Y ahora, ¿quién quiere el Samsung Galaxy Fold?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Samsung Galaxy Fold

Pocos lanzamientos han ejemplificado tan bien eso de que las prisas no son buenas como el del Samsung Galaxy Fold. Los fabricantes nos decían que necesitábamos móviles plegables en nuestras vidas, cuando ni siquiera ellos eran capaces de demostrar para qué. Y en mitad del hype, en pleno mes de febrero, Samsung se sacó de la manga el primer smartphone plegable del mercado, ese que de verdad podríamos comprar y tener. O eso pensábamos.

Pasaron dos meses, y llegó el momento de la verdad. El Galaxy Fold llegó a los primeros reviewers y no pasó ni un día hasta que aparecieron los problemas. La lámina protectora de la pantalla que nunca debió ser retirada, lo fue y desató así una cadena de fallos que acabaron derivando en la historia que ya todos conocemos: todos los Galaxy Fold fueron devueltos a Samsung, y su lanzamiento fue retrasado de manera indefinida hasta próximo aviso Desde ese momento, eso sí, se dejó muy claro: este no sería otro “caso Note7”, y el Fold regresaría tarde o temprano.

Ahora –bueno, dentro de dos meses–, el smartphone plegable de Samsung está de vuelta. Samsung ha confirmado que el móvil ya no se rompe, y que a diferencia de lo que sucedió hace poco más de tres meses, está preparado para llegar a las manos de todos aquellos que decidan pagar los 1.980 dólares que cuesta el dispositivo. La pregunta es, ¿quién quiere ahora el Galaxy Fold?

Samsung Galaxy Fold, o cómo volver la expectación en tu contra

Samsung Galaxy Fold

Es probable que muchos ni siquiera lo recuerden, pero los primeros rumores sobre el smartphone plegable de Samsung nos hacen viajar hasta el año 2014. Desde ese momento, la expectación por este nuevo formato de dispositivos comenzó a crecer como una bola de nieve, llamando la atención de todo el mundo con cada nuevo rumor o filtración al respecto.

Lo más sorprendente de todo, es que a pesar de las expectativas, Samsung no defraudó. El 20 de febrero de este año, DJ Koh y compañía no hicieron esperar a los presentes en el Unpacked 2019, y mostraron al mundo su smartphone más ambicioso hasta la fecha, recibiendo las alabanzas tanto del público como de una buena parte de los fanáticos de la tecnología por sacarse de la manga toda una maravilla de la ingeniería, y –más importante aún, al menos para Samsung– adelantándose a cualquier otra compañía.

Y es precisamente ahí donde está el problema. Aunque en Samsung sabían que el Galaxy Fold aún no estaba listo, su afán por convertirse en la primera nos hizo fantasear con la posibilidad de tener un dispositivo único, para el que no existía ninguna otra alternativa y que cuyo formato quizá sí que aportase un valor añadido que no supimos ver al principio. Fantasías que se esfumaron en cuanto las primeras pruebas nos desvelaron toda la verdad.

vídeo de Samsung sobre el Samsung Galaxy Fold

Llegamos a julio. El Fold vuelve a estar listo, y sigue siendo la misma maravilla de ingeniería que fue en el día de su presentación. De hecho es incluso mejor por todos los cambios y las mejoras llevadas a cabo por la compañía para evitar que la pesadilla de finales de abril vuelva a repetirse. Sin embargo, no hay que ser ningún analista ni experto en la materia para darse cuenta de que la expectación, no solo por el Galaxy Fold, sino por los móviles plegables en general, ya no es la misma que hace solo unos meses, y parte de la culpa la tiene el chasco que supuso la última creación de Samsung.

Por si fuera poco, el Galaxy Fold ya no es único. Solo unos días después de su presentación, Huawei sorprendió al mundo con su Mate X, que pese a no crear tanto revuelo, demostraba ser un dispositivo más pulido que el modelo surcoreano, que con el paso de los meses ha ido atrayendo cada vez más interés por parte del público, sin polémicas ni retiradas repentinas debido a pantallas que se destruyen. Y aunque Huawei también decidió retrasar su lanzamiento, a diferencia de Samsung no nos había creado unas expectativas que sabía que no podría cumplir.

Samsung prepara la llegada del Fold… pero las operadoras miran hacia otro lado

Pero digamos que, a pesar de todo, estás pensando en comprar el Galaxy Fold una vez llegue de nuevo al mercado en septiembre. Bien, puede que no lo tengas tan fácil. En primer lugar, Samsung ha confirmado que el dispositivo estará disponible solo en unos pocos “mercados seleccionados”, entre los que únicamente se encontrarían Estados Unidos, Reino Unido, India, Francia y Alemania según indican los últimos rumores. Y por otro lado, ni siquiera las operadoras de telefonía parecen estar del todo convencidas de la decisión de Samsung.

T-Mobile, una de las principales compañías telefónicas de Estados Unidos, y junto a AT&T –que de momento no se ha pronunciado al respecto–, una de las que desde un principio tuvo previsto ofrecer el Galaxy Fold entre los terminales de su catálogo, ha decidido cambiar de planes afirmando que finalmente no se venderá en sus tiendas, de modo que Samsung pierde así un aliado estratégico en su futura campaña de promoción y comercialización del teléfono uno de los mercados más importantes para el sector de los móviles premium.

“T-Mobile no ofrecerá el Galaxy Fold porque ya ofrece a los clientes una amplia gama de los últimos smartphones”.

Y sí, es cierto que aún será posible comprar el Galaxy Fold desbloqueado y utilizarlo con una red de T-Mobile, pero que una de las mayores compañías haya decidido retirar su apoyo y confianza al que debería ser uno de los smartphones más especiales del año, y que todas las operadoras querrían en su catálogo, no son precisamente buenas noticias para Samsung, menos aún en un mercado como el estadounidense, donde las ventas de smartphones a través de operadoras suponen una buena parte del total de smartphones vendidos, y una decisión como esta puede influir de manera mayúscula en el éxito o el fracaso de un terminal como el Fold –si bien el objetivo de este terminal nunca ha sido competir directamente con los mayores superventas del catálogo de la marca, sino mantenerse como un smartphone “de nicho” orientado a quienes verdaderamente quieren tener lo último en tecnología–.

En definitiva, ¿ha pasado el momento del Galaxy Fold? Es posible, aunque eso no quita que pueda llegar a ser un genial dispositivo ahora que en teoría está libre de problemas. Las prisas de Samsung al presentar su primer foldable antes que cualquier otra compañía —dejemos a un lado el extraño “Royole Flexipai”— han causado que las expectativas se vuelvan en su contra, y que quienes pensaban comprar el terminal desde un primer momento se muestren algo más cautos –más aún cuando su mayor rival, el Mate X, está ya a la vuelta de la esquina– a la hora de gastarse cerca de 2.000 dólares en un smartphone que desde su primer día se ha visto rodeado de un aura de incertidumbre que ha acabado siendo la causa de un primer fracaso del que, por suerte, Samsung ha sabido levantarse. Y todo por un par de bisagras y una lámina de plástico.

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en Opinión, Samsung Galaxy Fold
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs