegó para redimir los errores. El Apple A12 Bionic por su parte es el procesador más potente de la actualidad, bastante por encima de los primeros números mostrados por el futuro Qualcomm Snapdragon 855.

Batería

iPhone Xr batería

Sin rodeos, el iPhone XR tiene una de las mejores autonomías que hemos probado en un gama alta. Si la autonomía del iPhone 8 Plus ya era buena, la promesa de 1.5h más en este modelo por parte de Apple se ha cumplido. Si bien el contador de iOS 12 deja bastante que desear, nuestra experiencia en Android nos deja calcular con relativa sencillez el número de horas de pantalla aproximadas que obtenemos con este terminal. Es fácil pasar de 7h de pantalla reales, y es que el panel IPS de este iPhone XR consume bastante menos energía de lo que algunos pensaban.

El consumo en reposo es mínimo, y ayuda a que podamos llegar a los casi dos días de uso sin menor problema. Un paso por encima de terminales como el Google Pixel 3 XL o el Samsung Galaxy Note 9, exponentes que ya eran bastante brillantes en este aspecto. Tema aparte es el de la carga, del cual hablaremos más adelante.

Cámara

iPhone Xr

La cámara del iPhone XR tiene sus limitaciones, pero sigue siendo una de las mejores de la actualidad. Los resultados diurnos son prácticamente idénticos a los que encontramos con los iPhone XS y XS Max, y el modo retrato arroja incluso mejor calidad, al utilizar el sensor principal con apertura f/1.8, en vez del secundario a f/2.2.


Por fin, Apple logra una buena gestión del HDR. Se coloca así a la altura del Google Pixel 3, y por encima del resto de sus rivales directos.

Nos extraña que Apple permita que su iPhone más barato haga mejores fotografías de retrato que los terminales más caros, aunque las limitaciones del mismo -que explicaremos más adelante- y la ausencia del zoom óptico pueden ser una justificación para comprar los modelos con doble cámara.

Diseño

iPhone Xr trasera

Puede gustarnos más o menos, pero el diseño de los iPhone XR tiene bastante personalidad. Se trata de una combinación del iPhone XS con el iPhone 8, con una gama de colores vivos y llamativos. El tema de los biseles extra no se acaba notando demasiado, y se aprecia, como en cada terminal de Apple, que cada línea ha sido cuidada con mimo. En nuestro caso, hemos escogido el Product Red, el más llamativo de los 6 modelos que ofrece Apple, el más solidario, y es más bonito en nuestra opinión.

En la parte trasera encontramos el mismo cristal del iPhone 8, algo menos resistente que el de los iPhone XS, pero con la misma sensación en mano. El terminal es grande, no tanto como un 8 Plus o un XS Max, pero el ancho de más 75mm lo convierten en una alternativa de gran tamaño. Un punto medio prácticamente perfecto entre los XS y XS Max.

Lo peor del iPhone XR

¿La pantalla?

iPhone Xr

No, la pantalla del iPhone XR no tiene problema alguno, pero sí que cabría esperar más resolución en un móvil que supera ampliamente los 800 euros. Los ángulos de visión son correctos. El brillo es espectacular -por encima de los 600 nits-, y la calibración está bastante por encima de lo que encontramos en terminales con bastante más resolución.


La pantalla HD+ del iPhone XR tiene una mejor calibración que muchas de las QHD+ que encontramos en Android.

Sin embargo el mercado manda, y a un terminal de gama alta no le podemos pedir menos de Full HD. En el uso real no vas a notar absolutamente nada, pero en estos rangos de precio exigimos más, como es lógico. Un terminal de 800 euros no debería permitirse menos de 400ppi, aunque reiteramos que no vas a notar falta de definición ni calidad.

Destacar el trabajo de Apple con True Tone en esta generación. La pantalla se torna en un balance de blancos aún más natural, adaptándose a las condiciones lumínicas en la que nos encontramos. Un modo para tener siempre activado, y que hará bastante bien a nuestra salud ocular.

El modo retrato solo a personas

iPhone Xr, retrato

Si bien la cámara del iPhone XR es espectacular, no se entiende cómo el algoritmo tan solo reconoce personas. La única explicación posible es que Apple haya querido capar a propósito este modo para que los iPhone XS tengan cierta ventaja, ya que de lo contrario los XR harían un mejor retrato en prácticamente todas las situaciones.

No es algo dramático, pero podemos olvidarnos de utilizar el modo retrato con objetos, comidas, mascotas -esto último no tiene perdón-. El tiempo dirá si es una desventaja buscada a favor de los XS, o si con una actualización incluirán más opciones. Recordemos que es la primera vez que Apple realiza un modo retrato exclusivamente con el Dual Pixel, por lo que se prevén mejoras en el futuro.

Falta de accesorios

Es sencillamente lamentable que un móvil de casi 1.000 euros no incluya un cargador rápido en la caja. Apple sigue incluyendo el cargador de 5V con el que lleva desde el iPhone 5. A los fervientes defensores del es que la carga rápida es perjudicial, les invito a leer cómo funciona la carga rápida más rápida del mundo, para así derribar este absurdo mito. Si queremos cargar rápidamente el iPhone tenemos que gastar dinero extra en cargador y cable USB C a Lightning, un sinsentido completo.

Además, Apple ha decidido quitar el dongle de la caja de sus iPhone, por lo que te verás obligado a comprar uno si quieres utilizar cualquier auricular con entrada 3.5mm. No se entiende que un gama alta de estas características tenga faltas tan flagrantes, aunque es algo a lo que ya estamos acostumbrados.

Prueba de fotografía

iPhone XR, así son sus cámaras

iPhone Xr, diseño

La cámara del iPhone XR se compone de un sensor único de 12 megapíxeles con apertura f/1.8, distancia focal de 26mm y un tamaño de 1.4µm. Este único sensor permite hacer fotografía de retratos gracias al Dual Pixel y el procesado computacional, algo visto por primera vez en un terminal de Apple.

Como curiosidad, comentar que a pesar de tener un solo sensor disfrutamos de vista previa antes de realizar la fotografía, algo que ni siquiera Google ha conseguido tras dos años de retrato en los Pixel.

Comportamiento de día, modo retrato y de noche

La cámara del iPhone XR es un salto incremental respecto al iPhone X, y un conflicto de intereses en relación a los propios iPhone XS Max. En nuestra comparación de fotos con el Google Pixel 3 ha logrado el empate técnico, por lo que ya puedes hacerte una idea de cómo son sus resultados.

Apple ha logrado dar un golpe en la mesa y situarse sin apenas rivales en el apartado fotográfico. Si bien las fotografías son algo planas, la naturalidad, rango dinámico e interpretación del color que consiguen son sobresalientes.

Cámara trasera, fotos de día

Durante el día encontramos un grandísimo trabajo por parte del Smart HDR. Las fotografías tienen un rango dinámico bastante amplio, una interpretación del color bastante real, y bastante uniformidad en la exposición. Nos llama la atención el buen trabajo del balance de blancos automático en situaciones de atardecer, logrando mantener gran fidelidad con los tonos del cielo.

La principal diferencia que encontramos con el iPhone X del año pasado es que no ha situación en la que hinque la rodilla. El iPhone X tenía serios problemas con las altas luces y con la exposición general de las fotografías. Este año, Apple ha dado en la tecla con la gestión de la luz, y se nota.

Cámara trasera, fotos de noche

En el apartado nocturno encontramos un gran salto respecto a la generación pasada. Al ruido le cuesta hacer acto de presencia y las fotografías son bastante aceptables. No obstante, en algunas situaciones no se encuentra nada cómodo, y el balance de blancos tiende al verde y al naranja con relativa facilidad.

Si le buscamos las cosquillas, llegamos a situaciones en las que el obturador no es capaz siquiera de congelar la imagen. No obstante, de nuevo y respecto al año pasado, el salto es sustancial.

Cámara trasera, retratos

En el modo retrato encontramos varios aspectos a comentar. El iPhone XR utiliza el sensor principal del iPhone XS, por lo que tenemos fotografías más luminosas. De nuevo, el trabajo con el Smart HDR es bueno, aunque no brillante. La iluminación del conjunto tiende a ser tan uniforme, que a veces el terminal olvida que tenemos un objeto en primer plano que debe exponer correctamente. Esto radica en que, en algunas situaciones, si bien la exposición general de la fotografía es correcta, el sujeto queda más apagado de lo que nos gustaría.

Al utilizar la tecnología Dual Pixel nos encontramos con el mismo problema que sufre el Google Pixel 3. A ciertas distancias le es imposible realizar fotografías de retrato, aunque a distancias prudenciales no tiene menor problema.

Cámara delantera, selfies

Apple ha reconocido que la cámara delantera de sus nuevos iPhone tiene un bug. Lejos de ser una feature que suaviza la piel para hacerla más natural, como algunos afirmaban, se trata de un error del Smart HDR que impide al obturador disparar a la velocidad adecuada. Esto radica en una gran pérdida de nitidez, traducida en rostros lavados en exceso.

Obviando este error en el que Apple ya trabaja, encontramos una sorprendente uniformidad a la hora de exponer los rostros, un rango dinámico excelente y un recorte bastante bueno. En el caso del selfie es necesario tener algo más de maña para hacer buenas fotografías. En unas manos con cierta experiencia fotográfica tendremos selfies excelentes, pero si eres de apuntar y disparar con la cámara frontal puede que obtengas alguna que otra fotografía poco usable.

El selfie nocturno es uno de los grandes puntos débiles de Apple. El procesado de la piel es terrible, la falta de nitidez es aún más acusada, y las diferencias con la cámara principal se hacen más presentes que nunca. El iPhone XR no tiene una cámara frontal con la que vayas a disfrutar de noche, algo que sí nos encontramos en algunas alternativas Android que compiten con este terminal.

Por último, decir que las fotografías del iPhone se guardan en formato HEIC. Un estándar del que ya te hablamos hace un tiempo, y que permite almacenar imágenes de mayor calidad en un menor tamaño. Si realizamos muchas fotografías, notaremos bastante el espacio ahorrado.

Grabación de vídeo

En cuanto a grabación de vídeo nos encontramos con la posibilidad de grabar hasta 4K 60 FPS. La estabilización es sobresaliente, y nos llama la atención la viveza de los colores. La cámara lenta brilla por sus 1080 a 240 FPS. Nada de superslowmotion a 960 FPS, una tecnología que ya incorporan algunos terminales Android, pero cuya calidad sigue siendo bastante dudosa. Destacar también la grabación estéreo con la que cuenta este terminal, la cual permite una posterior experiencia auditiva de nivel.

iPhone XR, reflexiones finales y opinión

iPhone Xr

Y llegó la hora de hablar a fondo sobre el iPhone XR. Como comentábamos al principio del análisis, no es un gama alta recortado, ni la versión barata del iPhone XS. Se trata de un terminal más asequible, que renuncia a ciertas características para poder ofrecer por menos dinero una experiencia prácticamente idéntica a la de un iPhone XS. Tanto es así, que salvo que le tengas fobia a las pantallas IPS y necesites zoom 2X, no tiene demasiado sentido pagar la diferencia que hay entre el XS y el XR, más teniendo en cuenta que la batería de este último es notablemente superior, y que de noche obtendremos mejores retratos. Es cierto que no tenemos 3D Touch -¿alguien lo usaba? y que el GB de RAM extra vendrá bien dentro de… ¿dos años? No obstante, son apartados en nuestra opinión perfectamente omisibles, y que han permitido reducir el precio.

El iPhone XR es un móvil premium, caro, y en la línea de Apple. Su cristal apenas se ensucia y tiene un buen agarre, no resbala, algo que no podemos decir de terminales de la competencia. La calibración del temido panel es magnífica, ofreciendo una representación del color bastante realista, siempre bajo el espectro de color DCI-P3. El principal precio a pagar no es la resolución, sino los marcos. Al ser un panel IPS no es tan sencillo llevarlo de extremo a extremo, y cuando lo comparamos con un iPhone X, XS o XS Max hay una ligera diferencia.


El iPhone XR es un concepto extraño. No tenemos la sensación de estar utilizando una versión recortada, más bien una variante distinta y algo más económica, pero que no renuncia a los aspectos más importantes de la gama alta.

La cámara es sobresaliente como ya dijimos, aunque se echa en falta un mejor selfie en un móvil de este precio. El audio es otro de los puntos compartidos con el iPhone XS; dos altavoces que ofrecen un sonido estéreo alto y limpio. Detalles como el tamaño del botón power, que cae justo en el dedo pulgar y con un largo recorrido, nos dejan claro que Apple piensa en aspectos que otros fabricantes olvidan.

Face ID también ha mejorado bastante, habiéndonos dejado una tasa de error inferior al 5% en esta semana de uso, y volviéndose más rápido y seguro. La batería, comparando con Android, está algo por encima de lo que ofrece un Samsung Galaxy Note 9 o Google Pixel 2 XL, por lo que llegaremos al día y medio de uso sin menor problema. Tema aparte es lo que tarda en cargar gracias a que Apple no quiere incluir el cargador rápido en la caja.

iPhone Xr

iOS 12 también es un sistema que ha mejorado respecto a versiones anteriores, y que comparamos a fondo con Android Pie. Nos topamos con los atajos de Siri, la alternativa nativa de Apple de IFTTT que tras una curva de aprendizaje resulta bastante útil. También tenemos mejoras relacionadas con el tiempo de uso y el bienestar digital, amén de notificaciones agrupadas. No nos extenderemos demasiado con el software, pero todo se resume en que el funcionamiento es excelente.

En resumen, al iPhone XR cuesta sacarle pegas. Sí, por los más de 800 euros que cuesta es lógico que se exija un panel Full HD de más de 400ppi pero… Si no supieras la resolución que tiene el panel, no habría tanto escándalo. No se nota en el uso diario y no está demasiado por debajo de alternativas de mayor resolución.

No es un móvil perfecto, tampoco pretende serlo. No tiene la mejor resolución, pero su pantalla es excelente. El iPhone XR viene para conquistar al que quiere un iPhone y no está dispuesto a pagar 1.000 euros, o al que los puede pagar, pero está dispuesto a renunciar a ciertos aspectos a cambio de un mejor precio. Sea como fuere, la gama alta Android tendrá que competir con el iPhone XR, algo que puede hacer cambiar algunas estrategias de precios, a las que deberemos estar atentos.

Precio y dónde comprar el iPhone XR

Puedes hacerte con el iPhone XR en la tienda oficial de Apple, o en distribuidores como Fnac y Phone House. Su precio es de 859 en la versión de 64 GB, e incluye cargador y auriculares con puerto lightning.

A favor

+ Excelente relación calidad-precio
+ Rendimiento sobresaliente
+ Cámara trasera
+ Autonomía
+Diseño premium

En contra

– Carga lenta
– La cámara interna es mejorable
– Resolución de la pantalla
– Modo retrato solo a personas

Conclusiones

En conclusión, el iPhone XR es la alternativa más equilibrada de los tres modelos presentados por Apple este año. Apple A12 Bionic, mismo sensor principal y más batería para un terminal cuya polémica es una pantalla que a efectos prácticos no deja notar su falta de resolución

Puntuación


9.5 iPhone XR

Potencia, cámara y diseño, el iPhone XR es uno de los terminales más equilibrados que hemos probado en el año 2018, y uno de los nuevos rivales a batir porAndroid.

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en Análisis, Análisis de móviles, Apple iPhone, iPhone XR
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion