OnePlus 8 Pro vs Samsung Galaxy S20 Ultra: batalla de gigantes en la gama alta más premium

COMPARTIR 0 TWITTEAR

OnePlus 8 Pro vs Samsung Galaxy S0 Ultra

450 euros es la diferencia de precio que separa el precio del modelo más “básico” de la serie Galaxy S20 Ultra de Samsung, del precio del nuevo OnePlus 8 Pro. Con ese dinero podrías comprarte un teléfono fantástico como el Google Pixel 3a XL o un realme X2 Pro. Y sin embargo aquí estás, viendo las diferencias que hay entre dos de los móviles más caros que existen en la gama alta de 2020, quizá con la idea de acabar gastándote los más de 1.000 euros que las dos compañías piden por los modelos más punteros de su catálogo.

Porque precisamente esa es la idea: comparar los que, hoy por hoy, puede que sean los dos teléfonos Android más avanzados que existen en el segmento de la gama alta, a pesar de ser, sobre el papel, muy diferentes entre sí.

OnePlus 8 Pro vs Samsung Galaxy S20 Ultra, comparativa

Comparativa OnePlus 8 Pro1 vs. Samsung Galaxy S20 Ultra
EspecificacionesOnePlus 8 ProSamsung Galaxy S20 Ultra
Dimensiones165,3 x 74,35 x 8,5 mm
199 gramos
167 x 76 x 8,8 mm
221 gramos
PantallaFluid AMOLED de 6,78 pulgadas
Frecuencia de refresco de 60/120 Hz
3D Corning Gorilla Glass
Soporte sRGB y Display P3
Infinity-O Dynamic AMOLED de 6,9 pulgadas
Tasa de refresco de 120 Hz
ResoluciónQuad HD+ (3168 x 1440 píxeles)
513 ppi
WQHD+ (3.200 x 1.440 píxeles)
511 ppi
ProcesadorQualcomm Snapdragon 865 5G
GPU Adreno 650
Modem X5
Samsung Exynos 990 5G
RAM8/12 GB LPDDR512/16 GB LPDDR5
Sistema operativoOxygenOS 10.5 basado en Android 10One UI 2.0 basado en Android 10
Almacenamiento128/256 GB UFS 3.0128 / 512 GB UFS 3.0 ampliables por micro SD de hasta 1 TB
CámarasTrasera: Sony IMX689 de 48 MP f/1.78 con tamaño de pixel de 1.12 μm, OIS y EIS + “Telefoto” de 8 MP f/2.44 con tamaño de pixel de 1.0 μm, OIS (zoom óptico híbrido de 3 aumentos, digital de 20 aumentos)+ “Ultra Wide” Sony IMX586 de 48 MP f/2.2 con campo de visión de 119,7 º + cámara de filtro de color de 5 MP f/2.4 + Flash LED Dual + Multi Autofocus (PDAF+LAF+CAF)
Frontal: Sony IMX471 de 16 MP f/2.45 con tamaño de pixel de 1.0 μm
Trasera: 108 MP (principal) ƒ/1.8, OIS. 12 MP (gran angular) ƒ/2.2. 48 MP (telefoto) ƒ/3.5, zoom óptico 4X híbrido 10X, digital 100X, OIS. Sensor DepthVision.
Frontal: 40 MP ƒ/2.2
Batería4.510 mAh con carga rápida (Warp Charge 307 de 30W) y carga inalámbrica (Warp Charge 30 Wireless de 30W)5.000 mAh con carga rápida de 45W (cargador de 25W incluido)
Carga inalámbrica
Carga inalámbrica inversa Wireless PowerShare
OtrosAlert Slider, motor de vibración háptico, audio Dolby Atmos, lector de huellas óptico en pantalla, desbloqueo facial, USB 3,1 Tipo C, dual nano SIM, protección IP68Protección IP68, 5G, altavoces estéreo Dolby Atmos Stereo Speaker by AKG, lector de huellas ultrasónico en pantalla
Precio de salidaDesde 909 eurosDesde 1.359 euros

Enorme o gigante, tú eliges

Samsung Galaxy S20 Ultra, trasera

Admítelo, ya no hay vuelta atrás: los móviles de gama alta actuales tienen, y seguirán teniendo un tamaño desmesurado, al menos hasta que los plegables como el Z Flip lleguen a despegar –si es que lo hacen– y sean capaces de ofrecer experiencias de gama alta en un tamaño compacto.

Y por supuesto eso no iba a ser distinto en dos de los móviles de referencia para este 2020. Tanto el Galaxy S20 Ultra como el OnePlus 8 Pro superan los 16,5 centímetros de altura, si bien el modelo de Samsung supera al terminal chino por dos centímetros de altura y dos de anchira, además de ser 0,3 milímetros más grueso.

Si buscas un gama alta compacto, deberías echar un vistazo a otras alternativas.

Eso no es todo: el Galaxy S20 Ultra sigue siendo uno de los móviles más pesados del mercado, con un total de 226 gramos que hace que el OnePlus 8 Pro con sus 199 gramos casi parezca un móvil ligero. Pero no lo es, y me temo que si buscas un gama alta de tamaño compacto, deberías echar un vistazo a otras alternativas.

Dicho esto, también es necesario mencionar que, el hecho de contar con una parte trasera con acabado “mate”, sumado a un cuerpo más estrecho, hacen que el OnePlus 8 Pro sea un terminal más cómodo de sostener y utilizar que el modelo coreano, si bien la suavidad de su parte trasera hace que sea más fácil que se resbale de las manos al utilizarlo. Sea como sea, independientemente del móvil que compres, probablemente sea una buena idea comprar una buena funda.

La magia de los 120 Hz

Samsung Galaxy S20 Ultra, pantalla

Un rasgo que ambos modelos protagonistas de esta comparativa comparten es el hecho de contar con pantallas con una de las mayores frecuencias de refresco que hayamos visto en un móvil hasta la fecha –con permiso del Red Magic 5G de Nubia y sus bestiales 144 Hz–. Con 120 Hz, la sensación de fluidez y suavidad a la hora de utilizar los dispositivos es máxima, y me temo que todo aquel que pruebe un terminal con esta característica lo tendrá difícil para volver atrás.

Y lo será aún más en caso de probar cualquiera de estos dos modelos, pues es muy probable que estemos ante las mejores pantallas incluidas en un móvil tanto en términos de brillo, contraste, interpretación de color y tiempo de respuesta a los toques. De hecho, son pantallas muy similares en todos los aspectos, hasta el punto de hacer prácticamente imposible elegir una u otra basándose simplemente en su desempeño.

No obstante, hay un aspecto que hace que el Galaxy S20 Ultra sume más puntos que su rival en este apartado, y, curiosamente, es el hecho de prescindir de curvas laterales tan pronunciadas como las del OnePlus 8 Pro, que más allá de una estética –en teoría– más moderna, no solo no aporta ningún valor claro, sino que puede llegar a frustrar en cierta medida la experiencia al ser el origen de problemas como toques accidentales sobre los laterales del panel o ciertas aberraciones de color.

Claro que, el OnePlus 8 Pro también trae consigo una ventaja clara, como lo es la capacidad de utilizar la pantalla a su máxima resolución –Quad HD+– en conjunción con su máxima frecuencia de refresco, cosa que, incomprensiblemente, un móvil de casi 1.400 euros como lo es el Galaxy S20 Ultra, no permite.

Más allá de eso, no está de más mencionar que ambos terminales cuentan con un lector de huellas integrado en su pantalla, si bien la tecnología utilizada por cada marca es diferente. El Galaxy S20 Ultra usa un sensor ultrasónico, que sobre el papel debería ofrecer un mejor resultado que el lector óptico del OnePlus 8 Pro, pero que en la práctica solo es ligeramente más rápido, pero más impreciso a la hora de desbloquear.

Qualcomm > Exynos

OnePlus 8 Pro y Galaxy S20 Ultra, pantalla

Cuando miles de personas han pedido a Samsung dejar de usar procesadores Exynos en sus móviles, es por algo. El Qualcomm Snapdragon 865 del OnePlus 8 Pro es superior al chip que monta el modelo de Samsung en términos de eficiencia, que en última instancia se traduce en una mejor autonomía; y también en cuanto a la capacidad de ofrecer un mejor desempeño sin que esto llegue a aumentar en varios grados la temperatura del dispositivo. Las pruebas ya nos lo habían demostrado, y al comparar frente a frente los dos modelos de referencia de cada plataforma.

Por lo demás, es innegable que estamos ante dos bestias en lo relativo a su apartado técnico: 8 o 12 GB de memoria RAM con 128 o 256 GB de almacenamiento para el OnePlus 8 Pro, y 12 o 16 GB junto a 128 o 512 GB para el S20 Ultra, en ambos casos usando tecnología LPDDR5 y UFS 3.0 respectivamente. También encontramos baterías generosas, de 4.510 mAh y 5.000 mAh –aunque ninguno de los dos es ninguna referencia en cuanto a autonomía. El OnePlus por “culpa” de la suma de 120 Hz y Quad HD, y el Galaxy S20 Ultra por su procesador– compatibles con dos de las tecnologías de carga rápida más veloces, y por supuesto compatibilidad con carga inalámbrica Qi.

Ninguno de los dos modelos es un referente en cuanto a autonomía.

Pero la cosa cambia, y mucho, al hablar de software. One UI 2.1 ofrece una experiencia mucho más lejana a lo que conocemos como Android “stock” que la que ofrece OxygenOS. En términos generales, ambas capas de personalización ofrecen un buen funcionamiento, un diseño coherente –aunque muy distinto uno de otro– y un buen número de funciones y herramientas útiles que no encontraríamos en un terminal con un software basado en AOSP sin ningún tipo de añadido.

Ambas capas tienen sus ventajas y desventajas, y me temo que aquí la elección de una u otra capa se reduce a preferencias personales. Personalmente, por ofrecer una experiencia a la versión más “limpia” de Android, y por el hecho de llevar un mejor recorrido en lo relativo a actualizaciones y soporte, OxygenOS es el software por el que apostaría mi dinero.

¿Qué hay de las cámaras?

OnePlus 8 Pro

Llegamos al último apartado de esta comparativa, el de la experiencia fotográfica. Conociendo a ambas compañías no debería ser difícil deducir cuál será el dispositivo con las mejores cámaras de los dos. ¿No? Al fin y al cabo, OnePlus es conocida por recortar en el apartado fotográfico de sus móviles para poder ofrecer un mejor resultado en el resto de áreas, mientras Samsung, aún con sus problemas, ha sido capaz de mantenerse en la lucha con los mejores exponentes fotográficos a lo largo de los años.

Pero, sorprendentemente, parece que las reglas han cambiado. Este año, el OnePlus 8 Pro ya no ofrece un resultado fotográfico tan mediocre como los modelos anteriores de la marca, sino que en la mayoría de escenas, las cámaras del dispositivo son capaces de generar fantásticas capturas, que llegan a superar en determinadas situaciones al modelo de Samsung. Una imagen vale más que mil palabras, y veinte imágenes, aún más:

Además de la paridad en los resultados que ofrecen ambas cámaras, es necesario tener en cuenta que, desde su lanzamiento, el Galaxy S20 Ultra sufre de problemas de enfoque al utilizar su sensor principal de 108 megapíxeles. Además, el modo noche de OnePlus parece ofrecer un mejor resultado en cuanto a la captura de detalle en situaciones de iluminación escasa, y al preservar un balance de blancos más cercano al de la escena.

Aún así, hay aspectos en los que el Galaxy S20 Ultra es claramente superior. Es el caso de los selfies, donde el OnePlus 8 Pro sin duda palidece al enfrentarse al gran sensor frontal de 40 megapíxeles del Galaxy S20 Ultra; o al capturar vídeo. También ofrece un mejor resultado al capturar imágenes con zoom hasta los 10 aumentos gracias al sistema de tipo “periscopio” que integra en su gigantesco módulo fotográfico.

Precio y dónde comprar

Por primera vez en su historia, OnePlus ha sido capaz de dejar atrás los compromisos que sus modelos llevaban arrastrando desde hace años y ofrecer un teléfono que lo tiene absolutamente todo. Desde la ya clásica potencia extrema característica de la compañía, hasta un sistema fotográfico que, esta vez sí, es capaz de ofrecer resultados de primer nivel.

Samsung, por su parte, en cierto modo ha llegado a atragantarse con su propia ambición al intentar crear el teléfono más avanzado del mercado, cometiendo errores –principalmente en lo relativo al apartado fotográfico– que no parecen dignos del que debería ser el mejor smartphone Android de todo 2020.

Está claro que ambos son fantásticos dispositivos, cada uno de ellos con sus ventajas y desventajas. No obstante, son tantas las semejanzas existentes entre ellos, que la diferencia de 450 euros de la que hablaba al inicio de la comparativa se vuelve especialmente difícil de justificar.

Únete a nuestro canal de Telegram para estar al tanto de todas las últimas horas de Android. Si lo prefieres, también puedes segurinos en Instagram.

Sigue a Andro4all

Archivado en Comparativas de móviles, Móviles, OnePlus, Samsung
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

Otras webs de Difoosion