Samsung Galaxy A51, análisis: el nuevo gama media de la firma coreana tiene una asignatura pendiente

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Pantalla Galaxy A51

Hoy analizamos el Samsung Galaxy A51, un móvil con el que hemos pasado unos cuantos días como teléfono personal para ver todo lo que nos tenía que ofrecer.

Antes de la llegada de firmas como Xiaomi, Realme u OPPO, la gama media en países como España estaba en las manos de Samsung. Aunque su cuota de mercado sigue siendo una de las mayores, la firma coreana se ha visto obligada a competir con contrincantes que ofrecen grandes especificaciones a un precio bastante reducido.

Los dispositivos de gama media que presentó durante el pasado 2019 nos dejaron buenas sensaciones. Pudimos analizar el Samsung Galaxy A50 y quedamos satisfechos, también con las particularidades y originalidad del Samsung Galaxy A80. Ahora, solo unas semanas después del comienzo de 2020, tenemos la posibilidad de analizar una de sus novedades.

Durante los últimos días he utilizado como smartphone personal el nuevo Samsung Galaxy A51 en su versión de 4 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento, concretamente en color azul. Esto es todo lo que podemos contarte sobre el nuevo gama media de la firma coreana, lo mejor y lo peor de un candidato a superventas durante este 2020.

Índice de contenidos:

Ficha técnica

Samsung Galaxy A51
Especificaciones
Dimensiones158.5 x 73.6 x 7.9 mm
PantallaSuper AMOLED de 6,5 pulgadas, resolución Full HD+
ProcesadorExynos 9611
RAM4 GB
Sistema operativoOne UI 2.0 sobre Android 10
Almacenamiento128 GB ampliables hasta 512 GB
CámarasPrincipal de 48 MP, gran angular de 12 MP f/2.2, macro de 5 MP f/2.4, profundidad de 5 MP f/2.2
Batería4.000 mAh con carga rápida de 15W
OtrosLector de huellas en pantalla, USB-C, jack para auriculares, NFC
Precio369 euros

Lo mejor del Samsung Galaxy A51

Diseño y pantalla

Al igual que ha ocurrido en ediciones anteriores, este Samsung Galaxy A51 comparte algunos de los detalles de su diseño con los nuevos Galaxy S20. Su trasera –que es de plástico al contrario de lo que pueda parecer– cuenta con unos bordes redondeados y un diseño bastante atractivo. Además de unos detalles geométricos, refleja la luz como lo hacía el Samsung Galaxy Note10+. La familia Galaxy A ha estado tradicionalmente enfocada al público más juvenil, y este A51 lo deja bastante claro.

No es un dispositivo pequeño, pero es cómodo en la mano, y tanto su anchura como su peso contribuyen a ello. De hecho, este último dato es bastante significativo, con una altura de casi 16 centímetros y una batería que alcanza los 4.000 mAh, el terminal de Samsung solo pesa unos 170 gramos.

Samsung Galaxy A51 frontal

Una de las primeras cosas que llama la atención es su gran panel AMOLED de 6,5 pulgadas, que ocupa la inmensa mayoría del frontal. En la parte superior, centrado, un agujero que alberga la cámara frontal y que quizás podría haberse situado algo más pegado al marco. Sin embargo, y como suele ocurrir, te olvidas de él en cuanto empiezas a utilizarlo en el día a día, por lo que se obtiene una experiencia casi sin interrupciones.

No hay sorpresas en el frontal del gama media coreano, Samsung nos tiene acostumbrados a paneles de bastante calidad, con las características propias de la tecnología AMOLED. Los colores son muy vivos y los negros profundos y atractivos en un panel que está bien calibrado. En cualquier caso, podrás configurar algunas de sus características gracias a los Ajustes avanzados, en el apartado de Pantalla. También nos encontramos con un buen nivel de brillo, no he tenido problemas para utilizar su pantalla a la luz del día en plena calle. Se trata de un panel que podrás disfrutar, y mucho.

Trasera Samsung Galaxy A51

Batería

La autonomía es otra de las virtudes del nuevo gama media coreano. Su batería disfruta de una capacidad de 4.000 mAh y carga rápida de hasta 15W. En prácticamente todas las ocasiones he llegado al final del día sin apuros, haciendo un uso no demasiado intensivo, tomando fotografías y usando aplicaciones como Telegram, WhatsApp e Instagram.

Sin embargo, tampoco he tenido problemas cuando el día era más exigente y me daba por jugar durante algún rato. Por lo general, llegaba a alcanzar las 7 horas de pantalla de media. La velocidad de la carga rápida del Galaxy A51 es correcta, no destaca sobre el resto, pero es capaz de llegar al 50% en 45 minutos. El último tramo suele ser el más complicado, tendrás que esperar cerca de 2 horas para que el smartphone de Samsung pase del 0% al 100%.

Lo no tan bueno del Samsung Galaxy A51

Rendimiento y experiencia

Trasera Samsung Galaxy A51 en mano

El cerebro de este Galaxy A51 es el Exynos 9611, fabricado por la propia Samsung. Es el mismo chip que incorporaba su predecesor, un octa-core con estructura de 10 nanómetros. Le dan vida cuatro núcleos Cortex A73 que alcanzan los 2,3 GHz y otros cuatro núcleos Cortex A53 que llegan hasta los 1,7 GHz. Su GPU es la Mali-G72 MP3. Le acompañan 4 GB de memoria RAM, una cifra que, a pesar de que no alcanza los impresionantes números que hemos visto en otros fabricantes, me parece suficiente.

A pesar de todas las virtudes que acabo de destacar en los apartados anteriores, mi sensación es que el Galaxy A51 tiene asignaturas pendientes. Durante estos últimos días me he encontrado con algunos problemas de rendimiento, sobre todo en tareas del día a día, que han empañado mi experiencia. Sin embargo, estos no parecen deberse únicamente al Exynos 9611, sino que la sensación es de falta de optimización con el sistema operativo.

One UI 2.0

One UI 2.0 no es una mala capa de personalización, ha conseguido diferenciarse con unas líneas de diseño reconocibles y supone una mejora considerable respecto a lo que nos encontrábamos años atrás. Sin embargo, algo no termina de funcionar correctamente en el dispositivo de Samsung. He sufrido todo tipo de tirones y retardos simplemente para moverme entre escritorios o bajar la cortina de notificaciones. Si lo que quería era entrar en el feed de Bixby, la fluidez se veía aún más afectada. También me he encontrado con lag al usar la multitarea o al salir de una aplicación.

Su sistema de navegación por gestos, que podrás sustituir por los botones en pantalla tradicionales, es similar al que encontramos en otras capas como MIUI. No ha logrado convencerme –tampoco lo hace el resto– en parte por esos problemas de fluidez que mencionaba. Si lo prefieres, también tendrás la opción de utilizar los botones en pantalla tradicionales.

¿Quieres disfrutar de su panel con juegos que requieran potencia? Podrás hacerlo, pero no vas a obtener la mejor experiencia. Como siempre hacemos, lo hemos sometido a pruebas con títulos como Call of Duty: Mobile o Asphalt 9, y aunque a veces nos encontramos con tiempos de carga algo lentos, puede jugarse con normalidad. Por cierto, la posición de su único altavoz hace se que sea muy fácil taparlo mientras jugamos, otro de los motivos por los que no deberías escoger el terminal de Samsung si quieres pasar muchas horas jugando.

Así son las cámaras del Samsung Galaxy A51

Haciendo fotografía con Samsung Galaxy A51

El terminal coreano llega con un sensor principal firmado por Samsung, concretamente el S5KGM2 de 48 megapíxeles y focal 2.0. Le acompañan un gran angular de 12 megapíxeles, un sensor de profundidad de 5 megapíxeles y un sensor macro, de nuevo con 5 megapíxeles de resolución. Su cámara frontal cuenta con el sensor Samsung S5KGD1, de 32 megapíxeles.

Las cámaras del Galaxy A51 han dado unos buenos resultados durante estos días. Con las condiciones óptimas, y como podíamos esperar, obtenemos fotografías luminosas, coloridas y con un buen nivel de detalle. Sin embargo, he echado en falta un paso adelante respecto a su antecesor, el Samsung Galaxy A50.

Fotografías de día y modo retrato

Paisaje Galaxy A51

Las fotografías que he podido tomar con este Samsung Galaxy A51 han sido buenas, y recuerdan mucho a las que podíamos obtener con la edición anterior. El terminal coreano está en la línea de lo que ofrecen otros dispositivos de precio similar, con imágenes que disfrutan de un buen nivel de detalle y que derrochan color y saturación, algo a lo que Samsung nos tiene acostumbrados.

Su sensor principal de 48 megapíxeles es, sin duda, la estrella, pero también hacen un buen trabajo los sensores macro y de profundidad. El modo retrato luce bastante bien cuando abunda la luz, con un recorte que no es perfecto, pero que acertará en la mayoría de ocasiones. Si quieres acercarte bastante a cualquier objeto podrás hacerlo con el modo macro, que también me ha dejado satisfecho.

Se agradece la inclusión del gran angular, conocemos de sobra que puede ser muy útil en aquellos casos en los que buscamos captar al completo las escenas. Los resultados son bastante buenos, de nuevo con colores bastante potentes, pero también con un nivel de detalle que se mantiene correcto.

Modo noche

No hay fabricante que no cuente hoy en día con un modo nocturno. Cuando cae la luz la mayoría de terminales dan problemas y estas herramientas son de gran utilidad para recoger algo más de detalle. Las cámaras del A51 cumplen gracias al modo noche de Samsung, cuentan con una importante cantidad de luz y no sufren demasiado con el balance de blancos. Su desempeño es correcto, pero sin destacar sobre otros fabricantes.

Cámara frontal

Con la cámara frontal de este Galaxy S51 he tenido la misma sensación que con las traseras. Los resultados son buenos, pero quizás esperaba algo más. A la luz del día no tendrás problemas para tomar buenos selfies, también nos encontramos con un nivel de detalle aceptable, sin mucho ruido, en escenas más oscuras.

Samsung Galaxy A51: conclusiones y opinión

Samsung Galaxy A51 detalle cámaras

El Samsung Galaxy A51 es un smartphone bien diseñado, con una trasera de plástico, sí, pero que sienta bien y no le resta atractivo. Su pantalla va prácticamente de esquina a esquina y es una de las mejores que podrás encontrar en su rango de precio, marcada por colores que llaman la atención. No tendrás problemas para llegar al final del día gracias a su batería, tampoco destaca por contar con la carga más rápida del mercado, pero cumple y no te dejará tirado.

Mi experiencia con las cámaras de este Galaxy también ha sido satisfactoria. Contamos con un buen sensor principal de 48 megapíxeles, un modo retrato que cumple en la mayoría de ocasiones, un modo macro al que algunos podréis sacarle partido y un gran angular que resulta bastante útil. A la luz del día podrás tomar fotografías llamativas y repletas de color, pero no parece el gama media que debería comprar un aficionado a la fotografía.

Por otro lado, su rendimiento es correcto, aunque no puede alardear. El Exynos 9611 firmado por Samsung parece suficiente para disfrutar jugando de forma ocasional y no debería ser un problema para un uso no demasiado exigente. Sus 4 GB de RAM quedan lejos de los grandes números de otros terminales, pero creo que es una cifra bastante correcta en la gama media.

Y es que no me cabe duda, la experiencia siempre debería ser lo primero.

Sin embargo, y como he señalado, durante estas semanas me he encontrado con problemas en el día a día. Quizás el hardware no sea impresionante, pero estos fallos parecen deberse a un problema de optimización. ¿Podrían solucionarse vía software? Es posible, pero tras la última actualización mis sensaciones no han cambiado. Y es que no me cabe duda, la experiencia siempre debería ser lo primero. Por el precio al que podemos encontrarlo en estos momentos, rondando los 315 euros, hay otras opciones que recomendaría en primer lugar.

Precio del Samsung Galaxy A51 y dónde comprar

Si quieres hacerte con el Samsung Galaxy A51, una buena opción es hacerlo en Amazon. En la tienda online podrás encontrarlo por un precio que ronda los 315 euros en su única versión de 4 GB de memoria RAM y 128 GB de almacenamiento. Si prefieres acercarte a una tienda física, también lo encontrarás en MediaMarkt y El Corte Inglés, eso sí, a un precio algo superior.

Samsung Galaxy A51, opinión y nota de Andro4all
¿Debería comprar el Samsung Galaxy A51?
A favor
  • Es bonito, cómodo y está bien construido.
  • La calidad de su pantalla no tiene discusión.
  • Su autonomía te permitirá despreocuparte.
En contra
  • Su rendimiento es muy justo.
  • La experiencia en el día a día deja bastante que desear.
Conclusiones El Samsung Galaxy A51 no es un mal smartphone, pero su precio y sobre todo la experiencia que proporciona en el día a día me impiden recomendarlo frente a otros dispositivos.
Puntuación

7,5Samsung Galaxy A51

La experiencia siempre es lo primero.

Si quieres conocer todas las novedades de Android tienes que escuchar nuestro podcast. ¡Nuevo episodio de Conectando en Ivoox y en Spotify!

Sigue a Andro4all

Archivado en Análisis de móviles, Opinión, Samsung Galaxy A51
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

Otras webs de Difoosion