Samsung Galaxy Watch Active, análisis: un pequeño reloj al que no le falta de (casi) nada

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Samsung Galaxy Watch active en color azul

El futuro poco esperanzador de la plataforma Wear OS de Google ha obligado a compañías que en su día decidieron apostar por este sistema operativo para relojes inteligentes, como Samsung o Huawei, a tener que saltar del barco antes de que se hunda por completo, y desarrollar sus propias alternativas. Precisamente Samsung fue la primera en hacerlo, y no es de extrañar así que la firma se haya convertido en una experta en lo que a crear smartwatches de calidad se refiere, sin necesidad de depender de terceros.

Fue el Samsung Galaxy Watch Active el último en llegar a su catálogo de relojes. Una versión más pequeña, más deportiva y más barata que el modelo original lanzado en agosto de 2018 junto al Samsung Galaxy Note9.

Ya pasó por mis manos el Samsung Galaxy Watch, para demostrarme, como usuario de Wear OS, que si bien Google ya no está tan lejos como antes de ofrecer un sistema operativo para relojes digno, el hardware de los modelos de Samsung se encuentra a años luz con respecto a cualquier smartwatch basado en Android. Ahora es el pequeño Galaxy Watch Active el que aterriza en mi muñeca.

Índice de contenidos:

Samsung Galaxy Watch Active, características y especificaciones

Samsung Galaxy Watch Active
Especificaciones
Dimensiones39,5 x 39,5 x 10,5 mm. 25 gramos de peso
PantallaSuper AMOLED de 1,1 pulgadas
Resolución360 x 360 píxeles
ProcesadorExynos 9110 Dual Core a 1.15 GHz
RAM750 MB
Sistema operativoWearable OS basado en Tizen 4.0
Almacenamiento4 GB –1,5 GB disponibles–
Batería230 mAh con carga inalámbrica
OtrosGPS, Glonass, BeiDou, Galileo, lector de frecuencia cardíaca, Bluetooth v4.2, Wi-Fi 802.11 b/g/n 2.4GHz, NFC, protección IP68, resistencia al agua hasta 5 ATM de presión, certificación MIL-STD-810G
Dispositivos compatiblesAndroid 5.0 o superior a partir de 1,5 GB de RAM. Dispositivos iOS 9.0 y superior
Precio de salida249 euros

Lo mejor del Samsung Galaxy Watch Active

Diseño y pantalla

Galaxy Watch Active azul

Del Galaxy Watch dije que me parecía uno de los relojes mejor diseñados del panorama smartwatch actual. Y lo mantengo. No obstante, si tuviera que elegir me quedaría sin pensarlo dos veces con la apariencia minimalista del Galaxy Watch Active –probablemente, eso sí, en un reloj de mayor tamaño–, a pesar de perder en funciones al no existir un bisel rotatorio que permita navegar por la interfaz del sistema.

Lo mejor del Watch Active es que, a menos que lo mires, ni siquiera te das cuenta de que lo llevas puesto gracias a su peso de tan solo 25 gramos, combinado con una suave correa de silicona que, en caso de no adaptarse a tu muñeca, se puede reemplazar tanto por una universal de entre 13 y 20 milímetros de anchura, o bien por la que Samsung incluye junto al reloj en su caja, igual que la original pero de mayor diámetro.

Como en el Galaxy Watch, este modelo deportivo cuenta con dos botones físicos en sus laterales. El inferior actúa como botón de encendido/apagado del reloj y como acceso directo al home o al cajón de aplicaciones, mientras que el superior, con un tacto algo más firme, además de sobresalir más de la caja del reloj, permite ir hacia atrás sea donde sea que nos encontremos al utilizar el smartwatch.

Galaxy Watch Active en Primer Plano

Aún mejor que su diseño es su pantalla. Se trata de un panel Super AMOLED circular de 1,1 pulgadas, con una resolución de 360 x 360 píxeles. O lo que es lo mismo: la misma resolución que el Galaxy Watch en una pantalla de menor tamaño. El resultado que da este panel sigue siendo magnífico igual que en el modelo original de la serie Galaxy Watch, con unos colores vivos y un contraste sobresaliente, además de un nivel de brillo máximo que supera al de cualquier otro reloj inteligente que haya probado.

Pero la pantalla del Galaxy Watch Active no es perfecta. Para empezar, sus 40 milímetros serán idóneos para aquellas personas con muñecas delgadas, pero estoy seguro de que muchos preferirían poder elegir una variante de mayor tamaño. Además, alrededor del panel encontramos un bisel de tamaño considerable, que nos hace pensar que quizá Samsung sí hubiera podido introducir su característica corona rotatoria, o incluso apostar por otras soluciones sin necesidad de modificar el diseño como un bisel táctil desde el que controlar la interfaz del mismo modo que firmas como Misfit han introducido en sus relojes.

En cuanto a los colores disponibles, el Galaxy Watch Active llega en plateado, negro –mi favorito–, oro rosa y verde, siendo este último el de la unidad que hemos podido probar, y que de algún modo recuerda a una mezcla entre los tonos azul topacio y verde esmeralda del Samsung Galaxy S6

Experiencia general y funciones

Galaxy Watch Active, modos

Pero cualquier fabricante puede crear un smartwatch bonito y con una pantalla sobresaliente. Es al utilizar el reloj durante el día a día cuando realmente se manifiestan las diferencias con respecto a cualquier reloj Wear OS disponible en el mercado. En el Galaxy Watch Active todo funciona rápido, y más importante aún: durante todo el tiempo. Las ralentizaciones, cuelgues y demás inconvenientes que experimentamos en los relojes basados en la plataforma de Google no hacen acto de presencia en el reloj de Samsung, donde todas las animaciones son fluidas, los tiempos de carga reducidos y, en definitiva, la experiencia es sobresaliente.

Mucha culpa de este genial funcionamiento la tiene el procesador Exynos 9110, el mismo que monta el Galaxy Watch. Quizá la única pega que encontramos en este aspecto sea su autonomía, pues con 240 mAh menos que en el caso del Galaxy Watch de 46 milímetros, la duración de la batería de este modelo se resiente hasta el punto de llegar a sufrir para atravesar las 24 horas de uso sin pasar por el cargador, sobre todo cuando se saca partido de funciones como el GPS o el modo “Pantalla Siempre Encendida”. Aún así, es cierto que su autonomía sigue estando por encima de la media comparada con la de otros relojes inteligentes.

Samsung Galaxy Watch Active con Galaxy S9

La facilidad de uso es también otro de los puntos fuertes del reloj y su plataforma. Desde la esfera –personalizable, con 13 para elegir por defecto, y otras muchas más disponibles para descargar en Galaxy Store– es posible acceder a las notificaciones deslizando el dedo en la pantalla hacia la derecha, o a los diferentes widgets si deslizamos hacia la izquierda y deslizando hacia abajo accedemos al menú de ajustes rápidos, también personalizable. Finalmente, con una pulsación larga sobre la pantalla de inicio es posible acceder al catálogo con el resto de esferas disponibles.

A lo anterior, eso sí, he de añadir que si bien mi sensación durante estos días de uso ha sido generalmente positiva, sí que se nota que la interfaz del sistema no está del todo adaptada para un reloj con una pantalla tan pequeña, y que además carece del bisel rotatorio del resto de modelos. Por ejemplo, para acceder a una app desde el cajón de aplicaciones, se debe pulsar dos veces sobre el icono: una para mostrar el nombre de la app en cuestión, y el siguiente para acceder a ella. Además, puede llegar a ser algo difícil acertar a la primera a la hora de seleccionar opciones de un menú a través de una pantalla tan pequeña.

Samsung Galaxy Watch Active

Samsung, además, dota a su último reloj de un sinfín de funciones para que este Galaxy Watch Active sea, pese a su reducido tamaño, uno de los relojes inteligentes más completos del mercado. Tenemos GPS, NFC para pagos móviles a través de Samsung Pay, lector de frecuencia cardíaca, monitorización de sueño, medidor de estrés y hasta medición de presión arterial. Esta última opción, sin embargo, aún no está disponible de cara al público. No falta tampoco la resistencia al agua y al polvo, y Samsung nos asegura que el reloj se podrá introducir en el agua hasta 5 ATM de presión.

El Galaxy Watch Active alcanza el equilibrio perfecto entre reloj para el día a día y monitor de salud y actividad física.

Todo este repertorio de extras, sumado a un diseño simple pero elegante, logran que el Galaxy Watch Active alcance el equilibrio perfecto entre reloj para el día a día y monitor de salud y actividad física. Justo lo que muchos usuarios de Android buscamos, pero hasta ahora solo relojes como el Apple Watch podían ofrecer.

Lo peor del Samsung Galaxy Watch Active

Software

Aplicacion Galaxy Wearable

Tan solo encuentro una razón de peso por la que podría llegar a dudar a la hora de recomendar la compra del Samsung Galaxy Watch Active, y es exactamente la misma que en el caso del Galaxy Watch: el software. Para empezar, nada más arrancar el reloj por primera vez y asociarlo a un dispositivo Android no-Samsung, es necesario instalar un mínimo de cuatro aplicaciones distintas en el móvil para poder sacar todo el partido al reloj –Galaxy Wearable, Galaxy Watch Active Plugin, Samsung Accesory Service, Samsung Health y Samsung Pay–, y aún así algunas de las funciones del reloj no estarán disponibles al no tratarse de un dispositivo de la serie Galaxy.

Más allá de eso, basta con darse un paseo por la tienda Galaxy Store para darse cuenta de que el panorama de aplicaciones para esta plataforma es de todo menos prometedor. No solo no encontramos apps populares que sí existen en Wear OS como Google Maps, Telegram, Pocket Casts, Facebook Messenger, Mensajes de Android, Google Pay y un sinfín más, sino que las que hay cuentan con pobres valoraciones por parte de la comunidad de usuarios, como es el caso de Spotify, Uber o Strava, entre otras, debido principalmente a que los desarrolladores no ven atrayente la idea de centrar sus esfuerzos en desarrollar aplicaciones para una plataforma tan cerrada que cuenta con una cuota de mercado prácticamente intrascendente a nivel global.

Galaxy Watch Active en primer plano y color azul

Los únicos aspectos que se salvan en este sentido son el variado catálogo de herramientas incluidas por Samsung directamente en el sistema, que para algunos quizá sea lo suficientemente completo como para no tener que recurrir a aplicaciones de terceros, y que las notificaciones de las apps instaladas en el móvil están optimizadas para mostrarse correctamente en el reloj, e incluso se ofrece la posibilidad de responder directamente desde el Galaxy Watch Active en el caso de algunas apps como WhatsApp o Telegram. También está Bixby, que… bueno, sigue siendo Bixby.

En definitiva, a menos que tu idea sea la de utilizar únicamente las apps incluidas por Samsung y no usar la tienda de apps más que para descargar nuevas esferas, y además tengas un móvil Samsung para poder sacar provecho a todas sus funciones, quizá la superioridad del Samsung Galaxy Watch Active con respecto a sus principales competidores con Wear OS no sea tan apreciable en términos de software y experiencia de uso.

Samsung Galaxy Watch Active: opinión y reflexiones finales de Andro4all

Samsung Galaxy Watch Active, pantalla

Teniendo en cuenta el precio al que se puede encontrar el Samsung Galaxy Watch Active a día de hoy, solo un par de meses después de su presentación, es difícil no recomendar su compra a todo aquel que busque un reloj bonito, completo, y sobre todo que cumpla su función tanto como monitor de salud y actividad, como la de reloj para el día a día. Es cierto que faltan algunas características que sí encontramos en el modelo original, como el bisel rotatorio, altavoz o conectividad LTE. No obstante, este es, en mi opinión, un peaje que merece la pena pagar para disfrutar de la grata experiencia que ofrece este pequeño reloj.

Lógicamente no es un dispositivo perfecto, y es precisamente su software el que nos recuerda por qué el Apple Watch sigue siendo claramente superior a cualquier otro smartwatch disponible en el mercado. Pese a que la plataforma basada en Tizen ha mejorado considerablemente en términos de diseño y facilidad de uso, la variedad de aplicaciones brilla por su ausencia, y utilizar el reloj con un móvil externo al catálogo de Samsung sigue resultando en una experiencia no tan satisfactoria como sí lo sería con un dispositivo de la marca.

A pesar de todo, sigue estando bastante claro que los relojes de la serie Samsung Galaxy son la mejor apuesta para cualquier usuario de un móvil Android, y me temo que así seguirá siendo al menos hasta la llegada del supuesto Google Pixel Watch a finales de este año. Mientras tanto, el Galaxy Watch Active es un fantástico reloj que probablemente no decepcionará a nadie que decida elegirlo como su nuevo reloj.

Precio y dónde comprar el Samsung Galaxy Watch Active

Watch Active con esfera amarill

El Galaxy Watch Active, presentado junto a los Galaxy S10 y S10+ el 20 de febrero. Su lanzamiento al mercado, sin embargo, no se produjo hasta varias semanas más adelante. A día de hoy, el reloj ya se puede comprar en la mayoría de canales de venta habituales de la compañía, y su precio recomendado es de 249 euros.

No obstante, y aunque no ha pasado aún demasiado tiempo desde su llegada, el reloj ya ha bajado de precio considerablemente, llegando a poder comprarse por 199 euros en tiendas populares como Amazon en el momento de escribir estas líneas.

Samsung Galaxy Watch Active, opinión y nota de Andro4all
¿Debería comprar el Galaxy Watch Active
A favor
  • Diseño y construcción
  • Pantalla
  • Experiencia general
  • Funciones y características
En contra
  • Software
  • Se echa en falta una versión de mayor tamaño
  • La carga inalámbrica no funciona con todas las bases compatibles con Qi
Conclusiones De no ser por su reducido tamaño, me hubiera comprado un Samsung Galaxy Watch Active el mismo día que recibí la unidad de pruebas. Se trata de uno de los relojes más bonitos, completos y que mejor funcionan de todo el panorama actual, y uno de los pocos que podrían llegar a plantar cara al Apple Watch… de no ser por su software y la inexistencia de aplicaciones compatibles.
Puntuación

8.0Samsung Galaxy Watch Active

Lo más cercano al Apple Watch que un usuario de Android puede usar.

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en Análisis de wearables, Opinión, Samsung Galaxy Watch, Samsung Galaxy Watch Active, Smartwatches Android
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs