Qué significa que un móvil sea IP68, y qué pruebas tiene que superar para serlo

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Movil resistente al agua

No mucho tiempo atrás, la resistencia al agua era una característica perteneciente a los móviles ultrarresistentes enfocados a profesionales o a aquellos que pasan parte de su vida en condiciones de climatología desfavorable. No obstante, con el paso de los años fueron cada vez más los fabricantes que decidieron optar por dotar a sus mejores teléfonos de cierta protección ante líquidos.

En la mayoría de casos, el grado de protección ante agua –y polvo– se mide a través de la certificación IP, donde IP68 equivale al mayor nivel de resistencia que hayamos visto hasta ahora en un smartphone. Pero, ¿qué indican realmente estas cifras? Y más importante aún, ¿cuáles son las pruebas que se llevan a cabo para determinar el nivel de protección de cada dispositivo?

Resistencia al agua en móviles, todo lo que necesitas saber

Entendiendo los niveles de certificación IP

Resistencia al agua

El grado de protección IP es una norma recogida por la Comisión Electrotécnica Internacional –o IEC, por sus siglas en inglés–, que establece un sistema de clasificación de grados de protección en dispositivos y equipos electrónicos.

La meta principal de la IEC al establecer este sistema, es la de ofrecer al usuario una referencia precisa a la hora de entender cómo de resistente es su dispositivo, evitando así que los fabricantes utilicen términos poco precisos para referirse al nivel de protección de sus dispositivos –como “waterproof”, “resistente al agua” o similares–.

Así, dependiendo de lo bien –o mal– aislado que esté el dispositivo frente a cuerpos sólidos o líquidos, se le otorga una certificación correspondiente a su nivel. Las certificaciones están establecidas a través de códigos con la estructura “IPXX”, donde el primer dígito corresponde a la protección ante partículas sólidas, mientras que el segundo hace referencia a la resistencia ante líquidos. En las tablas bajo estas líneas, vemos qué significa cada uno de los grados de protección IP.

Protección ante cuerpos sólidos – IPX-

GradoDescripción
XNo hay datos disponibles, o el dispositivo no ha obtenido la certificación
0Sin protección
1Efectivo frente a cuerpos sólidos de menos de 50 milímetros
2Efectivo frente a cuerpos sólidos de menos de 12,5 milímetros
3Efectivo frente a cuerpos sólidos de menos de 2,5 milímetros
4Efectivo frente a cuerpos sólidos de menos de 1 milímetro
5Protección ante polvo. No se evita por completo el ingreso de partículas, pero sí se asegura que no entrará la cantidad suficiente como para afectar al funcionamiento del equipo
6Protección total ante polvo. Se evita por completo el ingreso de partículas sólidas en el interior del equipo.

Protección ante líquidos – IP-X

GradoDescripción
XNo hay datos disponibles, o el dispositivo no ha obtenido la certificación
0Sin protección
1Efectivo frente a goteo de agua
2Efectivo frente a goteo de agua incluso cuando el equipo esté inclinado hasta 15º independientemente de la posición.
3Efectivo frente a agua rociada desde cualquier ángulo de hasta 60°
4Efectivo frente a salpicaduras desde cualquier dirección
5Efectivo frente a agua propulsada desde cualquier dirección
6Efectivo frente a agua propulsada a gran velocidad desde cualquier dirección
6KEfectivo frente a agua propulsada a gran velocidad bajo una alta presión desde cualquier dirección
7Efectivo frente a inmersiones en agua de hasta 1 metro de profundidad durante 30 minutos
8Efectivo frente a inmersiones en agua de más de 1 metro de profundidad durante 30 minutos
9KEfectivo frente a agua propulsada a temperatura elevada y alta velocidad desde cualquier dirección.

¿Qué pruebas se llevan a cabo para certificar un dispositivo?

Resistencia al agua Samsung

Ahora bien, para que los fabricantes puedan añadir la certificación IP a la lista de especificaciones de sus dispositivos, deben superar una serie de pruebas, que determinarán cómo de preparados están ante posibles accidentes. Dependiendo del nivel, estas son las pruebas que deben atravesar:

  • IPX1: test de 10 minutos en el que se rocía agua equivalente a 1 mm de lluvia por minuto.

  • IPX2: test de 2,5 minutos por cada dirección de inclinación –total de 10 minutos– en el que se rocía agua equivalente a 3 mm de lluvia por minuto.

  • IPX3: test de al menos 5 minutos en el que se pulveriza un volumen de agua equivalente a 10 litros por minuto a una presión de entre 50 y 150 kPa.

  • IPX4: test similar al realizado para la certificación IPX3, con la diferencia de que se retira el protector a la hora de realizar la pulverización.

  • IPX5: test de al menos 15 minutos –1 minuto por metro cuadrado– en el que se propulsa agua a una distancia de 3 metros y una presión de 30 kPa con un volumen de 12,5 litros por minuto.

  • IPX6: test de al menos 3 minutos –1 minuto por metro cuadrado– en el que se propulsa agua a una distancia de 3 metros y una presión de 100 kPa con un volumen de 100 litros por minuto.

  • IPX6K: test de al menos 3 minutos –1 minuto por metro cuadrado– en el que se propulsa agua a una distancia de 3 metros y una presión de 1000 kPa –100 bar– con un volumen de 75 litros por minuto.

  • IPX7: test de al menos 30 minutos realizado en el punto más bajo del recinto donde se realiza, a 1 metro por debajo de la superficie del agua.

  • IPX8: test llevado a cabo normalmente a una profundidad de 3 metros debajo de la superficie del agua, con una duración pactada con el fabricante.

  • IPX9K: test de al menos 30 segundos por cada uno de los 4 ángulos –2 minutos en total– en el que se propulsa agua a una distancia de entre 0,10 y 0,15 metros a una presión de entre 80 y 100 bares, a una temperatura de 80 grados Celsius.

Más allá de lo anterior, hay que tener en cuenta que los niveles de protección IP no son acumulativos a partir del IPX6. Esto significa que es posible que un terminal cuente con protección IPX7 y por tanto soporte inmersiones, pero no resista agua propulsada por no haber atravesado las pruebas correspondientes a los grados IPX5 o IPX6. Es por ello que algunos teléfonos –como los últimos modelos de Sony– indiquen grados dobles de protección –por ejemplo, el Xperia 1 cuenta con protección IP65/68–.

Además, es conveniente recalcar que la realización de estas pruebas, y la posterior certificación de los dispositivos conlleva unos costes de cara al fabricante. De ahí que algunas firmas, sobre todo aquellas venidas desde China como OnePlus, decidan no certificar sus teléfonos pese a construirlos de tal forma que, en teoría, fuesen capaces de superar los tests.

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en Trucos y Tutoriales Android
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion