El agujero en pantalla es una muestra de los palos de ciego que damos con el diseño

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Huawei se adelanta a Samsung y lanzará el primer smartphone con un agujero en la pantalla

Agujeros en pantalla, todo el mundo hablando de ellos. En 2017 Apple introdujo el iPhone X, el primer móvil con un “notch” de generosas dimensiones. “Is qui il Issintil Phini fue el primero”. No, el notch se asocia al iPhone, sin más. Fue matemático, nada más salir el iPhone X el resto de terminales Android empezó a incluir el notch y a copiar su diseño, con más o menos éxito.

Ahora la moda es no ser la moda. La enfermiza obsesión por el notch decrece, y lo trendy empieza a ser evitarlo a toda costa. Fabricantes como Oppo crearon complejos mecanismos, bastante logrados por cierto, para evitarlo, pero este tipo de soluciones no son baratas, por lo que se hacía necesaria una solución “universal” para que todos pudieran evitar el notch.

El agujero en pantalla se plantea así como el nuevo notch, esa forma de lograr un diseño full screen. Sin embargo, el problema de base es que el notch nunca tuvo sentido en Android, y no fue –y sigue siendo– más que la muestra de la falta de personalidad de algunos fabricantes.

El notch nunca debió generalizarse en Android

face

Lo que algunos fabricantes no parecieron haber entendido es que el notch de Apple surgió por la necesidad de implementar la tecnología Face ID, la cual incluye hasta 8 elementos en su interior. Pocos, muy pocos fabricantes Android, han emulado este sistema de reconocimiento facial -el Huawei Mate 20 Pro es de los pocos ejemplos que justifican el notch-. El resto de terminales tienen el notch “porque sí”, algunos de ellos incluso carecen de reconocimiento facial, y los que lo tienen, lo hacen con la cámara de fotos, no con sensores específicos. El notch nació para albergar tecnología, ¿qué sentido tiene implementarlo si tu móvil no tiene dicha tecnología?

El notch surge de la necesidad de ocultar todos los elementos del Face ID. Essential ya hizo algo similar con la intención de eliminar marcos, pero en su caso, al no haber tanta tecnología en la parte superior, el notch no era más que una pequeña muesca. Lo que copiaron los fabricantes en Android fue la propuesta de Apple.

Si solo vas a incluir una cámara frontal cuya lente ocupa muy poco espacio, puedes incluirla en el marco sin menor problema –aunque este gane algún mm–, algo que el usuario agradecerá frente al notch. Incluir esta muesca en un terminal sin tecnología de reconocimiento facial tiene poco sentido, y es lo que hemos tenido que sufrir este año.

Tranquilos, que llega el agujero

Así luciría el Samsung Galaxy S10 con agujero en pantalla

A falta de notch, bueno es agujero. Samsung introdujo nuevos conceptos para evitar el notch tradicional, tres propuestas entre las que se encontraba el famoso agujero. Firmas como Huawei ya trabajan para presentar antes que Samsung un móvil con agujero, y Lenovo se sumaría a la carrera.

Hasta hace unos días no sabíamos de la presencia del agujero en pantalla. Huawei y Lenovo se suman a esta nueva propuesta, dejándonos caer que puede ser la nueva moda en 2019.

Las prisas por presentar “la salvación” son notables, aunque vienen las dudas de hasta cuándo será moda el agujero. La lógica nos dice que la solución real al notch pasa por introducir todos los componentes debajo de la pantalla, y pareciera que lo único que están haciendo los fabricantes es dar palos de ciego para evitar el notch.

No queremos soluciones temporales

mi

Si la tecnología actual no está preparada para evitar el notch, quizás la mejor idea es aprovecharlo realmente con buenas tecnologías de reconocimiento facial, o seguir la estrategia de Samsung y crear dispositivos de marcos reducidos sin notch. Mecanismos, agujeros y demás florituras para evitar el notch no disgustan como concepto, pero parecen evidenciar la falta de recursos para crear un dispositivo sin notch que no presente algún inconveniente en funcionalidad –los mecanismos se desgastan, acumulan polvo y dejan dudas, los agujeros no parecen la mejor solución a nivel estético–.

En nuestra encuesta, más de 300 personas han afirmado preferir marcos reducidos al estilo Samsung Galaxy S o Note al notch, algo que no parece demasiado complicado a nivel de diseño, y que acaba con dos pájaros de un tiro. Por un lado, deja un marco en el que cabe espacio para todos los componentes, y por otro no hay necesidad del notch

¡Síguenos en Telegram para enterarte de lo más destacado del día y de las mejores ofertas Android!

Archivado en Opinión
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs