El Samsung Galaxy Fold sonroja al ZTE Axon M, pero estos 5 detalles le harán fracasar (por ahora)

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Samsung Galaxy Fold, análisis y detalles del primer teléfono plegable de Samsung

Decíamos ayer que Xiaomi no se mojaba en el día en el que Samsung había cambiado para siempre la industria de los smartphones, y es que a pesar de que ciertamente el Samsung Galaxy Fold no pasa ser de un globo sonda para explorar el mercado y mostrar músculo innovador, hemos de reconocer que este es el principio del próximo gran salto generacional de nuestros dispositivos móviles.

No en vano, hace ya años que Samsung jugueteaba con sus paneles AMOLED flexibles mientras nosotros hacíamos cábalas sobre cómo sería la primera implementación comercial y seria de un teléfono plegable, que llega ahora con sabor agridulce porque si es verdad que cambia el paradigma y demuestra que es posible, y también lo es que por otro lado enseña carencias difíciles de explicar.

Al Samsung Galaxy Fold muchos lo consideran un prototipo muy caro, pero una cosa es segura, al menos Samsung sí ha lanzado un teléfono plegable de verdad con una pantalla flexible.

Algunos lo consideran un caro prototipo que estará disponible para el gran público en tirada limitada al más puro estilo Google Glass, otros hablan de un smartphone revolucionario que marca la hoja de ruta del futuro de la industria, y tengan o no razón los unos y los otros la única verdad es que seguramente toda la verdad esté en medio de esas dos opiniones.

Al menos una cosa sí hemos de reconocerle a Samsung, su Galaxy Fold es un teléfono plegable de verdad que usa un panel flexible de verdad, y que sonroja sin paliativos a un ZTE Axon M que nunca debió ser lo que fue porque no tenía medios para serlo.

Samsung Galaxy Fold, análisis y detalles del primer teléfono plegable de Samsung

ZTE Axon M vs. Samsung Galaxy Fold

Samsung Galaxy Fold vs. ZTE Axon M, ahora sí entendemos bien al teléfono plegable

No es que el concepto de smartphone clásico haya muerto o esté acabado, y es que los teléfonos seguirán vivos en su factor de forma actual por muchos ejercicios más sin necesidad de esa innovación mayúscula que todos deseamos. El mercado está maduro, sí, pero los smartphones siguen siendo cada vez mejores aunque sean aburridos y se parezcan cada vez más entre ellos.

Dicho esto, que en el futuro veremos más implementaciones y seguro mejores de estos diseños plegables es también una certeza, pero llegarán cuando haya posibilidades reales de hacer un smartphone útil como lo es el Galaxy Fold, que se atreverá a ser punta de lanza de la innovación acercándose por ahora sólo a unos pocos privilegiados (por su precio, más que nada…).

Sea como fuere, la comparativa con el ZTE Axon M es algo que todos teníamos en mente aunque realmente no sea una comparativa justa, porque yo no entiendo al terminal chino como un teléfono plegable. Obviamente ya no entramos en hardware, y esta comparativa la vamos a tocar por la tangente.

ZTE Axon M vs. Samsung Galaxy Fold

Huelga decir que para mi el ZTE es un teléfono ‘de concha’ con dos pantallas que está construido en un factor de forma tipo libro, pero no es plegable porque ninguno de sus componentes lo es de verdad. El caso de Samsung es diferente, pues el gigante coreano sí ha ideado un sistema mecánico de plegado que se oculta bajo y el panel y que permite cerrar el teléfono doblando la pantalla como un libro.

No es que Samsung haya dado muchos detalles, pero su diseño oculta la bisagra para hacer un smartphone agradable a la vista y dar continuidad a la carcasa, permitiendo que el panel se quede perfectamente plano cuando está desplegado.

No hay color así que no hay comparativa posible, en el ZTE Axon M no hay continuidad en la pantalla, el software no acompaña y es básico, y su precio era quizás demasiado elevado para justificar su adquisición con tan poco valor añadido.

Y en esta tesitura en la que no hay ningún rival, lo que toca es analizar de forma pormenorizada esos detalles del Samsung Galaxy Fold que todavía necesitan mejorar.

Samsung Galaxy Fold, análisis y detalles del primer teléfono plegable de Samsung

¿Por qué el Samsung Galaxy Fold no será un éxito?

1. La implementación y su diseño todavía tienen lagunas varias…

Es muy complicado valorar la construcción del Galaxy Fold porque no tenemos referencias en un mercado al que Samsung ha llegado primero, pero como opiniones las tenemos todos la mía es que a estos dispositivos todavía hay que darles una vuelta en pro de la utilidad.

No en vano, me parece más acertado el concepto de tríptico del Mi Flex de Xiaomi, que deja pantalla visible alrededor del todo el teléfono en un alarde de genialidad que sí permitirá sacar mucho partido al smartphone incluso plegado.

En el caso del Galaxy Fold sus 17 milímetros de grosor no dejan de ser una enorme desventaja, pero enorme enorme… Además, la pantalla frontal de 4,6 pulgadas en un formato tan estirado parece deformar la interfaz de las aplicaciones, y tan sólo le vemos ventajas al gran panel de 7,3 pulgadas cuando está desplegado.

Pero eso sí, ese notch interior asimétrico es horrible o lo siguiente, y mi sensación es que teniendo entre manos un teléfono al que podemos dar vueltas tampoco es que fuesen necesarias tantas cámaras y sí una mayor batería.

2. El Galaxy Fold se ha cargado al audio-jack y nadie se había dado cuenta

Otro de los grandes aspectos negativos en el diseño de este Galaxy Fold es sin duda que ya no tiene el conector audio-jack estándar de 3,5 milímetros para los auriculares, un detalle en el que nadie reparó ayer durante la presentación pero que no deja de ser muy significativo.

Los Samsung Galaxy S10 sí lo incorporan, pero el gigante coreano ya asume que el futuro no verá conectores audio-jack y lo ha eliminado en un teléfono que por su diseño cuenta con el doble de marco exterior. Curioso…

Samsung Galaxy Fold, análisis y detalles del primer teléfono plegable de Samsung

3. La dependencia del software es enorme en pantallas de gran formato

En un teléfono de estas características el software toma protagonismo máximo para sacar partido a la pantalla, y aquí Samsung estuvo muy hábil aliándose con Google para llevar a Android una interfaz adaptada.

De hecho, como mencionábamos antes, la pantalla frontal tan estirada ya requiere de un rediseño de las interfaces, y al abrirlo el dispositivo da continuidad a lo que estamos haciendo precisando de más adaptabilidad en las apps. Van a tener trabajo los desarrolladores…

Fue bastante impresionante ver a Google Maps irse de la pantalla pequeña a la grande con tal facilidad, y también es maravillosa esa capacidad para mantener hasta tres aplicaciones abiertas de forma simultánea en primer plano.

El software y los servicios lo son todo a día de hoy, así que probablemente sea demasiado pronto para ver a todas las aplicaciones preparadas para este tipo de terminales con pantallas grandes y pequeñas dando la posibilidad de esa continuidad tan increíble.

Samsung Galaxy Fold, análisis y detalles del primer teléfono plegable de Samsung

4. ¿No es compatible con el S-Pen? ¿En serio…?

Y hablando de software cómo no acordarse de algo que Samsung olvidó mencionar ayer, y es que no se ha anunciado ningún tipo de compatibilidad para este Galaxy Fold con ninguno de los impresionantes S-Pen de la compañía.

Esto no deja de ser algo difícil de creer, pues Samsung cuenta con la mejor tecnología para escribir en dispositivos móviles con un stylus. Disponer de un S-Pen es tener opciones infinitas de productividad en un teléfono móvil, ¿y al smartphone con la mayor pantalla del mercado no le dan esa posibilidad?

Es un detalle que me chirría y mucho, algo muy negativo para un Galaxy Fold que debería ser lo mejor del catálogo de Samsung en todos los aspectos… No me aventuro pero dejo caer la pelota, ¿será finalmente compatible con el S-Pen, o en serio a Samsung se le ha ido la cabeza?

Samsung Galaxy Fold, análisis y detalles del primer teléfono plegable de Samsung

5. Precio, precio, precio, precio…

Tener lo mejor tiene que costar un precio a la altura de lo mejor, pero el problema aquí es que tener un Samsung Galaxy Fold no me parece tener lo mejor a día de hoy, sino sólo el concepto más innovador de la industria de los smartphones. Ser un ‘early bird’ o casi un betatester también tiene un coste, parece…

Algunos dicen que estos teléfonos no tendrán salida hasta que Apple los reinvente, y no es menos cierto es que Samsung lleva ventaja pero no debe dormirse sino evolucionarlo, llevarlo más allá y rebajar esos costes derivado de un I+D salvaje.

A día de hoy, sin embargo, y a un precio de 1.980 dólares jamás me compraría un teléfono como este, con las carencias que hemos comentado y con un coste por encima de casi todos los portátiles de gama alta del mercado.

Cuando el 26 de abril este Samsung Galaxy Fold haga acto de aparición hablará el mercado y también vosotros, los usuarios, porque nosotros ya lo habremos dicho todo sobre un smartphone llamado a revolucionar el mercado y a traernos ahora el futuro de la industria. ¿A qué precio os compraríais vosotros un Samsung Galaxy Fold?

En Andro4all | Xiaomi no se moja, literalmente, el día en el que Samsung cambió los smartphones

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en Mercado smartphones, Samsung Galaxy Fold, Tecnología, ZTE Axon M
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs