Último cartucho: 2019 podría ser el último año de HTC

COMPARTIR 0 TWITTEAR

HTC U11 Life

HTC es un fabricante importante para Android. De hecho, durante un tiempo, la firma taiwanesa fue la máxima representación de nuestro sistema operativo. El T-Mobile G1 o HTC Dream fue el primer terminal en la historia de Android, y hasta el HTC One M7 la compañía era un referente en dispositivos tope de gama junto a las alternativas que presentaba Samsung. Un diseño característico, HTC Sense, y una magia intangible que desprendían los dispositivos de HTC, hacían de sus terminales un objeto de deseo.

De dicho One M7 en adelante la historia de HTC se ha protagonizado por una caída libre y sin frenos, llegando a registrar caídas de hasta el 80%. Repasamos la trayectoria de la compañía taiwanesa durante 2018, uno de los peores años de su historia, y escenario que nos plantea un 2019 poco halagüeño para su futuro. HTC gastará su última bala en 2019, y debe apuntar bien si quiere salir con vida.

HTC registra pérdidas, da igual cuando leas esto

htc

HTC es protagonista de malos números desde el año 2012, la compañía nunca llegó a rivalizar en número de ventas con firmas como Samsung o Apple, a pesar de la popularidad que alcanzó el HTC One M7. Los lanzamientos siguientes estuvieron protagonizados por las críticas en la gran mayoría de las reviews. En 2017 Google cerró la compra de una de las divisiones de HTC, inyectando a la compañía 1.100 millones de dólares que de poco han parecido servir. Este mismo año, hicimos nuestra predicción sobre el fracaso de HTC, con cierta precisión, ya que los números demuestran que HTC se encuentra cuesta abajo y sin frenos.

Los datos de 2018 nos dejaron ver que HTC cerró 2017 con pérdidas del 30.8%, y al llegar el mes de septiembre las pérdidas de 2018 llegaron a superar el 70%. Despidos, lanzamientos descafeinados y una pésima estrategia de marketing son algunos de los elementos del fatal cóctel que HTC bebió en 2018. La compañía ha registrado pérdidas del 61.47% este año, sin contar con los datos de diciembre.

Infografía HTC 2018

Podemos apreciar cómo los ingresos de HTC han ido decreciendo con el paso de los meses, hasta llegar a uno de sus mínimos históricos en el mes de septiembre, donde se alcanzó el 80.71% de caída. Un anus horribilis para HTC que no preocupa por sí solo, sino por las malas previsiones de futuro que se tienen de la compañía.

HTC no ha logrado estabilizar su situación ni siquiera tras la inyección económica de Google. La división móvil de la compañía se encuentra en una situación crítica, y no han anunciado planes ni estrategias para el corto o largo plazo que animen a pensar que la situación podrá revertirse en algún momento.

HTC no hace demasiado por mejorar su situación

HTC Desire 12s, frontal

Si hacemos un resumen de los lanzamientos de HTC en 2018, no encontramos atisbo alguno de atracción en el mismo. El número de terminales que han presentado es escaso. La firma taiwanesa ha presentado un total de 4 terminales, uno de gama alta y el resto de gama media baja o gama baja.

Su primer smartphone en 2018 fue el HTC Desire 12, junto al 12+. Un descafeinado gama baja con un procesador de MediaTek y 2 + 16 GB de memoria base, por un precio de 200 euros –50 para la versión Plus, con un Snapdragon 450–. Hardware de 2017 para gama baja 2018, a precio de gama media actual. HTC no jugó bien sus cartas a principios de año, y tampoco mejoró los siguientes lanzamientos. El HTC U12 Life tampoco pareció la mejor solución. Un gama media con Android One a 350 euros, con hardware que montan alternativas que cuestan prácticamente la mitad.

HTC U12+

El gama alta de HTC para 2018 fue el HTC U12+, un terminal que si bien llegó incluso a sorprender por su desempeño y características no fue suficiente para convencer al amplio público de sus bondades. Sin demasiadas esperanzas por parte de los usuarios en la gama alta, y con una gama baja poco atractiva, poco se podía esperar de los números de HTC en 2018.

¿Es solo el precio el problema de HTC?

Desire Plus

No, si miramos con perspectiva, HTC nunca ha tenido unos precios notablemente superiores a los de sus rivales. Sin ir más lejos, el PVP de un HTC U12+ es de 799 euros, más barato que un Samsung Galaxy S9 –849 euros–, un Huawei P20 Pro –899 euros– e incluso un iPhone XR –859 euros–. Su gama media también se encuentra en precios de entre 200 y 350 euros, la misma tónica que encontramos en dispositivos de Huawei, Samsung y demás alternativas “no Xiaomi”.

Entonces, ¿cuál es el problema de HTC? Desde nuestro punto de vista, en primer lugar encontramos una pésima gestión de la campañas de marketing. Samsung y Huawei invierten millones en estas, han sabido posicionar sus productos, y los usuarios tienen una idea previa de lo que encontrarán al comprar sus productos, sin necesidad de conocer nada acerca de la tecnología. Nadie habla de HTC, no se ven anuncios de HTC, y los pocos que se han visto han resultado un fracaso, como el del selfie fallido del HTC U11+, o el anteriormente citado de mostrar componentes de un iPhone 6 utilizados en su tope de gama más actual.

Las campañas de HTC han resultado un fracaso a nivel de marketing. La compañía no solo ha creado productos poco atractivos, sino que al intentar venderlos ha logrado hacerlos menos atractivos aún.

La política de actualizaciones de la compañía tampoco ayuda, y ni siquiera hablamos de big updates. Varios de los tope de gama de HTC cuentan con parches de seguridad del año pasado, no hay ni rastro de Android Pie –ni se le espera a corto plazo–, y la incertidumbre que se tiene en este aspecto con sus terminales es mayúscula.

Por otra parte, los terminales de HTC son lineales hasta el extremo. Samsung aporta diseño y hardware en Android, Huawei juega con la baza de la cámara y la IA –han logrado posicionar este concepto hasta hacerlo suyo–, Google con las actualizaciones, Apple con el estatus y “lo premium”… HTC lleva sin aportar novedades interesantes al mercado varios años, y ser tan conservador puede jugar una mala pasada en ventas.

Sin soluciones a la vista

HTC caida en bolsa

La situación de HTC parece irreversible. La ayuda de Google no ha sido suficiente, la compañía no tiene recursos para aportar un terminal de gama alta que supere a las alternativas actuales, y su gama media no es suficientemente atractiva para atraer al amplio público. La firma lleva en caída libre desde hace más de 5 años. Si echamos un vistazo a los resultados de HTC, actualmente se encuentran en mínimos inferiores a 2002, y habiendo registrado sus picos máximos entre los años 2010 y 2011.

Una mala política de marketing, terminales poco atractivos y un mal soporte, sumados a un precio no desmesurado, pero que no sirve como aliciente de compra, son algunos de los elementos del cóctel del fracaso taiwanés.

Vistos los resultados poco parece ser posible una salida del túnel en el que se encuentra HTC. La compañía atraviesa su peor crisis histórica, sin arrojar pistas sobre una posible senda de la recuperación. Todo apunta a que 2019 podría ser uno de los últimos años de HTC, compañía que mantendrá serias dificultades para mantenerse con vida durante varios años de seguir así su situación.

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en Opinión
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs