LG G8X ThinQ análisis: así es el teléfono que quiso ser plegable y se quedó a medio camino

COMPARTIR 0 TWITTEAR

LG G8X ThinQ  destacada

Elegir un nuevo dispositivo móvil para comprar no siempre en sencillo. El mercado está lleno de multitud de marcas y modelos que se parecen mucho entre sí, por lo que la elección entre un smartphone u otro al final se decide siempre por detalles como pueden ser los materiales de construcción, el diseño, la capa de personalización, el apartado fotográfico o la autonomía del terminal.

Por eso mismo las marcas se están esforzando por lanzar al mercado productos muy diferenciados. A este respecto Samsung fue la primera compañía en lanzar un teléfono plegable como fue el Galaxy Fold mientras que otras firmas como Huawei apuestan por teléfonos con sus propios servicios instalados una vez rotas las relaciones con Google. Todo con el objetivo de ser diferentes.

Sin embargo a la hora de querer diferenciarse del resto de compañías a veces se cometen pequeños errores o se toman decisiones que no se deberían tomar. Como es el caso de este LG G8X ThinQ. No porque el dispositivo sea un mal teléfono, todo lo contrario, sino porque la marca surcoreana ha querido ser tan diferente que ha decidido incorporar a este terminal una funda que acoplada al dispositivo, le añade una segunda pantalla imitando a los teléfonos plegables tan polémicos hoy en día.

Algo que a simple vista puede parecer bastante interesante pero que una vez analizado en frío os seremos sinceros, a nadie le hubiese importado que LG lanzara este terminal sin la dichosa funda. De verdad.

Índice de contenidos:

LG G8X ThinQ, características y especificaciones

LG G8X ThinQ
Especificaciones
Dimensiones159,3 x 75,8 x 8,4 mm
Peso192 gramos
PantallaPantalla OLED de 6,4 pulgadas, 1080 x 2340 píxeles
Densidad de píxeles403 ppi
ProcesadorQualcomm Snapdragon 855, Adreno 640
RAM6 GB
Sistema operativoAndroid 9.0 Pie
Almacenamiento128 GB
CámarasTrasera dual de 12 MP , f/1.8 y 13 MP, f/2.4 con gran angular y delantera de 32 f/1.8
Batería4.000 mAh, carga rápida 21W
OtrosDual SIM, jack de 3.5 mm, lector de huellas, ranura MicroSD
Precio Unos 700 euros

Lo mejor del LG G8X ThinQ

Diseño y materiales de construcción

LG G8X ThinQ diseño

Muchos de nosotros somos unos auténticos fans de los teléfonos sobrios y elegantes por lo que cuando se saca este LG G8X ThinQ de la caja no se puede hacer otra cosa que esbozar una sonrisa. Nos encontramos ante un terminal que sin ser muy innovador en cuanto a diseño, rebosa calidad y buen gusto por sus cuatro esquinas. No solo porque el terminal tiene unas líneas de diseño y un empaque de teléfono premium –que lo es–, sino también por la fabulosa elección a la hora de seleccionar los materiales de construcción.

La parte de atrás del terminal es para el cristal, mientras que los laterales son metálicos con brillo, dando la sensación de que el terminal está construido en una misma pieza y con un único material. Cuando se coge el dispositivo con la mano nos damos cuenta de que no estamos ante un teléfono cualquiera y que LG ha puesto mucho empeño a la hora de fabricarlo.

Ahora bien, esta construcción y esta elección de materiales también tienen sus peros. El LG G8X resbala mucho entre las manos por lo que usarlo sin una funda es bastante arriesgado. Por suerte, además de la Smart Dual Screen de la que hablaremos más adelante en profundidad, el teléfono viene con una funda de silicona, la cual aconsejamos utilizar en el día a día sin ningún género de duda.

La funda es una idea original para lo bueno…

LG G8X ThinQ con funda

Pero si estáis interesado en este teléfono LG no es por su diseño y materiales de construcción –que lo puede ser también–, sino seguramente por su peculiar funda libro… con pantalla extra. La Smart Dual Screen, como así se llama este peculiar accesorio, es una funda que conectada al terminal mediante la conexión USB tipo C del mismo, además de proteger al dispositivo nos permite incorporar una segunda pantalla.

En la teoría es una idea bastante buena. Tenemos lo mejor de un teléfono plegable sin serlo, ya que simplemente hay que sacar el dispositivo de la funda y volverá a ser el bonito LG G8X ThinQ del que hemos hablado anteriormente. Porque la segunda pantalla es útil, nos permite ver Twitter mientras hablamos por WhatsApp en la pantalla principal, ver una serie en Netflix mientras navegamos por Internet e incluso disfrutar de un videojuego mientras hacemos uso de cualquier otra app. Mil posibilidades.

Los problemas (que son muchos) los veremos más adelante, pero entendemos que en la cabeza de LG la idea era fabulosa. La Smart Dual Screen viene a satisfacer a todos esos usuarios que quieren tener un teléfono plegable pero que a su vez no quieren gastarse el dineral que cuestan y sobre todo, sufrir todos los problemas que estos terminales tienen a día de hoy y de los que tanto hemos hablado.

Lo menos bueno del LG G8X ThinQ

… y para lo malo

LG G8X ThinQ funda cerrada

A pesar de lo dicho anteriormente, en la práctica la Smart Dual Screen no deja de ser un accesorio para probarlo un par de veces en casa y enseñárselo a nuestros amigos y familiares. Por desgracia su utilidad real es nula, porque la idea es bastante buena. Reconocemos que para utilizarla en casa tumbado en el sofá, viendo nuestra serie favorita de Netflix en una pantalla mientras en la otra hablamos por WhatsApp es bastante interesante, pero ya, pocos usos se le va a dar más allá de esto.

Con la funda puesta, el LG G8X ThinQ pasa de ser un dispositivo elegante y bonito a ser un ladrillo con un tamaño bastante considerable y que no cabe en ningún pantalón. Un mayor tamaño, un mayor peso y sobre todo, una mayor incomodidad a la hora de utilizarlo. Llamar y hablar por teléfono se convierte en el equivalente a ir al gimnasio a fortalecer los biceps y utilizarla en la cama boca arriba hace peligrar nuestra integridad física como se nos resbale de nuestras manos. Para colmo, cargar el teléfono con la Smart Dual Screen requiere conectar al cargador un pequeño accesorio especial que como se nos pierda, la habremos hecho buena.

Por suerte y como hemos hecho referencia anteriormente, utilizar esta funda es totalmente opcional. Podemos llevar el teléfono a la calle sin protección o con la funda de silicona normal que viene en la caja y cuando llegamos a casa, utilizar la Smart Dual Screen para sacarle todo el potencial. Tampoco podemos olvidarnos de que con esta funda, la autonomía del terminal como es lógico, desciende considerablemente. Al final, usarla o no depende de cada uno y de sus necesidades.

El problema es cuando LG como marca, hace que esta funda sea el principal reclamo de su dispositivo. Una vez que la pruebas te das cuenta de que realmente no merece la pena utilizarla más allá de ocasiones contadas y es que el LG G8X ThinQ es un fabuloso terminal sin ella. Y sobre todo, ¿a quién se le ocurrió la magnífica idea de poner un notch falso en la pantalla duplicada?

Android 9 Pie

LG G8X ThinQ pantalla

A la fecha de realización de este análisis, el LG G8X ThinQ sigue con Android 9 Pie, algo que sinceramente es imperdonable teniendo en cuenta el precio del dispositivo y sus prestaciones de hardware. Que un teléfono que bien podría ser gama alta/media alta siga teniendo una versión de Android anticuada no debería ser admisible.

A mayor abundamiento, esto se agrava cuando hablamos de Android 10 y de todas las mejoras que esta versión trae consigo. por suerte, en algún momento de esta primera mitad de 2020 debería llegar la ansiada actualización. Sinceramente bastante tarde. Esperemos que la espera merezca la pena.

Apartado fotográfico

LG G8X ThinQ notch

Hemos querido tratar el apartado fotográfico de este LG G8X ThinQ de manera independiente al resto por una sencilla razón: porque no destaca en absoluto. Como suele suceder en muchos otros terminales del mercado, las fotografías realizadas con este dispositivo son bastante correctas en cualquier situación lumínica, ni excesivamente buenas ni excesivamente malas. Simplemente correctas.

En las pruebas realizadas sí que nos hemos dado cuenta de que el procesado de la fotografía es algo extraño y aplica al resultado final una especie de filtro que no deja a la foto un resultado nada realista, pero tampoco es nada grave. Es una cámara bastante correcta aunque por desgracia para los tiempos que corren, ser correcto a veces no es suficiente.

En cuanto a la fotografía nocturna, nuestra opinión no cambia. Por norma general los teléfonos móviles que con luz diurna hacen fotografías decentes (sin llegar a la excelencia) suelen flaquear bastante cuando la luz desaparece. No es el caso de este LG que sinceramente cumple de sobras en este aspecto. Os dejamos unas pocas fotografías realizadas con este terminal para que vosotros mismos opinéis.

En un momento en el que los consumidores buscan smartphones con cada vez mejores cámaras esto puede ser un problema ya que el que quiera un terminal exclusivamente para fotografía no encontrará en este dispositivo su mejor aliado. Por contra, si lo que se busca es un dispositivo para hacer fotografías de manera esporádica o simplemente el apartado fotográfico no es una prioridad, el LG G8X ThinQ puede ser una gran elección.

LG G8X ThinQ: opinión y reflexiones finales de Andro4all

LG G8X ThinQ cerrado

¿Merece la pena el LG G8X ThinQ? Es posible que a estas alturas podamos encontrar mejores alternativas al mismo precio, pero es que este dispositivo de LG es “”bastante diferente”” al resto. No lo decimos solo porque nos encontramos ante uno de los smartphones mejor construidos y con mejor diseño que han pasado por el mercado, sino porque el elemento diferenciador de este terminal es su funda Smart Dual Screen para lo bueno… y para lo malo.

Como hemos puesto de manifiesto, esta curiosa funda es un interesante accesorio al que le podemos dar muchos usos, sobre todo si queremos hacer dos actividades a la vez como puede ser hablar por WhatsApp mientras vemos una serie en Netflix o interactuar en Twitter mientras estamos navegando por Internet. Sin embargo no es cómoda de llevar, pesa demasiado y se carga de un plumazo el principal atractivo de este LG, que es su diseño sobresaliente.

En cuanto al terminal por si solo, el LG G8X ThinQ es un teléfono con un rendimiento fantástico gracias a su procesador de casi última generación, una capa de personalización liviana que no lastra el comportamiento del terminal y con una autonomía suficiente para cualquier usuario, sin olvidarnos de que su construcción es fabulosa y de lo bien que sienta en la mano.

Ahora bien, habrá que poner en la balanza todos estos puntos positivos frente a los negativos como que todavía no se haya actualizado a la versión de Android 10 y su cámara, que sin ser mala creemos que no está a la altura del resto de especificaciones del dispositivo. Entonces nos preguntamos, ¿compensa?

Precio y dónde comprar el LG G8X ThinQ

El LG G8X ThinQ se puede adquirir en tiendas como Amazon por unos 675 euros. Un precio bastante decente teniendo en cuenta el diseño el dispositivo, su procesador y que viene con dos fundas. Una de silicona y la Smart Dual Screen para convertir a este terminal en una especie de teléfono plegable.

LG G8X ThinQ, opinión y nota de Andro4all
¿Debería comprar el LG G8X ThinQ?
A favor
  • Diseño y construcción
  • La Smart Dual Screen puede ser útil en algunas situaciones
  • Rendimiento
En contra
  • La Smart Dual Screen no es cómoda
  • Todavía con Android 9 Pie
Conclusiones No es un teléfono para todo el mundo. Así podemos definir al LG G8X ThinQ. ¿Quieres un teléfono plegable con todo lo bueno de estos terminales y sin sus puntos negativos? Este dispositivo con su Smart Dual Screen te ofrece esto. Por lo demás, un magnífico terminal en cuanto a diseño y rendimiento en aplicaciones y juegos de todos los tipos. Ojalá que la cámara estuviese un peldaño por encima.
Puntuación

8,5LG G8X ThinQ

Sigue toda la actualidad de Android en nuestro canal de Telegram oficial, ¡somos más de 50.000 miembros!

Sigue a Andro4all

Archivado en Análisis de móviles, LG, Móviles
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

Otras webs de Difoosion